martes, marzo 31, 2009

GBC, Resoluciones 2009

por Radha Krishna das

Han empezado a circular por la internet las Resoluciones de la GBC de 2009, fruto de su reunión anual en Mayapur el pasado febrero. Presentamos aquí algunas selecciones relevantes para «El Tambor Rugiente».

● Lo primero que notamos es que, en efecto, la GBC está constituida como una sociedad independiente llamada Iskcon Governing Body Commission Society, de Bengala Occidental, India, la cual fue registrada años después de la desaparición de Srila Prabhupada. Esta observación la hicieron desde hace tiempo grupos opositores al autoritarismo de la GBC. Esta sociedad GBC reclama una autoridad que no tiene según las instrucciones de Srila Prabhupada. Quienes se han enfrentado legalmente a esta sociedad GBC han tenido éxito en los juicios que han entablado (Nueva Jersey, Bangalore, BBTI), pues han demostrado que esa sociedad GBC no tiene la autoridad que se atribuye. Esto no quiere decir que no deba existir una GBC, sino que esa sociedad GBC particular es una imposición y una especulación que viola las instrucciones de Srila Prabhupada.

Es más, esta sociedad GBC es una repetición del intento que hicieron algunos miembros de la GBC —mientras Srila Prabhupada vivía— de centralizar todo Iskcon. A esto, nuestro maestro se opuso tajantemente. En su famosa carta a Karandhar de diciembre de 1972 da la siguiente indicación:


"Sobre tus puntos relativos a impuestos, estatus corporativo, etc., escuché de parte de Jayatirtha que quieres hacer grandes planes para centralizar la administración, impuestos, dinero, estatus corporativo, contabilidad, crédito y cosas así. Para nada apruebo semejante plan. No centralicen nada. Todo templo debe permanecer independiente y autosuficiente. Ese fue mi plan desde el mero comienzo, ¿por qué piensas en algo distinto? Ya una vez antes ustedes quisieron hacer una centralización en su reunión de la GBC, y si yo no hubiera intervenido todo hubiera sido destruido. No piensen en términos de una gran corporación, muchos créditos, centralización —todas esas son propuestas tontas. Lo único que yo quería centralizada es la impresión y distribución de libros, y para eso te nombrè a ti y a Bali Mardan. Fuera de eso, la administración, todo, deberá hacerla localmente la gente local. Deberán mantenerse cuentas, todo deberá estar en orden y hacerse legalmente, pero ese es un asunto de cada templo, no tuyo. El Movimiento para la Conciencia de Krishna existe para entrenar hombres para que tengan un Criterio Independiente, y sean competentes en todos los departamentos de conocimiento y acción, y no para desarrollar burocracias. Si se asienta la burocracia todo se arruinará. Siempre debe haber esfuerzo, trabajo y responsabilidad individuales, un espíritu de competencia, y no que uno dominará y distribuirá los beneficios a los demás, y ellos sólo te pidan y tú les proveas. No. No importa la molestia de registrar cada centro, que cada uno tenga su certificado tributario, y que sean corporaciones distintas en cada estado. Eso entrenará a nuestros hombres a hacer esas cosas, y se volverán confiables y responsables. Esa es la cuestión".

La realidad es que, según la D.O.M., los templos son quienes le dan autoridad a la GBC, pues son ellos quienes debían votar para elegir a los comisionados de la GBC. Pero en la actualidad, la GBC se las ingenió para organizarse como una sociedad separada y fuera del alcance de la autoridad de los templos, y que además busca controlarlos completamente. Como resultado, los comisionados de la GBC se pueden dar el lujo de atosigar impunemente a los templos, en vez de ser los templos quienes controlen las actividades de la GBC. Guru Prasad Swami aprovechó lo anterior en su intento por cometer la atrocidad de vender la finca de Costa Rica. "Soy el GBC, yo mando y he decidido por mí mismo vender la finca. Los residentes de la finca son mis peones, sin voz ni voto, y quiero sacarlos de allí para hacer lo que yo quiera". Esto contraviene totalmente el espíritu de las instrucciones de Srila Prabhupada presentadas arriba.

Observemos como Srila Prabhupada señala que cada templo debe permanecer independiente y autosuficiente. Es preferible eso a ser controlados por una GBC autoritaria y centralizante. Por otra parte, Srila Prabhupada jamás hizo el menor intento ni dio la más mínima instrucción para registrar legalmente a la GBC como una sociedad u organización independiente. No era necesario según Srila Prabhupada porque el verdadero "Cuerpo de Gobierno" son los presidentes de los templos. Ellos votan para elegir a sus "comisionados", o sea delegados suyos, quienes a su vez constituyen la Comisión del Cuerpo de Gobierno o GBC. ¡Qué distinto es eso a lo que está ocurriendo actualmente, debido a la falta de carácter de la GBC actual por seguir el espíritu de las órdenes de Srila Prabhupada!

● La resolución 101.12 anuncia la resignación de Paramgati das (ellos lo siguen llamando Su Santidad Paramgati Swami) como comisionado de la GBC. Su zona —que en 2008 comprendía Andorra, Nueva Mayapur y Dole en Francia, Gibraltar, Portugal, España, Suiza, y co-GBC de Brasil y del resto de Francia— es dividida entre varios individuos y cuerpos regionales.


Paramgati ya no es GBC, pero sigue siendo Su Santidad y Swami. Y quienes se iniciaron con él deberán, como él lo ordena, seguir recibiendo "mi apoyo y protección". Paramgati no fue acusado de ser un mal GBC, aunque no sabemos realmente qué tan competente fuera para ello. Se le acusó de vida sexual ilícita, que pulveriza por completo su condición de sannyasi y guru. Sin embargo, eso lo dejan sin cambio alguno, y nos indica que la apariencia institucional es mas importante que la autenticidad existencial. ¿O me equivoco?

● Jagat Caksur das es autorizado para tomar sannyasa. Su iniciación fue el día de Gaura-purnima en Mumbai. Una reseña dice que: "Maharaja ha estado en los ultimos años bajo el entrenamiento y supervision de S.S. Guru Prasad Swami". ¿Es eso como para congratularse, o como para echarse a llorar?

● La resolución 303 autoriza a la Euro GBC y al Consejo Nacional Español a decidir el futuro de la finca Nueva Vrajamandala de España. No conocemos el caso muy de cerca, ni sobre la calidad de las negociaciones. Sin embargo, noto aquí que —en España— la GBC por lo menos tuvo la cortesía, o la necesidad, de negociar con el Consejo Nacional Español. En Costa Rica fue distinto; el intento de vender la finca fue un atropello brutal y descarado en el cual Guru Prasad Swami se sentía un Indiana Jones lidiando con los aborígenes de una república bananera. Y hablando de bananas, ya vemos cómo le está yendo al Swami al respecto.

● La resolución 310 es sobre la relación de los comisionados de la GBC y los proyectos de fincas. Es una resolución muy buena, lo mismo que sus considerandos. Pero sospecho que se aplica un doble estandar: Uno para el mundo en general, y otro para la finca de Costa Rica. Veamos: Los considerandos establecen que las fincas tienen que batallar todo el tiempo para ser viables, que sus residentes frecuentemente no sienten el apoyo de sus líderes, que las fincas son importantes para Srila Prabhupada y para el esquema védico, que los proyectos agrícolas de Iskcon han estado disminuyendo, y que en general cuando los comisionados GBC participan en las fincas éstas se vuelven exitosas. En consecuencia, la resolución ordena que los comisionados usen el 10% de su tiempo ayudando a los proyectos agrícolas, pasando ese tiempo en ellas y predicando sobre ellas.


Al respecto, debió haber existido una resolución de la GBC felicitando a todos aquellos que se opusieron al destructor de fincas, Guru Prasad Swami, animándolos a continuar con el proyecto de Costa Rica con un comisionado diferente. Pero nada. Por eso digo que se percibe una duplicidad. No hay un reconocimiento de los errores que la GBC y sus comisionados han cometido, que son evidentes en este caso. Sólo hay un intento por mantener una pantalla de armonía. Algo podría la GBC aprender del presidente Calderón de México. A pesar de todos los defectos que pudiera tener, se destaca en que no trata de ocultar las faltas e ilícitos de sus funcionarios. Ha permitido que ruede cualquier cabeza cuando afloran sospechas de ilícitos.

● La resolución 313 establece normas para restringir la participación de individuos conflictivos dentro de Iskcon. Se refiere básicamente a residentes y miembros de la congregación. La razón principal para restringirlos es si su presencia perturba la paz de las actividades de Iskcon. Esto es: No acatar las decisiones de la GBC, difamar a las autoridades de Iskcon, hacer acusaciones consideradas falsas, interferir en la relación guru-discípulo, y poner en peligro las posesiones institucionales y la prédica. Las penas podrán ser la censura, la participación condicional, la suspensión, y la excomunicación. Y para nuestra buena suerte existe el proceso de apelación.

Personalmente creo que una sociedad religiosa y de otros tipos, deben tener una serie de normas para garantizar que la armonía de la agrupación se preserve. No hay nada malo en eso. Pero en Iskcon el problema es que no hay ningún mecanismo para impedir el abuso de poder. Quizá alguien tenga una crítica válida que hacer, pero si a la GBC no le gusta eso lo atacarán y hasta excomunicarán. Eso le pasó a Pradyumna Prabhu por criticar al sistema de acharyas de zona, y se ha repetido miles de veces cuando alguien objetó la autenticidad y la calidad de los líderes de Iskcon. ¿Qué mecanismos existen para evitar los abusos? Ninguno.

Lo anterior se puede ver en dos casos recientes. Primero está el relacionado con la finca de Costa Rica. Los interesados en preservar el proyecto acudieron a todas las instancias imaginables de Iskcon para presentar su caso. Siempre fueron ignorados y rechazados. Pero fueron un rápido objeto de críticas y descalificaciones. ¿Quién los atendió con objetividad e imparcialidad? Nadie.

El segundo caso es el de Ramanya Prabhu, quien recientemente recibió una carta intimidante de Jagajivana das. Parece que Ramanya en efecto violó ciertas normas de Iskcon sobre iniciaciones ritvik, e instaló Deidades en la finca sin autorización de la GBC. Eso no quita que en Iskcon se esté aplicando la justicia en forma totalmente convenenciera. Se acusa a Ramanya de incurrir en una gran falta por participar en unas iniciaciones ritvik, pero Paramgati no ha incurrido en ninguna a pesar de haber engañado durante años a sus seguidores haciéndoles creer que era muy "puro". Aquí la diferencia es que Paramgati no amenaza el statu-quo de la institución a pesar de sus fechorías, pero Ramanya sí pues pone en tela de juicio el sistema de gurus de la institución. Y se le acusa de instalar Deidades sin permiso, pero no se acusa a Guru Prasad Swami y a sus secuaces del espantoso atrevimiento de robarse las Deidades que estaban instaladas en la finca con anterioridad.

● La resolución 314 es sobre los sannyasis que "se han caído". Es más aguada que el puré de manzana de Gerber, por lo siguiente: Aborda dos casos específicos de caídas, pero no habla de casos como el de Paramgati. Dice que si un sannyasi cree que no puede continuar con sus votos, deberá escribir a la GBC o al Ministerio de Sannyasa su decisión de dejar la vida de sannyasi. El otro caso es cuando uno ha dejado de ser sannyasi por cualquier motivo; no puede vestirse de nuevo como sannyasi sin seguir el proceso de aprobación.

Pero la resolución no aborda qué hacer con alguien que se ha caído aparatosamente de su posición de sannyasi, pero que decide continuar como tal. Paramgati violó sus votos de sannyasi, pero no escribió la carta avisando que dejaría de serlo. Por otra parte, sí escribió una carta a sus seguidores diciéndoles que él los puede guiar espiritualmente. ¿Que hacer con una desfachatez así? Nada. El angelito puede continuar como sannyasi y darnos su guía y protección.


● La resolución 315 es sobre los castigos para gurus. Los hay de diversos tipos: No seguir la autoridad, ir en contra de la doctrina filosófica de Iskcon, ser conflictivo, ser negligente en las resonsabilidades, violar los principios regulativos, etc. Y hay varios niveles de castigos, tal como en la resolución 313.

Mi observación es que esta es una resolución que se va a implementar a conveniencia. Me pregunto si van a remover a Guru Prasad Swami como guru por ser tan negligente con sus responsabilidades, o a Paramgati por violar los principios regulativos. Es poco probable.

● La resolución 316 habla sobre las normas de adoración al guru. No dice mucho nuevo al respecto, excepto tratar de hacer más énfasis en la persona de Srila Prabhupada. Creo que esto no va a funcionar mientras haya individuos que se den títulos como el de Acharyadeva y nadie les ponga un hasta aquí.

En esta resolución hay también la norma de que los gurus sólo pueden recibir guru-puja y lavado de pies una vez al año y en un templo de Iskcon. Yo resolvería que cancelaran por completo todos los guru-pujas y los lavados de pies. Sólo han servido para ayudar a crear un condicionamiento irracional en la cabeza de los devotos de servilismo y ceguera, que les impide ver las cosas como realmente son. ¿Cuántos devotos han participado en guru-pujas y lavados de pies para luego enterarse que su guru es un sinvergüenza o un mediocre?


● La resolución 317 es sobre las bendiciones que Hridayananda dio a la parejita gay. El GBC dice que no está de acuerdo con lo que dijo Hridayananda. Como el señor decidió no ir a las reuniones de Mayapur este año, le van a mandar una delegación para hablar con él. A ver cómo les va.

1 comentario:

Peter dijo...

Hay alguien por ahi a quien le queden dudas sobre algo tan obvio? Hridayananda Das hace más de 20 años que se encuentra sumergido en MAYA. Su relacionamiento inapropiado con mujeres de todas las edades, su forma ofensiva de interpretar, juzgar y minimizar a Srila Prabhupada, el hecho de no vestir los atuendos de la orden de renuncia, no usar kunti, no cantar rondas con japa mala, etc, son clarismas indicaciones de un abandono de las prácticas establecidas por su propio maestro espiritual. Son unos ciegos los que están siguiendo a este ciego y todos juntos caerán al pozo!