miércoles, agosto 05, 2009

Elvira - Parte 2


(Creo que Daru Krishna se cansó de escuchar tantas burradas de Virabahu, y le escribió la siguiente carta)

Desde ISKCON Chosica, Perú

Virabahu Prabhu:

Acepta mis reverencias. Todas las glorias a Srila Prabhupada.
Acabo de leer tu absurda carta a Gita Govinda Prabhu y he quedado sumamente sorprendido y disgustado por la manera tan vil en la que tú has distorsionado la verdad en relación con esa deuda. A continuación voy a tomarme el tiempo para responder a tus acusaciones y demostrar que has desfigurado totalmente las cosas. Siento vergüenza ajena por lo que estás haciendo, lo cual no está de ninguna manera a la altura de la posición que has asumido en el movimiento de Srila Prabhupada.

LA HISTORIA COMPLETA

Tú fuiste invitado al Perú por mi persona en una época en la que el GBC internacional determinó que ciertos GBCs que tenían una zona muy grande para administrar debían trabajar junto a otro GBC (co-GBC). Me tocó a mí elegir el candidato, quien en nuestro caso iba a convertirse en el GBC más activo e involucrado en los asuntos del yatra. Te elegí a ti, aunque en ese entonces no eras GBC de ningún otro sitio, y por lo tanto fue recién allí que te hicieron GBC. Recordarás que bromeabas conmigo y decías que yo era tu “hado madrino” porque debido a mí te habían hecho GBC. En ese momento yo no sabía que tú prácticamente nunca habías sido un líder y que, por lo tanto, no tenías ese tipo de experiencia. En poco tiempo, tanto para mí como los demás miembros del consejo eso se volvió notorio.

No puedo precisar el año exacto, pero en un momento dado Raghunatha Prabhu necesitaba comprar un coche de cierta categoría para visitar al tipo de clientes con los que él trataba, y fue allí que comenzaron los negocios entre tú e ISKCON Lima (no entre tú y Daru Krishna Das) tal como ha sido corroborado por los entonces miembros del consejo directivo en los e-mails que adjunto. Tú ofreciste prestar el dinero y explicaste incluso que eso te ayudaba a mejorar tu situación crediticia en los EE.UU. Además de pagar mensualmente las cuotas del préstamo, nosotros te dábamos $200 por mes de regalo y tú le llamabas a este arreglo “impuesto sobre el carro bonito”.

Esto duró un año o un poco más, hasta que a pedido de Raghunatha P. el préstamo fue pagado en su totalidad, recibiendo tú buenos réditos del mismo. En ese entonces, tú también ofreciste prestar dinero bajo otra modalidad, entregando una extensión de dos de tus tarjetas de crédito y cobrando un cierto interés mensual por ello. Ese negocio, según tú mismo nos informaste, también le daba puntos a tu crédito y además te permitía ganar un porcentaje de esos intereses.

Todos los miembros de la junta directiva de ISKCON Lima en ese entonces fueron consultados e informados debidamente, no solamente por mí sino también por ti, acerca del acuerdo, lo cual también está siendo corroborado por ellos en sus e-mails. Eso demuestra sin lugar a dudas que estás faltando a la verdad cuando dices que yo asumí una deuda personal.

El dinero que se gastó por muchos meses y que se te fue pagando era bastante considerable. Por ejemplo se imprimieron libros por más de $6.000, se hicieron mejoras en las propiedades, etc. Recuerdo que una vez Mahavirya P. se encargó de pagarte unos $20.000. También recuerdo que ni bien estos tratos comenzaron, se te hizo llegar una donación de $1.200 a través de madre Gobirata, quien había colectado ese dinero.

A tí y al yatra les convenía el negocio, ya que de nuestro lado resolvía problemas de escasez de efectivo en una época en la que estábamos haciendo muchos gastos e inversiones, y del tuyo, te daba puntos crediticios además de intereses. Esto continuó por un buen tiempo hasta que un buen día, al retirarme de la administración del yatra, se te estaban debiendo unos $12.000 [doce mil dólares].

La prueba más obvia de que la junta directiva estaba consciente y asumía esa deuda, es que en la última reunión que yo tuve con los devotos de la misma se trató el tema. Allí estaban presentes:

Kamadeva P.
Ananta Sri P.
Madhava Hari P.
Jaya Sri Krishna P.
Annutama P.
Avadhuta P.
Yadu P.
Krishna Harina.
Y otros devotos y madres que ya me vendrán a la memoria.

En esa reunión se acordó que el pago de esa deuda era prioritario. Nadie me dijo, ni en ese momento ni en el futuro, que esa deuda era mía ni nada parecido, así que es oficial que ISKCON Lima te quedo debiendo ese dinero, no yo. Las cartas que me acaban de llegar de Kamadeva, Jaya Sri Krishna, Avadhuta y Rama Sundarya, y que estoy adjuntando, te dejan muy mal y sin ningún argumento. No quise pedirle a tu discípula Krishna Harini que escriba para no perturbar su mente. Pero ella está tan consciente como los demás de lo que sucedió.

Al año quizás, luego de que por alguna razón los devotos encargados no le dieron prioridad al pago de tu deuda, tú enviaste una carta en la que les comunicabas que elevabas los intereses de la misma al 27% ó 28% y los cobrabas en retroactivo, por lo que la deuda creció astronómicamente y a los devotos les pareció imposible de pagarla. Digamos que no fue una buena estrategia para cobrarles.

Pero atención, he aquí lo más curioso: Tú y yo nos encontramos en Miami en 1998, dos años después de que yo dejara la administración directa de las finanzas del yatra, y por lo menos 6 meses después de que presentara mi carta de renuncia como secretario regional. Allí te lleve en la camioneta que utilizaba para trabajar desde esa ciudad hasta Alachua. Durante las 5 horas que duró el viaje tuvimos una muy agradable conversación. Tú me agradeciste el gesto y me dijiste que habías tenido un viaje muy entretenido. Entre las tantas cosas que conversamos, yo te conté que en el último pago que habíamos hecho a tu tarjeta, yo había incluido un dinero que correspondía a algunos gastos personales. Y que para esto me había hecho un préstamo de Raghunatha P. Incluso cuando te estaba explicando esto, me ayudaste a terminar una frase en la que te decía que había transferido una deuda de un lugar a otro.

Recuerdo que le comente a Raghunatha que prefería deberle a él y no a tí. Él me llego a prestar mucho dinero sin intereses para ayudarme luego de que dejé el Perú, lo que de a poco le he ido devolviendo con mi trabajo. Él, como el resto de los devotos, sabía muy bien que en todos esos años como grihastha nunca me había ocupado de mi economía personal, porque había estado dedicado 100% al servicio que me encomendaron, y que me encontraba en EE.UU. sin ningún capital para empezar mi nueva vida. Cada negocio que empecé y que produjo dinero quedó con el yatra, y jamás reclamé un centavo para mi bolsillo. De eso todos son testigos. En ese viaje de Miami a Alachua quedó claro para ti que de esa forma yo cubrí esos gastos personales de Wong, etc., que mencionas en tu carta, y que lo que se te debía eran gastos del yatra.

Pero vamos a suponer, sólo a suponer, que hubieran allí gastos míos que yo no cubrí. El hecho de que los préstamos o el negocio, y por lo tanto, la deuda, fue aceptada por el templo significa que el mismo templo estaría cubriendo ciertos gastos del líder, quien recibía en ese entonces una asignación por estar dedicado en un 100% al servicio de la institución. Incluso si hubiera sido así, tú no podrías reclamarme absolutamente nada, qué decir de tratarme de estafador y encima cínico.

Por otro lado, si alguien es responsable del resultado económico de una gestión, le corresponde entonces no sólo asumir el pasivo sino también el activo de la misma. En otras palabras, si como tú dices, la deuda me pertenece, también me pertenecen aunque sea parte de los bienes y resultados de mi gestión. En ese caso, ISKCON Lima me estaría debiendo decenas de miles de dólares de las ganancias del negocio de la venta de cuadros, de los restaurantes y de Productos Naturales Govinda. ¿No te parece?

En cuanto a los pasajes, para los devotos estaba muy claro cuál era el arreglo, y eso se hizo siguiendo las mismas reglas que se usaron siempre para manejar esos préstamos. Uno de esos pasajes era de Jagadish, quien nunca llegó a pagarlo, y en el caso de un par más de devotos o madres, el efectivo que ellos dieron por sus pasajes se utilizó para hacer compras en India para el templo, entre otras cosas.

Entonces, si en 1998, como dije, reconocías que esa deuda era del yatra y no mía (la prueba es que en esa oportunidad estabas perfectamente consciente de que yo estaba totalmente en 0, y que de ningún modo estaba en condiciones de pagarla, y que en esa conversación jamás se indicó que era yo el que te debía), ¿cómo es que luego de un tiempo sales diciendo semejante barbaridad? ¿Porque no te pagaron quienes se comprometieron a pagarte, entonces automáticamente esa deuda se volvió mi responsabilidad?

Cuando después de un tiempo me empezaste a reclamar por qué el templo no te pagaba y yo te recordé cómo fueron las cosas, tú nunca respondiste a esos argumentos. Simplemente te quedaste callado.

Prabhu, yo te invite a este yatra cuando éste ya había florecido. Te di toda mi confianza y amistad. Te confié un grupo de devotos que eran muy cercanos a mí para que los iniciases. Y me retire mientras tú eras todavía el GBC, dejando más de 700 mil dólares en propiedades, dos restaurantes y una empresa de productos naturales en funcionamiento, además de la mejor imagen que el movimiento Hare Krishna haya tenido en Latinoamérica y en gran parte del mundo. Tú mismo quedaste muy bien impresionado desde el comienzo y siempre dijiste que el yatra de Lima era el mejor ejemplo para los demás templos. Pero resulta que ahora eres tan mezquino que lo único que estás viendo es que dejé una deuda de $15.000 o $20.000 dólares.

Tú pretendes quitarme lo único que me lleve de aquí: una reputación decente. Entiendo que la deuda te causó gran angustia, pero eso no significa que vas a desahogarte calumniándome. Eso no te lo voy a permitir y pienso llegar hasta las últimas consecuencias si continúas tratando de difamarme, un delito que incluso es penado por la ley del mundo externo. De ninguna manera pienso quedarme con los brazos cruzados y buscaré todos los medios posibles para presentar las cosas tal como son y protegerme de tus insultos absurdos. Tu e-mail es la prueba que tengo de la infamia que has cometido. Los e-mails de los devotos que se encontraban en ese entonces son la prueba de la falsedad de tus afirmaciones.

Cabe señalar que el mismo negocio que tenías con nosotros también lo hacías con el templo de Rosario, en Argentina. Allí el presidente se fue dejando una deuda de más de cien mil dólares, algo que hizo desaparecer a ese templo de la faz de la Tierra, y aunque no recuerdo la cantidad, se que te quedó debiendo mucho más que en Lima. Debido a eso, un grupo de devotos empezó a colectar para pagarte y la presión llegó a ser tan fuerte, sobre todo con tus propios discípulos, que una discípula tuya (creo que era la madre que colectaba en Mendoza), se sintió tan angustiada y presionada por la situación que mencionó, que quería quitarse la vida. Esa noticia dio la vuelta al mundo y te puso a ti en una situación muy delicada. Y aquí algo sumamente importante e ilustrativo si es que vamos a utilizar las malas experiencias para aprender de ellas:

En ese mismo viaje a Alachua, tuviste una reunión con Kardama Muni Prabhu, un discípulo de Srila Prabhupada, miembro del consejo directivo de ISCKON Alachua, que además de ser un excelente contador, es una persona sobria, totalmente honesta y respetada. Como trabajábamos juntos, al día siguiente le pregunte a él cómo había sido la reunión. Él me dijo que tú querías saber ciertas cosas en relación con tu situación de impuestos, debido al gran movimiento económico que estaba pasando por tus cuentas y también sobre las deudas que tenías. También me dijo que no podía entender como tú, siendo un GBC, habías entrado en negocios con los mismos templos que supervisabas. Según él, eso significaba un conflicto de intereses, y más aún en ese entonces, cuando tenías que cobrarle a esos templos sus deudas. Lo último que dijo es que un GBC no puede hacer eso de ninguna manera, y que si pretendías cobrar esas deudas primero, debías renunciar a tu cargo.

Kardama Muni P. me dijo que le habías manifestado que era el templo de Lima el que te debía y no yo. El también puede ser contactado para certificar esto. Trabajamos juntos tres años en los que me dio toda su confianza y hasta ahora se expresa de la mejor manera acerca de mi persona y de mi honestidad en el manejo del dinero y en los tratos. Cuando le informé acerca de los intereses retroactivos que le habías cargado a la cuenta, me dijo que éstos eran ridículos y que con el crédito que tú tenías podías transferir balances entre el 0% y el 4%. Y que más bien deberías de haberle congelado los intereses al templo para hacerle el pago más fácil, en vez de subírselos hasta el techo y hacérselo imposible.

Luego de escuchar a Kardama P. me di cuenta del error que tú y nosotros habíamos cometido. Jamás deberíamos de haber entrado en ese tipo de negociaciones debido a que estas cosas interfieren y le quitan transparencia y neutralidad a la relación entre la autoridad (GBC) y el templo. Srila Prabhupada nunca hubiera permitido a un GBC hacer algo semejante. Me imagino que tú ya has reconocido eso y aceptado que en gran parte las pérdidas que tuviste se debieron a la irregularidad de la situación. Lo que empieza mal por lo general termina mal. Claro que eso no justifica que los devotos no te hayan pagado. Allí también hay responsabilidad. Al mismo tiempo, sabemos que has recibido donaciones de muchas decenas de miles de dólares para ayudarte a pagar esas deudas. De Havi P., de Bhakti Busana Swami y de un discípulo o discípula.

Tú me llamas estafador y me comparas con un sannyasi que hipotecó el templo de Miami falsificando firmas y cometiendo delitos muy serios, que pusieron al movimiento en una situación muy peligrosa frente al gobierno de los EE.UU. Lo paradójico aquí es que tú mismo eras el GBC de ese sitio, y que fuiste avisado con tiempo de lo que estaba pasando. Me refiero al gran negocio de las visas que incluyó, además de la venta de más de 40 visas religiosas a ciudadanos chinos e hindúes, el “envío” de 12 karmis desde el Perú a Miami, lo cual fue oportunamente denunciado por los devotos de Lima. Ellos quisieron denunciar esto en el consulado de EE.UU., pero antes de hacerlo me escribieron una carta. Yo les pedí que no lo hicieran para no desprestigiar al Movimiento, y te mandé inmediatamente el mensaje en el que explicaban con lujo de detalles lo que estaba sucediendo entre el sannyasi que mencionas, y un chino-peruano de nombre Choy que se encontraba representándolo en Lima, y organizando todo el programa de rapar a esta gente, disfrazarlos de devotos, y sacarles fotos al lado del altar del templo para mostrar en el consulado.

Toda esa gente de la clase más baja de la sociedad vivió en Wilson compartiendo la casa con los brahamacaris. Tú no respondiste ese mensaje ni tomaste ninguna medida en ese momento. Y tampoco después de meses, a pesar de lo evidente de la situación, la cual sucedía frente a tus propias narices. Esa gente viajó con su visa religiosa y se estableció en el templo que supervisabas y que debías de haber protegido de acciones en contra de la ley. El escándalo que se armó —porque finalmente alguien hizo una denuncia— fue de tales proporciones que hasta el FBI intervino. Solo por la misericordia infinita de Krishna es que las cosas no pasaron a mayores consecuencias. Luego de esto te viste obligado a renunciar, dejándole a los nuevos encargados uno de los problemas más grandes que un templo haya tenido que enfrentar. ¿En donde estaba en ese momento el “perro guardián” que Srila Prabhupada dijo que cada GBC debería ser para proteger sus templos?

Tú acabas de enviarle a Fanideva Das el mensaje en el que me acusas de estafador. Fanideva es ese mismo individuo que viste actuar de la manera más deshonesta y sinvergüenza al salirse de nuestra fábrica de PNG con todas las ideas y fórmulas, para luego convertirse en la competencia más letal y desleal que le hayan podido hacer a un programa productivo del templo destinado principalmente a mantener a las Deidades. Al mismo, que de la manera más descarada pretendía hacerle creer a todo el mundo que lo que había hecho estaba bien y que era justificado. No solamente no actuaste frente a esto como nosotros hubiéramos esperado de nuestro GBC, sino que luego de unos años permitiste que el mismísimo Fanideva se vuelva nada más y nada menos que el presidente de ISKCON Lima y el ENCARGADO DE PRODUCTOS NATURALES GOVINDA, para seguir aprovechándose del negocio del templo. El mismo Fanideva que acaba de ser removido de su cargo por decisión unánime de un gran grupo de devotos y la junta directiva, todos cansados del abuso que él y su esposa estaba perpetrando, y que tú, a pesar de las quejas, no detenías.

El mismo Fanideva que ayer por la mañana, a pesar de haber aceptado delante de todos que se haría una auditoria imparcial para comprobar lo que se le debía, entró con violencia a la boutique del Govinda de Miraflores acompañado de su violenta mujer para llevarse absolutamente todo lo que había adentro. El escándalo fue presenciado por los clientes del restaurante y hasta la policía tuvo que intervenir. A él tú lo apoyaste hasta el final, mas le mandaste un mensaje diciendo que ¡yo soy un estafador!

Los devotos de Lima, aquí y en el extranjero, desde hace tiempo están hablando abiertamente acerca de tu ineficiencia e inacción, lo cual ha hecho que tengan que venir a este país personas de Australia tan, pero tan ignorantes de la realidad del Perú, que debido a sus torpezas la institución ha perdido mucho más que la deuda que se te tiene. En un momento hubo aquí 3 GBCs y 2 secretarios regionales, lo cual produjo el caos más grande que vivió este yatra, sobre todo en lo económico. Ahora dime, si tú eres el GBC encargado de Perú ¿por qué empleas a tanta gente para que venga a supervisar o administrar este lugar, si ese servicio lógicamente te corresponde?

Has asumido una serie de responsabilidades que los hechos y la historia demuestran que no estás cumpliendo. Además de lo mencionado con relación al Perú, lo cual es muy serio considerando los resultados, tenemos que en Venezuela, delante de tus ojos y de los del otro GBC, el movimiento fue de a poco desapareciendo hasta que llegó el día en el que las Deidades iban a ser llevadas a Trinidad porque en Venezuela ya no quedaba nada ni nadie. Fue la madre Vrajaseva la que recordó el pedido que Srila Prabhupada hizo de cuidar las Deidades cuando visitó Caracas, y quien no pudiendo tolerar que suceda semejante cosa, se fue sola a colectar a EE.UU. (sin tu ayuda ni apoyo) el dinero que se necesitaba para comprarles una casa. Si no fuera por ella ISKCON Venezuela prácticamente no existiría. En Bolivia a ti te hicieron saber que ya no te necesitaban. En Alachua los devotos te removieron por tu falta de participación, efectividad e identificación con la comunidad. Desde ese entonces, cuando visitas el lugar lo haces de incógnito y jamás entras en el templo durante los programas o cuando hay devotos presentes, lo cual es muy mal visto por la comunidad.

El GBC en 1999 te llamó la atención por tu ineficiencia y otras cosas. En Perú, luego de tomar una actitud hostil y caprichosa en contra de uno de los devotos que más se estaba sacrificando y que más estaba aportando para la compra de las propiedades y la construcción del templo, y debido a tu arrogancia, la totalidad de la junta directiva decidió pedirte que dejaras el puesto de GBC. Al enterarte dijiste que si no eras GBC, ya no vendrías más al Perú, lo cual nos puso entre la espada y la pared debido a que hacía poco habías iniciado a un grupo de devotos quienes se iban a sentir muy afectados si eso sucedía. Por lo que tuvimos que aceptar que te quedases.

Uno por uno, cada miembro del consejo entró en tu oficina para hablar contigo y te dijo lo mismo. Según manifestaste, habías recibido el mensaje y desde allí notamos un cambio en tu actitud. Pero, luego de un tiempo nuevamente comenzaste a exigir algo que se obtiene automáticamente cuando uno se lo merece: “respeto”. Prácticamente obligaste a que los devotos te llamen Maharaja, un título que Srila Prabhupada reservó para los sannyasis. Cuando yo te mencione esto, me dijiste que Prahlada Maharaja y Yudhisthira Maharaja no eran sannyasis, pero tenían ese título. Yo te dije que ellos eran reyes y de ahí el Maharaja. Tú te quedaste callado. Un devoto te escribió una carta en donde te llamaba “Prabhu” y en tu respuesta le pusiste sarcásticamente “de un Prabhu a otro Prabhu” como diciéndole “crees que estás al mismo nivel que yo, así que tú eres prabhu y yo también”. Desde entonces ese devoto te perdió el respeto que te tenía.

Un buen consejo hasta de un conejo: Hazte un gran favor, deja de escupir en contra del viento. Tu mensaje ya ha causado indignación y rechazo de parte de un grupo de devotos, y la prueba es que yo mismo lo recibí al día siguiente que lo enviaste. Deberías actuar con sobriedad, pensar muy bien y controlar lo que dices, y comprender las terribles consecuencias que puede causar en la mente y la conciencia de muchos lo que estás manifestando tan alegremente. Imagínate nada más qué es lo que pensarían de ti y cómo reaccionarían ciertos discípulos tuyos que me conocen desde hace tantos años y que hicieron servicio muy cerca de mí desde que llegaron al movimiento. Qué pensarían, por ejemplo, Krishna Harini y Hari Lila, con quienes todavía mantengo una relación espiritual. La primera era parte de la Junta y sabe muy bien cómo se estaban administrando las cosas y qué naturaleza tuvo tu deuda, porque ella misma participó. Y la otra me conoce desde que tenía 13 años, y me estima y respeta. ¿De que manera estos devotos podrían acomodar en sus mentes las barbaridades que su gurú está diciendo?

Prabhu, yo sé muy bien que me encuentro en una etapa muy elemental y neófita del servicio devocional, que soy un alma condicionada, que estoy lleno de anarthas y que durante mis años de servicio he cometido muchos errores y ofensas. Abiertamente reconozco todo esto. No estoy, como tú, presentándome para fungir como un maestro espiritual genuino que tiene el poder de otorgar Krishna Prema y llevar a sus discípulos a Goloka Vrindavan. A mí no me hacen una fiesta de cumpleaños como la tuya (ver foto), porque se me caería la cara de vergüenza. En otras palabras, nunca estafé a la gente presentándome como lo que no soy o permitiendo que otros me vean como un alma liberada digna de recibir la adoración que está reservada para quien alcanzó la perfección. Pero tú si te estás presentando de esa manera ante la sociedad, y la verdad es que el zapato te ha quedado demasiado grande. Los devotos, sobre todo los antiguos, se dan cuenta de quién es quién. Pueden ver la diferencia entre alguien controlado y equilibrado, un dhira, y alguien que se deja llevar por la modalidad de la pasión y obra de acuerdo con sus propios intereses personales. En vez de recibir de ti una guía apropiada y Krishna Katha, acá te están escuchando cantar “mi dinero, mi dinero”.

Es muy claro que estás buscando desesperadamente desprestigiarme, de seguro tendrás tus razones, pero el que está quedando mal eres tú, y la prueba es la indignación que tu mensaje ha causado entre los que lo han leído. Sin excepción, cada devoto que lo leyó o escuchó del mismo y que se comunicó conmigo, se ha disgustado muchísimo con tu actitud insolente y ofensiva. El cuadro con tu foto posando en una vyasasana está empezando a ser removido de algunos altares. Ellos piensan que no sólo estás ofendiendo a un devoto, sino también al yatra y a su historia.

Y en relación con esto [carta de Virabahu a un discípulo]:

“En cuanto a su relación con los templos y devotos de ISKCON del Perú, una comisión nombrada por la Junta Directiva debe conversar con él. Se le debe indicar que su visita a la comunidad y proyectos de ISKCON en el Perú podría ser restringida si el expresara antagonismo hacia ISKCON o hacia el sistema de administración y gobierno establecido por Srila Prabhupada, o si hiciera proselitismo dentro de ISKCON en favor de otras instituciones vaisnavas.”

Quiero decirte lo siguiente. Tú y yo sabemos muy bien que en tu época, antes de ser gurú o GBC, mostraste antagonismo hacia el sistema de administración y gobierno de ISKCON. Hay muchos devotos que te conocen desde ese entonces, y que han escuchado directamente de ti ese tipo de cosas. Tú y Radha Krsna eran conocidos como revolucionarios y estaban en la lista de reformistas en Los Ángeles, y hasta nosotros llegaban esas noticias. Hoy en día las críticas al GBC vienen hasta de los mismos GBCs. Incluso GBCs gurus como Sivaram Swami y el famoso Indradyumna Swami han criticado con palabras gruesas, a través de e-mails que han sido difundidos y nunca desmentidos, a uno de los gurus que visita regularmente el Perú. Pero a ellos no se les ha restringido de ninguna manera el ingreso a los templos de ISKCON. Qué decir de las cosas que Jayadvaita Swami ha dicho del GBC y de la administración de ISKCON. Él viaja por todos lados y predica en cada templo que visita. El mismo Ravindra Swarupa, siendo el presidente del GBC, dijo que el movimiento se estaba desintegrando. Recuerdo que cuando yo era presidente de ISKCON Lima, escuchaba de ustedes, gurus y GBCs, críticas del uno contra el otro, e incluso tenía que hacer lo imposible para que los devotos no se percataran del tipo de relación que tenían entre sí, que en el mejor de los casos, era diplomática. El sadhu-sanga entre ustedes brillaba por su ausencia.

Debido a la situación que vive la sociedad prácticamente desde que Srila Prabhupada se fue del planeta, ésa es la realidad, y sucede porque el caos que existe en el movimiento da lugar a eso. Y, ¿quien lo puede evitar? Así que si yo critico o comento algunas cosas, no es nada diferente de lo que hace tanta gente en ISKCON, sea sannyasi, guru e incluso GBC. Como esto lo van a leer algunos devotos no voy a mencionar lo que uno de los sannyasis que visita este yatra me ha dicho acerca de lo que piensa del liderazgo actual del movimiento y de lo que cree que sucederá en un futuro cercano. De todas maneras, en lo personal, y tal como los devotos aquí lo han comprobado, no me ocupo en atentar en contra de ISKCON, sino que trato de entusiasmar a los devotos para que continúen en los programas que tienen y los protejan. Creo que estoy más apegado que tú a este programa y me perturba la manera tan descuidada en la que se encuentra, producto de una falta total de guía y liderazgo.

En cuanto a hacer proselitismo, tú bien sabes que desde los ochentas yo he encontrado inspiración en sadhus vaishnavas que no pertenecían a la institución, aunque no en “otra institución”. En mi biblioteca siempre estuvieron los libros de Srila Sridhara Maharaja, de quien tú también recibiste inspiración en algún momento, algo que ISKCON no aprobaba. Es más, al Maharaja el GBC lo tildó hasta de demonio, pero cuando se fue de este mundo publicaron en la BTG, la revista oficial de ISKCON, un homenaje y dijeron que él se había ido a Goloka Vrindavan. ¡Imagínate! Yo no hice proselitismo en su favor, pero si me opuse a que lo ofendieran y siempre lo describí como un gran vaishnava. De la misma manera, defiendo a cada vaishnava avanzado que es criticado y blasfemado por razones políticas o intereses nada espirituales.

Los devotos aquí bien saben que aunque tuve que tratar con muchos que “perdieron” a sus gurus y que tuve amplias oportunidades de hacer proselitismo a favor de quien o quienes me inspiran, siempre mantuve eso a nivel personal. Estoy en Lima desde hace dos meses y NO encontrarás a NADIE que me haya escuchado hacer algún tipo de proselitismo. Así que la junta no necesita llamarme para conversar acerca de eso. Más bien, lo que quizás si haré es presentarme ante la junta y explicarles las cosas tal como son, así como también presentar los mensajes que los devotos que conformaban la junta en ese momento, están enviando para demostrar que estás acusándome falsamente y cometiendo entonces una falta muy grave. También les informaré que ellos tienen todo el derecho del mundo a invitarte a salir del Perú si piensan que tu gestión no es efectiva ni inspiradora, tal como ya lo han hecho los devotos locales en otros países.

Por otro lado, debes considerar que en todos estos años he sido un miembro de la comunidad de devotos de ISKCON Alachua, y que he tenido una muy buena relación con los líderes de la misma, incluyendo el ahora presidente del templo de Gainvesville, Kalakantha P., y el mismo GBC, Sesa P., a quien hace unos meses le hice una lectura de su carta astral. En esa comunidad la junta directiva nunca me tuvo que llamar la atención por nada de lo que insinúas.

No me ha producido ningún placer escribir este mensaje; es más, me ha causado disgusto tener que mencionar las cosas que menciono. Me da pena más que nada porque eres el esposo de una devota a quien respeto mucho y considero muy avanzada. Pero lo he tenido que hacer porque no puedo a tolerar este atropello de tu parte. Tuviste el descaro de llamarme estafador, cínico, deshonesto, falto de escrúpulos, etc. Es muy triste ver que has perdido los papeles y que sin el menor reparo te encuentras blasfemando a un hermano espiritual que te invitó y te dio la bienvenida en el yatra que dirigía, así como también la oportunidad de realizar un buen servicio para Srila Prabhupada. Es un verdadero crimen el utilizar la posición que has adquirido en la sociedad de nuestro maestro espiritual para abusar e insultar, en vez de servir con humildad y eficiencia. Sobre todo cuando te encuentras blasfemando a quien te recomendó para que consiguieras dicha posición. Estaré bien vigilante de tu reacción. Si no se retractas, tendré que proceder como el caso lo amerita.

Estaré aquí un mes más y luego de un tiempo regresare para quedarme una temporada larga, si Krishna me lo permite. Espero que coincidamos y podamos reunirnos, quizás frente a la junta directiva y a un grupo de devotos mayores. Me gustaría aclarar esto frente a frente y con los devotos de testigos. Puedo repetir cada cosa que escribí en este e-mail frente a las Deidades del templo.

Tratando de servir a Srila Prabhupada,

Daru Krishna Das

7 comentarios:

miguel dijo...

Todas las Glorias a Sri Sri Guru y Gauranga
Ofrezco mis más humildes reverencias a todos los vaisnavas.
vancha-kalpatarubhyas ca krpa-sindhubhya eva ca patitanam pavanebhyo vaisnavebhyo namo namah

El corazón de los vaisnavas es un lugar muy delicado ya que es la morada del Señor.
El verdadero vaisnava no tolera el dolor de los demás, es capaz de tomar un océano de veneno para salvar a las entidades vivientes del universo, como hizo el Señor Siva, es capaz de aceptar los pecados de todas las almas para que éstas vayan al mundo espiritual como Vasudeva Datta y todos los grandes devotos como Srila Prabhupada.
Así como sólo es posible ver al Señor a través del amor, así, sólo es posible ver a Su devoto con los ojos untados con el ungüento del amor.

Peter dijo...

Por fin alguien se las canta claras a uno de estos lideres que no son capaces de liderar sus propias mentes ni sentidos. Y que es de la vida de Virabahu Maharaja ahora, sigue de GBC a pesar de todo lo que se revela aqui

KD

Peter dijo...

se dice que el mal triunfara en el mundo cuando los hombres buenos dejen de combatirlo. De la misma forma estos seudo lideres de ISKCON seguiran haciendo lo que quieran cuando los devotos buenos y normales como Daru Krishna y muchos otros dejen de combatirlos

Jagannatha Misra Dasa

Peter dijo...

uds saben cual es la situacion de Virabahu en estos momentos, el sigue siendo gbc de peru despues de este hecho tan bochornoso, si es asi los devotos ahi han perdido el sentido comun o que les ha pasado, que indignante, diria miserable lo que este hombre ha hecho quedando al descubierto no solo su falta de concniencia de Krishna sino tambien de honorabilidad y decencia humana

Advaita Dasa

PARASURAM dijo...

TLGASP Por el bienestar de ISKCON se estahabaldno sobre la situacion de Daru en Peru y si podria opinar de una manera sincera y con echos reales ya que el devoto hizo algun servicio pero con un sistema muy particular de buscar fama prestigio seguidores alli va este llamado devoto compraba y vendia carros robados y ponia al frente de los negocios a otros devotos y uno de ellos cayo en la carcel de lurigancho una carcel de maleantes el nombre de ese devoto que estuvo en la carcel es Sarva Sidhii das y ese susodicho devoto no le daba ni para un pan a su familia que les parece?eso es un devoto normal? Tambien negociaba con cuadros robados y el que los podia pasar de la frontera pagaba 500 dolares y decia si te agarra la policia no te conocemos eso es de pelicula cual es la proteccion de devotos eso solo es un comienzo deseo que publiquen esta parte ya que tengo mas datos tambien ahora buscando seguidores y fama se fue con Narayana Maharaja sin reparos con la orden de SRILA PRABHUAPDA

Daniel dijo...

Hare Krishna, no acostumbro a escribir cartas abiertas. Este intercambio en particular con Virabahu prabhu lo comparti con alguien que sin consultarme lo publico. Pero parece ser que el destino asi lo quiso y no me quejo.

En relacion con el comentario de Parasurama, como no existe nadie llamado asi que haya estado dentro del movimiento en el Peru o en algun pais cercano, es obvio que quien haya escrito esto no tiene el valor de presentarse con su verdadero nombre. Si es cierto lo que dice, no deberia tener ningun problema en revelar su identidad. Yo hace años que no soy un lider en ISKCON asi que nadie estaria arriesgando nada si me denuncia por hechos reales.

Solo Krishna puede saber cuales son las verdaderas motivaciones que alguien tiene para realizar su servicio.Pero quien se esconde detras del seudonimo de Parasuram parece estar muy seguro de conocer exactamente cuales fueron las mias.

Por otro lado, tambien parece estar seguro de que me dedique a comprar y vender autos y cuadros robados y que pagaba $500 para pasarlos por la frontera, etc.

Invito a este cobarde a que se contacte directamente conmigo a traves de mi email personal: dkdas@allvedic.com revelando su identidad, y mostrandome las pruebas de aquello que aqui afirma. Es cierto que un devoto llamado Sarva Siddhi estuvo preso en Lima, pero es falsa la acusacion que este personaje presenta y esto se puede probar hablando con el mismo devoto a quien yo veo con frecuencia y con quien mantengo una magnifica relacion (el cual no seria el caso si los hechos hubieran sido los que el llamado Parasuram menciona)

Me parece bien denunciar hechos delictivos y abusos dentro del movimiento Hare Krishna, pero creo que deberia haber algun tipo de politica editorial en la que el autor de las denuncias tenga que revelar su identidad o al menos sea capaz de probar de alguna manera lo que dice.

Gracias, y mis reverencias a Radha Krishna Prabhu y a todos los vaishnavas sinceros que participan en este foro

Dasanudasa Daru Krishna Das (ACBSP)

jose dijo...

YO VIVI CON LOS 12 KARMIS DE WILSON QUE SE FUERON A USA LOS RECUERDO MUY BIEN
ESE DATO ES CIERTO Y EN ESE ENTONCES POR MAS QUE PREGUNTABAMOS QUIENES ERAN ELLOS NOS DECIAN QUE ERAN DEVOTOS PERO ESO SE NOTABA QUE NO ERA CIERTO RECUERDO QUE VENIAN CON UN CHINO Y QUE AL DIA SIGUIENTE ESTABAN TODO RAPADOS Y VESTIAN DE BLANCO Y A NOSOTROS AUN NO NOS DEJABAN LUCIR COMO DEVOTOS
RECUERDO CUANDO ME QUEDE EN WILSON POR AUTORIZACION DE JAGADISH PRABHU CON UN AMIGO MENOR DE EDAD Y PRABHU DARU KRISHNA LES LLAMO LA ATENCION POR RECIBIR EN EL ASRAM A UN MENOR DE EDAD SIN AUTORIZACION DE LOS PADRES. SE LE VEIA PREOCUPADO POR ESOS DETALLES
ME PARECIA QUE ERA COMPROMETIDO CON EL YATRA Y EN ESA EPOCA HABIA MUCHA PUBLICIDAD CON EL TEMPLO POR LAS GESTIONES DE EL
POR TODAS PARTES SE SENTIA LA PRESCENCIA DEL MOVIMIENTO Y FUE UNA EPOCA DE MUCHA INSPIRACION PARA MI
ADEMAS DE LIDIAR CON LA IDIOSINCRASIA DE OTRO PAIS Y SACAR ADELANTE AL MOVIMIENTO