miércoles, agosto 03, 2011

Mi guru no es un borracho


por Radha Krishna das

En una reciente nota, su autor --Hrisikesh das-- se preguntaba si la actitud sorda de los devotos se debía a las mismas enseñanzas de Srila Prabhupada, las cuales sostienen que el guru está más allá de todo cuestionamiento. Hrisikesh cita directamente a Srila Prabhupada para sustentar su observación:

"El devoto no se debe perturbar por las actividades de su maestro espiritual, y no debe tratar de criticarlo. El devoto debe tener la firme convicción de que el maestro espiritual no puede ser sujeto de críticas ni debe ser considerado una persona ordinaria. Incluso si parece haber una discrepancia conforme a la visión imperfecta del devoto, el devoto debe estar firmemente convencido de que incluso si su maestro espiritual va a una licorería, no es un borracho; mas bien, tiene alguna razón para estar allí". (Caitanya- caritamrta, Antya 3.11, significado.)

En efecto, esta cita puede interpretarse como: "No importa lo que haga mi guru, no puedo criticarlo porque no es una persona ordinaria. Si veo algo anormal en él, es debido a mi propia visión imperfecta". Estás en un dilema. Si observas discrepancias en tu guru, el texto anterior indica que el problema es contigo, debido a tu visión defectuosa. El texto no le atribuye ninguna responsabilidad al guru por sus actos, sino a ti por malentenderlos. Él es el guru, y punto.

Y la cita anterior no es la única que exalta incondicionalmente al guru. Las glorias del guru se encuentran plasmadas a todo lo largo y ancho de las sastras. Presentamos a continuación más citas --una muestra de las incontables referencias existentes-- que confirman la autoridad del guru, y nos dejan ver que no solo Srila Prabhupada dice esto, sino que este concepto corresponde al pensamiento de toda la cultura védica y vaisnava que él representa:

"Trata de aprender la verdad acercándote a un maestro espiritual. Hazle preguntas en forma sumisa y préstale servicio. El alma autorrealizada puede impartirte conocimiento porque ha visto la verdad". (Palabras de Krishna, Bg. 4.34)

"Uno debe considerar al acharya como si fuera Yo mismo, y nunca faltarle el respeto de ninguna manera. Uno no debe tener envidia de él, creyendo que es una persona ordinaria, pues es el representante de todos los semidioses". (Krishna a Uddhava, en S.Bhag., 11.17.27)

"El maestro espiritual debe recibir tantos honores como el Señor Supremo, por ser el servidor más confidencial del Señor. Esto lo reconocen todas las escrituras reveladas y lo siguen todas las autoridades. Por tanto, ofrezco mis respetuosas reverencias a los pies de loto de tal maestro espiritual, quien es un representante fidedigno de Sri Hari [Krsna]". (Sri Sri Gurvastakam, de Srila Vishvanatha Chakravarti Thakura, 7.)

Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati incluso comentó lo siguiente: "El Señor Nityananda y los Sri Sri Guru-Vaisnavas, que son idénticos con Nityananda, son tan venerables por todos que incluso si los observamos haciendo una acción abominable con nuestra visión externa engañada por Maya, aun así la supremacía y respetabilidad universal de ellos permanece intacta eternamente. Es una ofensa grave considerar que son pecaminosos al juzgar su conducta aparente con nuestra visión mundana". (Comentario Gaudiya Basya del verso Antya, 7-23, del Caitanya-Bhagavata.)

"...no debes tratar de especular sobre el nivel de conciencia del devoto puro del Señor. En la condición material de vida, la conciencia de la entidad viviente está cubierta en varios grados por la energía material en la forma de un cuerpo sensual y una mente sutil. Pero la conciencia del devoto puro no está limitada por la influencia de maya, entonces no debe especularse así". (Srila Prabhupada, Bombay, carta a Damodara, Nov. 29, 1970.)

Con esa carga de declaraciones que exaltan la posición del guru, algunas de ellas incluso exculpándolo de todo mal posible, ya no vas a atreverte a hablar mal de él, dudar de sus atributos, o cuestionarlo por cualquier discrepancia que percibas. Después de todo, como dejan ver las citas antes referidas, tú mismo eres el problema, debido a tu visión imperfecta.

Además, si dudas de la autenticidad del guru sufrirás tremendas reacciones karmáticas, por ser tan malagradecido y vil. Y lo mismo le ocurrirá a terceros, como los blasfemos de El Tambor Rugiente, que no puedan apreciar las glorias de tu guru, y se atrevan a criticar su conducta personal, sus enseñanzas o sus actividades proselitistas.

¿Pero son realmente así las cosas? No.

Aunque las citas presentadas arriba son ciertas y representan la doctrina vaisnava, hay un punto que frecuentemente se omite. Antes de poder etiquetar a alguien como guru, debemos corroborar sus cualidades, y estar seguros que está a la altura de un guru auténtico.

En otras palabras, para que podamos considerar a alguien como guru, primero debemos verificar que sea un verdadero guru. Por tal motivo, en la nota anterior, Srila Bhaktivinoda Thakura instruye esto:

"El Señor Se revela ante el estudiante serio en la forma de un maestro que lo pueda rescatar. Es bueno sentir un gran deseo de tener un maestro, pero es erróneo aceptar a cualquier persona solo para satisfacer los deseos propios. El maestro genuino llegará ante cualquiera que esté buscando sinceramente, pero antes de que el estudiante acepte al maestro, deberá también examinarlo durante un año. Sin un examen, la relación maestro-estudiante solo es una perturbación". (Énfasis añadido.)

Lo anterior es de fundamental importancia. Si uno no sabe, con el respaldo de las Escrituras, quién es un guru, seguramente aceptará "a cualquier persona solo para satisfacer los deseos propios". Serán los deseos propios, las expectativas falsas, las ilusiones absurdas, la conciencia de borrego, la actitud de cómplice, y --por encima de todo-- la ignorancia, los que determinarán cómo selecciona al supuesto guru.

Hay una observación muy acertada de Kundali das en sus libros. Dice él que a los devotos de la época posterior a Srila Prabhupada, no se les enseñó a reconocer y seleccionar un guru. Simplemente se les indicó quién era el "guru", y ellos se fueron corriendo detrás de él.

Esto es totalmente cierto. En el caso de Iskcon, luego de la desaparición de Srila Prabhupada, a los recién llegados solo se les informó quién era el acharya sucesor que les correspondía. Sin embargo, no se estableció ningún proceso para educarlos en forma imparcial y objetiva a que aprendieran a reconocer a un guru genuino. Lo único que se hizo fue armar una gigantesca campaña publicitaria para doblegar conciencias sobre la autenticidad de estos individuos.

El resultado fue un fiasco, pues se dieron miles de iniciaciones, y luego prácticamente todos los "acharyas" tuvieron caídas aparatosas que causaron una decepción profunda en los estudiantes, quienes se dieron cuenta que habían recibido iniciación de indignos representantes de la verdad Absoluta. Ese problema continúa en la institución en la actualidad, pues nombra a sus gurus a través de un sistema de votos y no objeciones.

Tenemos entonces una institución que promueve gurus sin que el discípulo potencial haga una reflexión profunda de si son genuinos. Solo le toca escuchar la propaganda institucional sobre el "guru", participar en la inercia y expectativas existentes sobre él, y entre más ciega y sentimental sea su actitud más será aceptado y retribuido. ¿Cuándo han visto que alguien haya sido rechazado para iniciación por sentimental, zalamero, ignorante y mandilón? Nunca. Al contrario, esas cualidades pueden suplir defectos como no cantar las rondas ni seguir los cuatro principios.

Es más, siempre que ha existido suficiente evidencia de que alguno de esos gurus no es genuino, invariablemente la institución ha negado los hechos, ocultado la información y maquillado la realidad, para tratar de perpetuar una falsedad y promover el engaño.

Algo parecido ocurre en Vrinda. Se atrae al público con una serie de programas y eventos externamente interesantes, y se le informa la existencia del Fundador Acharya, quien es el Guru del Amor y una Divina Gracia. Pero no hay ninguna profundidad ni reflexión sobre la naturaleza del guru ni los requsitos que éste debe cumplir. ¡Qué decir de observarlo y evaluarlo durante un buen tiempo, como indica Srila Bhaktivinoda Thakura, para que madure esa comprensión!

¿Qué debemos buscar en el guru a partir del examen que hagamos de él? En las mismas citas presentadas al inicio de esta nota aparecen los requisitos para poder reconocer a un maestro auténtico:

1
Que sea una alma autorrealizada. Esto es vivir conforme a su naturaleza espiritual original. En consecuencia, no puede ser guru alguien identificado con posesiones materiales, arrogancia, apegos, amigos y enemigos, y todo aquello que sea un reflejo de una conciencia material.

2
Que haya visto la Verdad. El que ha visto la Verdad no puede vivir en medio de mentiras, ni mentir, ni condonar mentiras, ni ayudar a perpetuar un sistema de mentiras, ni tratar de ofrecer manifestaciones de maya como si fueran la Verdad.

3
Que sea Acharya. Acharya es el que enseña con el ejemplo --con el ejemplo de maestro ideal. En consecuencia, no puede ser acharya alguien que se relaciona sueltamente con mujeres, que tiene costumbres mundanas, que busca una educación mundana, que no puede ni cantar bien sus rondas, y que prefiere el principio de "Haz lo que digo, no lo que hago".

4
Que no sea una persona ordinaria. El vaisnavismo contemporáneo está plagado de kanistha adhikaris que se presentan como gurus calificados. Son personas con tendencias y preferencias totalmente ordinarias. Por tal motivo los vemos estudiando carreras universitarias, teniendo novias, abrazando a sus seguidoras, escribiendo obras mundanas o con apenas una pizca de devoción, promoviendo programas mundanos ajenos a la conciencia de Krishna pura, volviéndose artistas plásticos mediocres, y ensimismados en otras actividades que los hacen verse precisamente como lo que son: Personas ordinarias.

5
Que sea el servidor más confidencial del Señor. El servidor más confidencial del Señor solo tiene a Krishna en la mente. No tiene dificultad para cantar sus rondas pues el nombre de su Señor está todo el tiempo en sus labios, solo quiere saber sobre Krishna y no sobre temas mundanos y conocimiento material, solo tiene tiempo para servir a Krishna a expensas de intereses personales mundanos, etc.

6
Que sea idéntico con Nityananda Prabhu. Si Nityananda Prabhu es identificado con el canto del Mahamantra y la distribución impoluta de las glorias de Sri Caitanaya, el guru auténtico es igual. Si vemos a un supuesto guru especulando sobre la manera de predicar y llevando a cabo actividades que no denoten identidad con Nityananda Prabhu, sabremos que es un guru falso.

En consecuencia, podemos aceptar como guru solo a alguien que demuestre las cualidades de guru. No es cosa de etiquetar a alguien como guru y después exigir que todos lo traten como tal, al amparo de la etiqueta que le colocamos.

Cuando en la cita al principio de esta nota Srila Prabhupada dice "el devoto debe estar firmemente convencido de que incluso si su maestro espiritual va a una licorería, no es un borracho", esto es porque se supone que su maestro espiritual no es un borracho. Quizá entró a la licorería para usar los servicios sanitarios, o para ayudar a alguien.

Pero, ¿qué tal si tu guru va todos los días a la licorería y sale ebrio a media noche? ¿Seguirás pensando que no es un borracho, a pesar de verlo arrastrándose en la calle, solo porque Srila Prabhupada dice que el maestro espiritual no es un borracho?

Ese es el dilema que enfrentaron los discípulos de Hansadutta al verlo ingerir alcohol día tras día. Trataron de excusarlo diciendo que bebía un jarabe para la tos y que, aunque lo veían entrar a la licorería, Srila Prabhupada había dicho que el guru "no es un borracho".

Lo mismo ocurre con los gurus que han tenido deslices con mujeres y que lo niegan a pesar de que todos los han visto. Y ese es también el caso de los pederastas, los depredadores homosexuales, los que no cantan sus rondas, los que buscan una educación mundana, los que acumulan propiedades, etc. Son todos unos neófitos materialistas a los que se les ha puesto el letrero de "guru", para después exigir que se les obedezca sin cuestionamiento alguno. Eso es una farsa y una bajeza de proporciones colosales... y por desgracia es la norma en varias organizaciones que presumen representar a Srila Prabhupada y al parampara.

Aquí en El Tambor no tenemos empacho en llamarle "Borracho" al borracho, "Cariñosito" al que se le arrima a las matajis, "Galán" al sannyasi que se deleita en la compañía de mujeres, "Materialista" al supuesto sannyasi que tenga la más mínima propiedad personal, "Pinochopada" al mentiroso", "Tontín" al inepto, "Caído" al caído, "Sanguijuela" al que busca vivir a expensas de los demás, etc. Eso es lo que son. No son gurus calificados más allá de todo cuestionamiento. Son farsantes que se revuelcan en el lodo de la existencia material de formas tanto burdas como sutiles, pero que no poseen lo indispensable para ser llamados "guru" y ser aceptados más allá de todo cuestionamiento.

5 comentarios:

Gourasundara Das dijo...

Hare Krishna.
TLGASP. PFAMHR.

Muy buen artículo prabhu Radha Krishna Das, parece que ahora sí estamos dando en el clavo. La cuestion del guru tattva es que todos hemos servido a Srila Prabhupada y cumplido los requisitos de Srila Prabhupada por lo tanto no podemos ser considerados más que discípulos de Srila Prabhupada. Además los pseudo gurus solo han fungido como instructores políticos y unos vivos. Cuando nos iniciamos fue más por cumplir con la institución que nos estaba dando a Srila Prabhupada que cualquier otra cosa. Pero nunca para aceptar con guía espiritual a esos engañadores. Hoy en día el presidente del templo y el equipo de yes-man reciben sueldo, lo que significa que Iskcon no es más que una franquicia.

Jagadananda Dasa dijo...

¡Hare Krishna!

Prabhu Radha Krishna, inmejorable artículo. Al fin se comienza a discernir en estos temas tan manipulados por los "caraduras" que se autodenominan Gurus... Te agradezco tanta CLARIDAD Prabhu, de corazón, esto si lo podemos VALORAR BIEN es sencillamente NÉCTAR, es LUZ en algo que siempre ha sido MANIPULADO. ¡Gracias una vez más!


Jagadananda.

perroflaco35 dijo...

SINDHU por favor vean este negocio redondo como el dueno mismo!!!

http://yoquieroservirmejor.blogspot.com/p/se-busca.html

Q LAMENTABLE!!!

perroflaco35 dijo...

SINDHU http://yoquieroservirmejor.blogspot.com/p/se-busca.html
AQUI VEMOS AL EX SANYAS MUNI MAHARAJ AAHORA SANDIPANI BUSCANDO DEVOTAS JOVENES PARA RELACIONARSE CON EXTRANJEROS Y DE PASO CON EL TB Q MISERABLES SON !!

Bhagavat Purana dijo...

Todas las glorias a Srila PRabhupada!! y al Tambor por supuesto! por que cada vez me abren mas los ojos y los oídos. Por fin este dilema del guru tattva se ha clarificado. Todo está en "dar" con el guru cualificado, autorrealizado, si no no hay nada. ESte post debemos difundirlo entre la gente en general, por medio de otros blogs y revistas. Yo quiero hacer un blog con este post exclusivametne, que nombre le quedaría bien?
"Cómo reconocer a un guru genuino"
"Cualidades de un guru autorrealizado"... No se, a ver si alguien me ayuda a pensarlo. Pero es necesario ayudar a los buscadores. Gracias prabhu RAdha Krishna y a todos del Tambor R.