jueves, agosto 11, 2011

Bishnu Swami en México: Parte 1


por Astika das

En su apretada gira de prédica por México, Maharaj Bishnu visitó cuatro días la ciudad de Monterrey, donde yo me hallaba en un viaje de negocios. Antes, ya lo había visto en casa de Durlabha Prabhu, un día después de su arribo a la ciudad de México.

La última visita de Maharaja Bishnu a este país fue en 2009. En esa ocasión tuve oportunidad de asistirlo durante varios días en Monterrey. En esa ocasión le programé, en dos o tres días, eventos de prédica en varios lugares importantes de Monterrey. Asimismo le conseguí entrevistas de radio y T.V. No es fácil conseguir estos eventos, pero gracias a ciertos contactos que tengo se hicieron posibles.

Cuando estudiaba en el TEC de Monterrey, en la década de los sesentas del siglo pasado, había una gran inquietud estudiantil mundial. Para no quedarnos atrás, inicié en el TEC un periodiquito, El Quijote, que alborotó completamente el gallinero de Monterrey. Un amigo de aquellos tiempos me acaba de informar que alguien ya subió al internet todos los números del Quijote que fueron publicados.

Mi participación en El Quijote me permitió conocer a algunos líderes del ambiente artístico y político de Monterrey, muchos de los cuales siguen teniendo influencia en la ciudad. Gracias a ello pude organizar los programas para Bishnu Swami.

LA CONCIENCIA DE KRISHNA EN MONTERREY

Primero contacté a una amiga que tiene una galería de arte y es conocida como una de las promotoras artísticas más importantes de Monterrey. Su esposo es amigo mío desde hace cuarenta años. Es columnista, y sus libros impugnan a la burguesía de Monterrey. Cuando le pedí ayuda a ella para presentar a Bishnu Swami, me mandó con la directora de la Casa de la Cultura. Normalmente toma meses y hasta años reservar espacio en este importante foro, pero gracias a mis conocidos lo conseguí el mismo día que lo solicité.

Luego hablé por teléfono con una antigua colaboradora de El Quijote, quien es una de las principales gurus culturales de Monterrey, y escribe en el periódico más importante de Monterrey. Ella me puso en contacto con la directora de un centro de yoga, cuya sede está cerca del TEC de Monterrey.

También me comuniqué con un decano y profesor emérito del TEC quien colabora en varios periódicos y fue rector universitario. Su hijo es líder de una agrupación numerosa de industriales de la ciudad. El profesor me hizo favor de ponerme en contacto con quien preside un centro cultural de los Jesuitas. La directora del centro me informó que la función no podía ser gratuita, y fijamos una cuota de recuperación de 20 pesos (1.60 dólares). A pesar del cobro en cada una de las cuatro conferencias qeu dictó Maharaj Bishnu, la sala principal estuvo abarrotada todo el tiempo . Eso nos permitió ofrecerle un donativo al Swami. En resumidas cuentas, tuvmos muchas actividades para Bishnu Swami en esa ocasión.

¿INCONSCIENCIA DE KRISHNA?

Aunque creo que el balance final de esos eventos fue muy positivo, me pregunto por qué los devotos que coordinan la presente visita de Bishnu Maharaja a México no se comunicaron conmigo para que organizáramos nuevos programas tanto en el DF como en Monterrey. En particular hubiera sido bueno que Durlabha Prabhu me hubiera informado para ponernos de acuerdo para organizar unos buenos programas para el Maharaja. Seguro que él y otros devotos han hechos varios gastos y un gran esfuerzo para hacer posible su visita, y a mi criterio deberíamos aprovechar al máximo todas las posibilidades para predicar.

Cuando le dije por teléfono a mi esposa --la legendaria Bimala devi dasi, como acertadamente le llama R.K.-- que “estoy feliz en Monterrey escuchando las conferencias de Bishnu Swami y pienso escribir acerca de ello”, ella me respondió sin tener la más remota idea acerca de lo que yo iba a escribir: “No vaya a hablar mal de Maharaj Bishnu, pues si lo hace nuestra hija Yogamaya ya no podrá visitar la casa de Durlabha Prabhu, y ese es el único templo que puede visitar, pues por sus escritos ya no la dejan entrar ni a ISKCON ni a Vrinda.”

Pero, ¿debería quedarme callado ante tanta torpeza que impide florecer al movimiento de SKT que inicio mi maestro espiritual? De todos modos, ¿qué tan edificante es el ambiente en esos programas? En otras ocasiones he mencionado que guardar silencio ante tanta atrocidad no es síntoma de humildad, sino de cobardía. Srila Prabhupada nos pidió a sus discípulos que habláramos acerca de nuestras propias realizaciones y no de las de él, pues esas ya son conocidas por todo el mundo. Él pidió que hablemos de nuestras realizaciones personales para que los lectores se enteren si hemos aprendido algo de lo que él nos enseñó.

EN LA OBRERO POPULAR

A pesar de que nadie me invitó a la primera conferencia de Vishnu Swami en la casa de Durlabha Prabhu, asistí pues sentía un fuerte deseo de asociarme con un sadhu auténtico. Mi esposa y mi hija llegaron por su cuenta. El saloncito donde está ubicado el templo, en el tercer piso de la casa de Durlabha Prabhu, estaba completamente abarrotado. Salvo por dos o tres devotos que conocía desde que viví en ISKCON hace como treinta años, la mayoría de la audiencia me resultaba completamente desconocida, y viceversa. Nadie me ofreció un tapete o cojín donde sentarme, y mis viejos huesos tuvieron que acostumbrarse al frío piso. Debo aclarar que no estoy exigiendo respeto, pero sí es un hecho que un proceso tan personal como el bhakti a veces se convierte en una función medio impersonal y desaparecen normas elementales de etiqueta.

Aunque la cita era a las 6 PM, hasta las 7:30 PM se apareció la plana mayor. Estaba formada por el recién desempacado Bishnu Swami, un sannyasi australiano de Vrinda, mi amigo Laksmi Pati, y --last but not least-- Durlabha Prabhu. La audiencia prorrumpió en gritos de éxtasis, ¡HARI BOOOL! ¡GOURA PREMANANDE! ¡HARI HARI BOOOOL! Maharaj Bishnu caminó entre la multitud extática, se acercó hasta donde yo me encontraba, me abrazó, y en forma muy íntima me dijo: “Me he acordado mucho de ti.”

PRÉDICA MARAVILLOSA PARA SANNYASIS

La humildad, la sencillez y la sabiduría de Maharaj Bishnu demuestran que nos encontramos ante alguien que en realidad está lamiendo la miel, y no solamente el exterior de la botella de miel de la conciencia de Krishna. Yo disfruto intensamente sus clases, pero pienso que el nivel de esas clases es para quienes ya cuentan con mayor entendimiento de la filosofía y no para la caterva de jovencitos que esa noche abarrotaba el templito de la Colonia Obrero Popular.

A pesar de que la joven audiencia disfrute los relatos del swami acerca de la vida de renunciación, es muy probable que en el futuro inmediato se casen, y estén obligados a formar un hogar, chambear duro, y educar a su progenie. Recuerdo que en una ocasión el tristemente célebre Hridayananda das Goswami, durante una conferencia en ISKCON dijo: “Si no se casan es que son homosexuales.” No es que él no creyera en la importancia de la orden de sannyasa, pero sabía por experiencia que en esta época la orden de sannyasa es una excepción, y que todos esos jovencitos acabarían casándose, varias veces en el peor de los casos. Srila Prabhupada estableció programas para que los devotos se conviertan en buenos padres de familia, en buenos ciudadanos. La conciencia de Krishna no es un club de brahmacaries; es una organización en la que participan casados, estudiantes célibes, vanaprastas y sannyasis.

ALGUNAS REVELACIONES ACERCA DE BISHNU SWAMI

A pesar de que este año los programas de Monterrey no fueron tan elaborados como los de hace dos años, Bishnu Swami se veía satisfecho con lo que le organizaron los devotos locales. Hubo una conferencia en la casa del secretario de asuntos religiosos de Nuevo León. También hubieron actividades devocionales en la casa de su discípula, la madre Yasoda devi dasi, que está ubicada en un barrio modesto del poniente de la ciudad.

La noche antes de salir rumbo a Zacatecas, Maharaj le habló a los devotos de la necesidad de no pelearse entre ellos, sino de ser amorosos. Mas eso es prácticamente imposible, pues la mayoría de los devotos son neófitos. Los devotos se mostraban muy entusiastas, y entre sus planes está conquistar la ciudad de Monterrey. Pero esto está muy fuera de la realidad, pues el mandir está formado por jóvenes inexpertos que todavía ni conocen los textos de Srila Prabhupada.

Por otra parte, en el altar del templo hay una mezcolanza de Deidades que incluyen a la Virgen de Guadalupe, Cristo y Paramahansa Yogananda. En Monterrey deben haber miles de personas con títulos de doctor, ya sea en filosofía, sociología, química, etc. Es una de las ciudades más poderosas y educadas del país, y en consecuencia es probable que ese público exigente no se deje impresionar tan fácilmente.

La madre Yasoda todavía está aprendiendo a pronunciar correctamente "Bhagavad-gita". “¿Cómo se dice, 'Bhagavata' qué?, el libro que dice que debemos predicar, maharajá". “El Bhagavad-gita" --responde el Maharaja. “Ahhh, ese libro que no me puedo aprender --continúa la mataji Yasoda--, pero con un rayito de la misericordia de Krishna, vamos a convencer a la gente”.

EL MOVIMIENTO HARE KRISHNA EN EUROPA

Bishnu Maharaj nos pidió a Sayan Maharaj y a mí que comiéramos prasad en su mesa. Mientras comíamos, Bishnu Swami nos comentó que en los principales periódicos de Europa, diariamente se publican denuncias contra el movimiento Hare Krishna. “En Alemania --señala enfáticamente el Swami-- está prohibido el movimiento Hare Krishna. Los medios de comunicación de Europa dicen que el movimiento Hare Krishna es una secta peligrosa.”

Al día siguiente, Maharaj Bishnu saldría hacia Zacatecas, y dejaría completamente solos a los devotos de Monterrey. Cuando uno de ellos le preguntó que a quién podían recurrir cuando él ya no estuviera en Monterrey, Maharaj le contestó: “Pueden consultar a los devotos mayores.” Sin embargo, no supimos a qué devotos mayores se refería. Probablemente no se estaba refiriendo a Sajjan Maharaj, quien aunque vive en Monterrey se encuentra alejado de las prácticas decionales.

LA TRAGEDIA DE SAJJAN MAHARAJA

Sajjan Maharaj se encuentra devastado desde que hace nueve años su asociado y casi discípulo Dina Dayal fue internado en el penal de Cadereyta, Nuevo León, al ser declarado culpable de violar a una niña de nueve años, que además era su hijastra.

Sajjan Maharaja. Imagen reciente.

Poco antes de que Dina Dayal fuera sentenciado a 40 años de prisión, Sajjan Maharaj me llamó para suplicarme que le prestara sesenta mil pesos (cinco mil dólares) para comprar al juez. Yo le respondí que no tenía ese dinero, lo cual era cierto. Sin embargo, ¿era recto hacerlo considerando la gravedad del delito y el continuo peligro que esta persona podría representar para la sociedad?

Sajjan Maharaj considera que Dina Dayal es inocente, y hasta santo. Cuando el Maharaj daba las clases del Srimad Bhagavatam en ISKCON, decía que en los reclusorios todos los reos van a declarar que son inocentes, y que están en la cárcel por un error. En la actualidad él hace lo mismo, pues afirma que la justicia se equivocó con Dina Dayal.

NECTAR PARA SAJJAN MAHARAJ

Sayan Maharaj me dijo en forma confidencial: “Estoy enterado que R.K. y tú están escribiendo en El Tambor. Me gustaría que leyeras algo de lo que Dina Dayal está escribiendo en la cárcel". Al día siguiente llegó con cuatro cuartillas; en cada una de ellas Dina Dayal había desarrollado brevemente un pensamiento, como “La pluma, el papel, y yo.” Maharaj comenzó a leer emocionado: “He cruzado mares, cielos, montañas y tierras muy, muy lejanas, allá donde la imaginación desconoce su límite….”.

Yo pensé que el Maharaja leería solamente un párrafo, pero estaba tan emocionado que no podía dejar de leer. Mostraba tanto fervor que parecía estar leyendo algún escrito de Bhaktivinoda Thakura. A pesar de que estaba haciendo un gran esfuerzo, pues la luz era muy tenue, no podía parar de leer los pensamientos de su pupilo. Le temblaban de emoción las manos que sostenían la cuartilla que pergeñaban los pensamientos de Dina Dayal.

Yo nunca le pregunté cómo se hallaba Dina Dayal, porque en una ocasión ya me había informado: “La sicóloga del reclusorio de Cadereyta dice que Dina es un gran sicólogo, un maestro consumado. Se dedica a predicar adentro de la prisión". A mí me dio mucha ternura ver así a Sajjan Maharaj. Solamente un milagro podía sacarlo del aislamiento en que se encuentra desde que Dina Dayal cayó a la cárcel. Y ese milagro podría serlo la presencia de Bishnu Swami en Monterrey.

11 comentarios:

La Voz dijo...

Pues no te creas, yo también tengo muchos contactos muy bien puestos aquí y acullá y con toda clase de gentes importantes y poderosas, y gracias a mí, modestia aparte, les he ayudado a iluminar sus vidas. Soy electricista desde hace 40 años!

Bhagavat Purana dijo...

Disculpeme prabhu Astika que le pregunte, quién Bishnu Swami? es un discípulo de Srila Prabhupada? Ando perdido, estuve buscando en google y solo encontre fotos de un hatha yogui :) bueno, si no es molestia yo estoy interesado en ir conociendo a todos los swamis "buenos y malos". Gracias.

Radha Krishna das dijo...

Para Bhagavat Purana:
Toda la información sobre Bishnu Maharaja disponible en El Tambor la encontrarás seleccionando la etiqueta de "BV Bishnu Swami" en la barra lateral derecha de Etiquetas en la pantalla de El Tambor.

haripadre dijo...

Bien por Astika y sus contactos pues asi purga un poco los pecados de tanta criticadera, jjejejee, Bimala debe andar pegando el grito en el cielo y agradeciendole a Nirsimhadev por la iluminaciòn a su ilustre marido. Por lo que respecta a la orgaizaciòn siempre ha sido un desastre pues si en casa de Durlabha no pueden poner horarios para el programa pues que decir en una ciudad tan distante como Monterrey. Esas cosas son las que han frenado el movimiento y seguiràn haciendolo pues esta gente no tienen ni para cuando corregirse. El tercer punto, lo de Dina Dayal pues me recuerda el caso de mi paisano Antarjami quien purgo condena en Los Angeles pro delitos contra la salud y actualmente lidera el grupo que dice representar al Math en Caracas, Vzla., secundado por secuaces como Purujit y otras joyas preciosas del vainsvavismo caraqueño. Sajjan Maharaj pierde su tiempo y no aprende, incluso ya es una tarugada que insista en llamarse Sajjan maharaj pues no tiene como sostenerse en una posicion que abandonò hace años.

astika das dijo...

Para Bhagavat Purana, como aconseja en su comentario R.K. marqué en la etiqueta Bishnu Swami para ver qué decía ahí pero no encontré nada; probablemente eso se deba a mi impericia electrónica. Sin embargo, la pregunta de Bhagavat Purana me inquieto mucho pues a pesar de que mi artículo sobre Bhisnu Swami en México parte 1 es muy largo el lector en realidad no se entera quién es Bishnu Swami. En síntesis: Bishnu Swami pertenece a la Sri Krishna Chaitanya Mission, misión que dirigió hasta hace poco tiempo, Su Divina Gracia Srila Bhakti Vaibhava Puri Goswami Maharaj. Al terminar sus pasatiempos terrenales, Bhakti Vaibhava Puri Gowami dejó a tres de sus discípulos como gurus iniciadores, acaryas, de su misión, y Bishnu Swami es uno de ellos. Su nombramiento quedó estipulado en un documento, y posteriormente fue ratificado en una reunión celebrada recientemente por los líderes de la Sri Krishna Chaitanya Mission. Sin embargo, creo que es importante explicar por qué algunos discípulos de Srila Prabhupada aceptamos a él y no a muchos otros gurus como siksa guru, también es importante explicar que a pesar de ser un sadhu auténtico no conoce como conocía Srila Prabhupada la naturaleza de los occidentales. Eso no impide que sea auténtico,y que sea confiable como guru, sin embargo, no es un estratega como lo era Srila Prabhupada por lo tanto su prédica no tendrá efectos masivos como sí los tuvo la prédica de Srila Prabhupada. El es el vicepresidente de la World Vaisanava Asociation (Asociación Mundial de Vaisnavas), cuyo secretario es Paramadwaiti Swami. Esto en vez de simplificar la cuestión la complica. Tu pregunta me ha inspirado a escribir una nota no tan autobiográfica como la anterior sino más aclaratoria de quién es él, y si es recomendable como guru iniciador. Espero que R.K., el editor en jefe del Tambor, apruebe el proyecto. Haribol

Radha Krishna das dijo...

Para Astika:
Pues ya te tardaste en mandar a la redacción de El Tambor esa nota explicativa adicional sobre Bishnu Maharaja.
Esta será muy importante pues explicará cómo alguien puede en lo personal ser diáfano e impecable en el sentido vaisnava, aunque en un plano institucipnal y estratégico no tenga mucha proyección.

Radha Krishna das dijo...

Por cierto, señalé la etiqueta "BV Bishnu Swami" y aparecieron cinco notas en las que el Maharaja aparece etiquetado.

Radha Krishna das dijo...

El resultado de la búsqueda es este:

http://eltamborrugiente.blogspot.com/search/label/BV%20Bishnu%20Swami

Bhagavat Purana dijo...

Gracias a prabhu Astika y a prabhu Radha Krishna por sus notas aclaratorias. Muy bueno saber que existen en la actualidad gurus vaisnavas de pura sepa, quiero decir, auténticos. Encontré las notas que aparecieron sobre Maharaj Bishnu aqui en el Tambor, con una foto de él. Me faltó empezar mi búsqueda por aquí. Pero ahora estoy bien informado. Gracias a los dos. Todas las glorias al Tambor de Prabhupada!

Johann Wayner dijo...

Bishnu Swami estuvo en Costa Rica en 2001 y... ni fu, ni fa... Simplemente es uno más del montón... Tal vez dedica un poco más de tiempo a dibujar su tilak en la frente, pero eso NO lo convierte en Maestro.

astika das dijo...

Querido Johann, tu comentario me obliga aún más a escribir acerca de Bhisnu Swami, pues en realidad no acepto tu declaración de que sea un guru más del montón. Para empezar ¿a qué montón te refieres? No pertenece al montón de ISKCON, y ese es el montón que mejor conocemos nosotros. Con respecto a ese montón, Bishnu Swami es diferente en cuanto no hay hipocresía en su comportamiento; él es de una sola pieza. Probablemente eso se deba a que el nació de padres muy humildes, creo que pescadores, en Mayapur India, o sea que él no adoptó el vaisnavismo, como es nuestro caso. El es un vaisnava natural; sin embargo, a diferencia de Srila Prabhupada, él no conoce a profundidad la perversidad de la naturaleza occidental como la conocía Srila Prabhupada. Me siento obligado a narrar las experiencias que he tenido con él para que los lectores del Tambor saquen sus propias conclusiones. El es esencialmente un devoto de Krishna pero eso no necesariamente lo autoriza como el líder carismático que era Srila Prabhupada.