sábado, diciembre 26, 2009

En efectivo, Por Favor


por Radha Krishna das

Varios devotos mexicanos de los 1970s recuerdan lo que Hridayananda les decía en broma cuando le ofrecían reverencias por ser un sannyasi: "Preferiría que me dieras tus obediencias en efectivo y en moneda nacional", y de inmediato soltaba la risota tratando de hacer cómplices suyos a las víctimas de sus impertinencias.

El mostrar respeto a otra persona con una postración es un acato a las normas que nuestro guru y acharya Srila Prabhupada nos dio en la práctica del bhakti. Son también un acto de humildad y una humillación voluntaria para aquel deseoso de entrar en el mundo devocional de Sri Caitanya Mahaprabhu, donde el ego no tiene cabida.

Convertir esas humildes reverencias en un objeto de mofa es una obvia impertinencia, y más que eso, es un acto despiadado de explotación y abuso de poder que no tienen lugar en la misión pastoral de Srila Prabhupada. Por tal motivo, aquellos mismos devotos empezaron a llamarle a este personaje "el Hridagandaya", pues en México un "gandaya" es alguien malvado y abusivo.

Y esa actitud gandaya y avariciosa de nuestro gran malvado no cambió con el tiempo. Decimos por estas latitudes que "Entre broma y broma, la verdad asoma". Aquel chiste impertinente que hacía él cuando los devotos le ofrecían reverencias era apenas un aviso de lo que realmente se venía, pues el interés de Hridagandaya por el dinero y la explotación de sus semejantes se perfeccionó con los años.

Por eso me dio pena ajena el infame istagosthi de Hridagandaya en León, donde da respuesta a la pregunta que le hace Harikatha sobre por qué había abandonado y dejado como huérfanos durante años a sus discípulos de México. El incauto de Harikatha no buscaba en su pregunta encontrar la verdad, sino simplemente una respuesta, cualquier respuesta, que lo dejara satisfecho por el momento, que le sirviera de somnífero por unos años más, hasta que una nueva crisis existencial le obligara a hacer nuevas preguntas.

Hridagandaya le respondió, como todos ya vimos, que necesitaba su propia vida y que ya llevaba viajando 3 veces más que Srila Prabhupada, además de que había tomado sannyasa 3 veces más joven que Srila Prabhupada. Aparte, ya estaba harto de gente que le exigía néctar y disponibilidad continua que no estaba dispuesto a dar.

Pero la verdad —aquella que Harikatha no estaba determinado a descubrir— es que Hridagandaya paró de venir a México cuando dejó de recibir jugosos daksinas [regalos de dinero] durante sus visitas. El movimiento era muy pujante a finales de los 1970s y principios de los 1980s en México. Durante esos años llegaba Hridagandaya a México todo sonriente a ordeñar las finanzas del yatra y a burlarse de los devotos.

Pero luego, los ingresos de Iskcon disminuyeron debido a la crisis económica nacional de 1982, la compra de la finca, menos sankirtan, la decadencia del negocio de incienso, y finalmente la salida de Panchadravida y la llegada del Rey Dimas Guru Prasad. Además, a partir de 1982, Hridagandaya tuvo que compartir los reflectores con Pancho en México al ser nombrado éste también acharya sucesor en Iskcon.

Yo me imagino que Hridagandaya hubiera seguido viniendo a México si en cada visita le hubieran dado varias decenas de miles de dólares y hubiera mantenido el monopolio de los reflectores. Así tendría lo mejor de ambos mundos: Las "obediencias" y el efectivo en moneda nacional. Esta actitud suya quedó en evidencia cuando exigió —en las pocas visitas adicionales que hizo— quedarse en los mejores hoteles del país o en casas bonitas lejos del templo, ser atendido por un séquito de sirvientes, y hasta pedir guardaespaldas. Y por otra parte, no visitaba a los devotos de la finca de Tulancingo para motivarlos en su servicio, ni le interesó convivir con la "chusma" mexicana en el Rathayatra del pasado octubre. Pero, ¿estarán Harikatha y los demás fans de Hridagandaya dispuestos a reconocer esta realidad?

Ya vimos en la nota anterior, "Reglas para el Templo", que Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura estaba demandando de sus discípulos sannyasis un estandar de vida humilde y sencillo. En India hay una gran tradición de ascetismo y vida monástica, y él quería implantar eso en su institución. Por el contenido de las Reglas, intuyo que ya se estaban dando en la Gaudiya Math abusos y excesos entre los sannyasis, y que escribió estas normas para detenerlos.

El mismo espíritu de estas Reglas lo encontramos una y otra vez en las instrucciones de Srila Prabhupada. Luego de 32 años de su desaparición ya debería existir en Iskcon una institución de renunciantes digna de orgullo. Pero en vez de eso, con sus honrosas excepciones, tenemos una colección de disfrutadores mundanos, explotadores, parásitos inútiles, primadonas frustradas, especuladores mentales, etc., que simplemente están hundiendo a Iskcon.

En una reciente nota del Sampradaya Sun, nuestro cuate Hridagandaya reconoce sus apegos mundanos y su falta de disposición para cambiar. Esto ocurrió en un ciber-foro privado cuyo contenido se filtró a la opinión pública, donde se está preparando una próxima reunión del Comité Ejecutivo de Norteamérica de Iskcon. El presidente, Tamohara das, solicita a los líderes que le envíen los temas que quieran discutir durante las reuniones, para incluirlos en la agenda.

Un devoto de nombre Mahat-Tattva propone lo siguiente: "Creo que debe preocuparnos que la rectitud ética del celibato, la renunciación, la austeridad, el espíritu misionero y el sacrificio personal estén decayendo. Si no abordamos este problema en forma proactiva, dentro de una generación o dos seremos como la fe cristiana, con los seguidores modernos del Jesus 'prendido' y hasta la actitud de que 'todo se vale' ".

Otro, de nombre Pyari, presenta su punto de vista al respecto: "Estoy de acuerdo con Mahat-Tattva Prabhu y creo que debemos empezar desde arriba, con los sannyasis. Conozco a varios sannyasis que son excepcionalmente renunciados, pero me parece que algunos de ellos no lo son. Pareciera que si puedes dejar la vida sexual se te permite tener una gran cuenta bancaria, aparatos modernos (computadoras, etc.), volar a donde quieras cuando quieras (muchas veces en primera clase), pasar tiempo en sitios vacacionales, comprar lo que quieras cuando quieras, y en general llevar una vida de opulencia que a mí no se me hace muy renunciada. ¿Significa renunciación sólo dejar la vida sexual, o representa algo más? Si algunos sannyasis están dando ejemplo de extravagancia, el resto de la sociedad hará lo mismo. Creo que si los sannyasis pudieran por lo menos verse un poco más renunciados y austeros ayudaría mucho al movimiento".

Como dicen aquí el México: "Al que le quede el saco, que se lo ponga". Y a Hridagandya el saco le quedó perfecto. De inmediato se puso al teclado este lunes 21 de diciembre con una respuesta. Voy a traducir lo relevante que dijo respecto al tema del dinero y los estándares de sannyasa:

"...Srila Prabhupada tenía cuentas bancarias voluminosas, usaba aparatos modernos para la época, viajaba donde quería, a menudo en primera clase, se contruyó aposentos personales en India que eran muy opulentos para India. Si consideramos que estas prerrogativaas son exclusivas de Srila Prabhupada debido a su excelsa posición, debemos establecer estándares de sannyasa que aclaren esto...

"Si Iskcon estableciera normas de sannyasa más estrictas, le quedaría claro a los candidatos a sannyasa lo que les espera. Y muchos sannyasis, aunque no fueran todos, quizá acepten y puedan aceptar en forma retroactiva esos estándares más estrictos...

"Con un espíritu de guhyam akhyati prcchati, revelarle la mente en confianza a otros vaisnavas, quiero añadir esto: No puedo pretender que mi propio ejemplo como sannyasi sea perfecto o ejemplar, aunque he seguido los principios básicos. Acepto que todos debemos hacer lo que podamos para mejorar nuestra participación en Iskcon y mantener la paz en la misión de Prabhupada. Al mismo tiempo, considerando mi edad y temperamento, no creo que ahora yo pudiera renunciar a la libertad financiera y la independencia que tengo. Al mismo tiempo me doy cuenta que Iskcon no puede y no debe basar su esquema de sannyasa en mí ni en ningún otro individuo, sino en lo que sea mejor a largo plazo para una sociedad espiritual internacional."

Pues aquí lo tienen. Hridagandaya de nuevo trata de compararse con Srila Prabhupada. Lo primero que dice es que Srila Prabhupada tenía una buena cuenta bancaria. Pero no dice que cada centavo de esas cuentas era usado exclusivamente para proyectos de Iskcon y era administrado por sus discípulos. Las cuentas y portafolios de inversión de Hridagandaya son administrados por él mismo para su propio beneficio personal. No existen para promover ningún proyecto de Iskcon, sino su "libertad financiera" e "independencia" material.

Srila Prabhupada no viajaba donde quería, como dice groseramente Hridagandaya, sino donde debía de ir dentro de la misión que su guru y el Señor Caitanya le habían encomendado. Es una ofensa hablar de esa manera para justificar la actitud discrecional hacia los viajes y las comodidades. Pero esto no es de sorprendernos proveniendo de este cuate.

Luego Hridagandaya dice la estupidez más absurda del mundo. Según él, quizá algunos sannyasis acepten seguir —con validez retroactiva— los estándares de sannyasa más estrictos que se implanten a futuro. Pero lo dice como si se tratara de las leyes civiles. Todos sabemos que las leyes que promulgan los legisladores no se pueden aplicar retroactivamente si perjudican el interés de alguien. Por ese mismo motivo, según Hridagandaya, no se puede obligar a quienes ya son sannyasis, malos sannyasis, a seguir nuevas normas más estrictas.

Pero aquí no estamos hablando de nuevas normas. Estas normas ya existen en los libros de Srila Prabhupada, y se pueden ver por doquier si leemos el Srimad-Bhagavatam y el Caitanya Caritamrta. También se encuentran en sus múltiples cartas, clases y conversaciones. Y Hridagandaya recibió personalmente de Srila Prabhupada instrucciones al respecto, como la de no meter mujeres a su habitación. No son nuevas normas, sino que durante décadas ha habido una violación sumaria a las estrictas normas que rigen la vida de un renunciante vaisnava.

Pero usando el mismo argumento de Hridagandaya sobre la naturaleza de las leyes, veremos que sí es posible obligar a alguien a cumplir una ley ya existente que ha sido violada, siendo inútil esgrimir el argumento de la no-retroactividad de las leyes. Debería consultar con su abogado Balavanta para que se lo explique. Pero, claro, por algo se llama Hridagandaya.

Tenemos además que el angelito se hace llamar "Acharyadeva", o sea alguien que con su ejemplo nos da la pauta ejemplar hasta sin necesidad de libros o normas. Entonces, ¿cómo es que ahora el acharyadeva necesita que escriban leyes para dejar en claro cómo debe portarse en su papel de sannyasi acharyadeva? ¿Se dan cuenta de las contradicciones y manipulaciones?

Luego Hridagandaya nos dice que nos va a revelar su mente. "Listen, do you want to know a secret? Do you promise not to tell? Whoa oh, oh". Y hace la revelación más grande del Siglo XXI: Está apegado a su dinero y su vida privada. Lo malo es que eso no es ningún secreto. Ya lo sabíamos todos, aunque durante años él haya tratado de ocultarlo. Más bien, lo suyo es una advertencia luego de tantas notas que aparecieron en internet sobre sus apegos y resbalones:

"Háganle como quieran, porque yo me quedo con mis apegos. Organicen su Iskcon con sus sannyasis novatos más estrictos que ya aprenderé a explotarlos también. Preocúpense ustedes del Iskcon a largo plazo, que a mí me tiene sin cuidado. A mí denme mi lugar en efectivo y en moneda nacional".

¿Qué estará pensando Harikatha de todo esto?

2 comentarios:

Peter dijo...

Harikatha debe estar pensando lo mismo que todo el mundo porque retardado mental no es, solo que por alguna razon que solo a el le tocaria explicar, todavia se sigue considerando discipulo de este pillo.

O ya no?

Alguien que lo conoce le puede preguntar?

Jagannatha Misra Das

DHARMADAS dijo...

EL proiblema verdadero en sur america al igual que en mexico (hari Khatha , premananda , etc etc ) todosd han sido victimas de este hridagandaya desde que ingrezaron a iskcon , (les han estado terapiando constasntemente que este tipo es un Asi llamado acarya avatar etc,etc,etc, que le den todo su donero y le rindan todo a este sujeto asta las esposas etc etc,
y asi alcanzaran la perfection humanan
por otro lado el Hari Khatha siempre a vuscado su comodidad material tambien y se la han dado.9por ser franc con piel blanca ;por que el hrydaygandaya y el gugu siempre han discriminado a los azxtecas y mayas de piel obscura a los de piel blanca siempre le dan posicion en puestos importantes eso m,uchos devotos nos dimos cuenrta desde los 70,s .
siempre ha sido muy descriminador este gandaya de los gandayas
(SE LE DEVBERIA DE DAR UN PREMIO DE EL MAS GANDAYA , PARA ESO SIE ES UN VERDADERO ACARYA DE LOS GANDAYAS ?)
O QUIZAS EL PREMIO DE LOS MAS OFENSORES ASIA
SRILA PRABHUPADA .