lunes, septiembre 28, 2009

Otoñales de Kaliya Didi

por Kaliya Didi

El Cachirulo de la Devoción


Aquellos que sí ven televisión recordarán a un personaje mexicano llamado Cachirulo que se dedicaba a contarle cuentos a los niños. Pelirojo y enrizado, aparecía cada semana para deleitar a los menores con sus ocurrencias e historias fantásticas. Pero en realidad, Cachirulo era un completo bodrio. “Citsukananda es el Cachirulo de la Devoción” declaró un devoto mexicano, cuyo nombre omitimos para no ocasionarle complicaciones, y después narró algunas de las anécdotas de este singular personaje que entre sus haberes tiene el haber abierto el templo de Bucho Montiel, recibir varias misivas de Srila Prabhupada, y el haberse casado tantas veces como Elizabeth Taylor.

En una clase del «Bhagavatam» —narra nuestro anónimo relator— Citsukananda contó que él y otros devotos en cierta ocasión llegaron con el murti de Srila Prabhupada a la frontera de Estados Unidos con México. Cuando los inspectores aduanales revisaron el vehículo y vieron el murti, pensaron que se trataba de una persona física real, y sorprendidos por su impasibilidad, dijeron: “Este señor es tan serio que ni siquiera pestañea”.

Citsukananda le aclaró a los inspectores que en realidad sólo se trataba de una murti y no de un señor vivo. Luego procedió a relatarles la biografía de Srila Prabhupada, y la razón por la cual los devotos de Los Angeles estaban fabricando réplicas de su maestro espiritual. El jefe de la aduana dispuso que para que el murti pudiera pasar a México se necesitaban los documentos respectivos. Así que la murti de Prabhupada permaneció varios meses en la casa del jefe de la aduana.

Cuando después de algún tiempo regresó Citsukananda con los documentos solicitados, el jefe aduanal le confesó: “Todo este tiempo estuvo la estatua de su maestro en mi comedor. En varias ocasiones volteé a verla mientras comía, y por poco me desmayo al ver que movía la cabeza como si me estuviera dando bendiciones”.

Mientras narraba el milagro, Citsukananda juntaba las manos en posición de namaste, hacía ojos de borrego a medio morir, y movía la cabeza de arriba a abajo como si estuviera activada por un dispositivo mecánico.

Pijamada en León

Iksvaku Prabhu está invitando al público en general a través del correo electrónico a que asista a León a convivir con su gurudeva, Hridayananda das Goswami. Pero en vez de presentarlo como un sannyasi que habla sobre la ilusión del mundo material, las glorias de «El Bhagavad-gita Tal Como Es», de Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, o de la necesidad de cantar el santo nombre de Krishna, lo está presentando como si se tratara de un arlequín que hará las delicias del respetable.


La Didi Kaliya le sugiere a Iksvaku das que además de anunciar que gurudeva va a hablar sobre la paz y la ecología, y sobre el matrimonio ideal, también informe que su gurudeva, entre muchas otras gracias, es experto en conferir bendiciones a las parejitas gay. Eso hará más exitosa la presentación de gurudeva.

Masticando lo inmasticable

En una de las maravillosas conferencias que dictó Su Santidad Bishnu Swami en la grha de Durlabha Prabhu, que es la sede de la Krishna Caitanya Mission en el DF, dijo que los devotos siempre debemos comer prasadam y no debemos andar "bogueando" en los restaurantes de los karmis.

Eso de verdad suena maravilloso. Lo malo es que en el DF es muy difícil encontrar buen prasadam. El otro día la Didi y sus acompañantes entraron a Vrinda precisamente con la intención de comer prasadam, pues en el Centro Cultural Prabhupada hay un restaurante vegetariano. Aunque esta Didi no es lo que se dice “fijada fijada”, no pudo evitar sentir repulsión al ver completamente tatuados los brazos del devoto-mesero que nos atendió. Además, el platillo principal eran una bolas que parecían de acero de lo duras que estaban, pero que se anunciaban en el menú como koftas. Y las papas estaban medio podridas. Esto se debe a que los devotos no compran el bhoga sino que visitan el Mercado de Abastos y solicitan donativos. “Los piadosos” comerciantes sólo les obsequian aquellos vegetales que ya están podridos.

En los sastras hay un verso que dice: param dristva nivartate. Esto significa que sólo cuando encontramos un placer superior, podemos prescindir del placer inferior. Lo malo es que en Vrinda no es posible encontrar el placer superior, y con el agravante de que si te quejas de la calidad de los platillos, los devotos te maldicen diciendo: “Se va a ir al infierno por andar de ofensivo”.

Diga que le fue bien

A nuestra Mesa de Redacción llegó una crítica de Visuddha Satwa Prabhu. El prospecto a sannyasi amargamente se queja de algunos comentarios desfavorables publicados por la Didi que hicieron algunos aspirantes a devoto sobre una “conferencia magistral” suya.

En realidad, esos comentarios constituyen la porción menos importante sobre su persona, pues lo que en verdad valdría la pena analizar es cómo él, quien reconoce que ISKCON está podrido hasta la medula de los huesos, se empeña en ascender hasta la cima de esa institución.

La estrategia que pretende seguir el “sannyasi en ciernes” para depurar a Iskcon es la misma ilusa estrategia que nosotros, en nuestros años mozos, pensábamos seguir para transformar al PRI: Ingresar al PRI y desde adentro mejorarlo. Sin embargo, tanto el PRI como Iskcon parecen no tener remedio.

Abran paso

La Didi se pregunta, ¿no habrá para ella un pedacito de tierra en la finca de Mahasankarsan? Todos tenemos derecho a un lugarcito en el cielo.

2 comentarios:

xavier dijo...

O.K. Radha-Krsna d. y quien es el duo Dinamico?
te recuerdas del duo Dinamico?
( quesque? Los grandes Acaryas tales como.
pancho Villa ...eo muchacho maravilla y nada mas ni nada menso que?
Hrydayanda , das g. (el verdadero nombr que .le dieron al iniciarlo) y
alias...."Batman ".

xavier dijo...

Hace Tiempo pero mucho timepo hubo huns vez /
11 paladines que se pusieron por ariba de suPapa Prabhupada
Como ,ir la historia ustedes ser igual que el papa,
como ser posible
le dieron con el palo de la danda a todo mundo usted no rerspetar soy como prabhupada enterder
ese ser buen cuento
R.K.
mejor que kachirulin o mejor como
tu tenr muy buen chiste o