martes, julio 21, 2009

Acerca de Gour Govinda Swami


por Aniruddha das

Gour Govinda Swami no fue estrictamente un gurú nombrado por decreto o "institucional", sino más bien fue alguien que optó por servir como maestro espiritual y predicador en la misión de Srila Prabhupada hasta el último de sus días. A pesar de las continuas oposición, envidia y desdén que todo el tiempo fue objeto por parte de "sus" colegas de la GBC.

En el curso de una charla íntima en 1977, Srila Prabhupada le dio la instucción a Gour Govinda Maharaja de que iniciara sus propios discípulos MIENTRAS Su Divina Gracia todavía estaba en el planeta. Maharaja, observando la milenaria etiqueta vaishnava de no iniciar en tanto el propio gurudeva está con vida (prakrita-lila), NO inició a ninguno.

Sin embargo, luego de maha-samadhi de Srila Prabhupada, Gour Govinda Maharaja empezó a iniciar discípulos sin el "consentimiento" de la sacrosanta "inqusición" en que hoy se ha constituido la GBC. Los gurús y prabhus de esta comisión se pusieron "muy enojados" por este acto de "desobediencia" de Maharaja [les recuerdo a los lectores que según la dinámica de grupos —hoy, carrera universitaria— el mayor pecado en una institución religiosa de corte autoritario, es la desobediencia]. Y por ende, lo "expulsaron" de Iskcon.

Humilde como era y sin inmutarse, Gour Govinda Maharaja continuó ejecutando su bhajana en una de las dos chozas de hojas de palma y barro que con sus propias manos construyó con ocasión de la visita de Srila Prabhupada a Bhubanesvara, en enero-febrero de 1977. E hizo el mismo voto de Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur de cantar un millardo [mil millones] de veces el Santo Nombre, y en la medida de sus posibilidades, hacer realidad el proyecto que Srila Prabhupada le encomendó: la construcción de un fastuoso templo con tres altares para Gour-Nitai, Krishna-Balaram, y Jagannath, Baladeva y Subhadra [Bhubanesvara está localizado a escasos 80 kilómetros de la sagrada Jagannath Puri].

Su pureza, su renunciación, pero especialmente su profundo dominio de la filosofía de conciencia de Krishna y su genunia devoción por el Santo Nombre, llamaron poderosamente la atención de devotos (australianos, en su mayoría) cuyos gurús en Iskcon los habían traicionado y caído aparatosamento. Y estos devotos, tras haberse refugiado y ser bondadosamente reiniciados por Gour Govinda Swami, fueron los que se encargaron de dar a conocer las glorias del Maharaja y de colaborar con él para materializar el templo aludido.

Un par de años después de su resolución o "medida de fuerza" contra Maharaja, la GBC —a raíz del descalabro que ocasionaron varios de los "once acharya súbitos", que cayeron de manera ignominiosa—, se percató de que era inútil mantener en el "exilio" a Gour Govinda Swami, y por ende, lo reinstalaron como GBC. Además la medida fue de sobra consecuente y obligada, toda vez que Maharaja nunca se apartó de la misión de Srila Prabhupada, y tampoco "se cambió" de bando ni fundó otra institución (es decir, a pesar del agravio que cometieron contra él, siguió predicando bajo la bandera de Iskcon).

Que se sepa entonces, que Gour Govinda Maharaja NO fue un gurú ordinario, "institucional" —en el sentido que los detractores de la actual GBC hemos dado a este término—, sino que siempre fue un maestro espiritual natural, un brahmana genuino: a saber, un "hombre con un criterio intelectual independiente" bien cimentado e ilustrado. Por fidelidad a Srila Prabhupada, toleró las múltiples ofensas que "acharyas" y gebecés cometieron en contra suya, que incluso volvieron a complotar para echarlo de nuevo de Iskcon en 1995-96.

Un último dato: Otro devoto a quien Srila Prabhupada también ordenó que iniciase sus propios discípulos mientras Su Divina Gracia bendecía la Tierra con sus pisadas, fue Radha Govinda Swami. Este devoto, que afortunadamente todavía está entre nosotros, también es, en mi opinión, otro monumento devocional, y merece el esfuerzo que ustedes lo visiten en la India. No es GBC, pero predica en Bihar y pasa mucho de su tiempo en Vrindavan y Mayapur.

2 comentarios:

iskcon dijo...

El asunto es que de alguna manera parte del interes por salvar a las almas caidas es el de orientarlos hacia la direccion opuesta donde se encuentra el peligro.Estar en Iskcon pasivamente es de alguna manera ser complice,y estar rendido a la instruccion de Srila Prabhupada significa no estar comprometido a una institucion que protege el pecado y cubre las desviaciones de sus Gurus.Lo mas sano y un actitud natural en la conciencia de un Brahmana Sadhu es mantener distancia y hacerla bisible para beneficio de los inocentes.Un Brahmana sincero tiene como mejor opcion habrir su propia mision para que sus discipluos no se asocien con los discipulos de los Gurus tantricos o Los discipulos de los Phalgus Bhagavanes.De La misma manera como los discipulos de Srila Prabhupada fueron recomendados e iluminados para no asociarse con gente que seguia algunos Gurus tantricos como lo era Rashinesh u otros en su modalidad

João Maria Andarilho Utópico. dijo...

brigado por posta r esta sinformações. estou recuperando a luz que hvia perdido . Valeu. Brasil Campinas.