lunes, abril 20, 2009

Mas Sobre Stan y Josh

-- ¡ HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE !

por Radha Krishna das

Han ocurrido muchas cosas desde que «El Tambor Rugiente» publicó información y comentarios sobre las bendiciones nupciales que Hridayananda Goswami le propinó a la pareja gay formada por Stan Y Josh el pasado noviembre.

Hasta el momento, lo más sonoro ha sido la disculpa pública que Hridayananda recién ofreció luego de su encuentro con una delegación de la GBC. La disculpa dice lo siguiente:

----------
11 de abril, 2009
ISKCON Filadelfia

Queridos miembros de la GBC:

Por favor acepten mis reverencias. todas las glorias a Srila Prabhupada.

Estoy escribiendo en referencia a la siguiente resolución de la GBC de este año:
o - - - - -
317. La acción y las declaraciones públicas de Hridayananda Das Goswami.

La GBC ha revisado cuidadosamente la reciente acción (el dar bendiciones) y las declaraciones públicas de Hridayananda Maharaja concernientes a la homosexualidad. Éstas continúan siendo controvertidas y divisorias en Iskcon, y la GBC no las sanciona ni las apoya.

Ciertos compromisos magisteriales impideron que Hridayananda Maharaja asistiera a las reuniones de la GBC este año, y por eso la GBC no ha podido discutir el tema con él. Una delegación de la GBC se reunirá pronto con él para tratar el asunto y buscar llegar a un acuerdo común.
- - - - - o

Conforme a tal resolución volé a Filadelfia y el 11 de abril me reuní con S.S. Bir Krishna das Goswami y S.G. Ravindra Svarupa dasa, la delegación de la GBC.

Tenemos una opinión común, que yo ya había presentado antes de las reuniones de Mayapura de la GBC, en un diálogo con algunos miembros de la GBC.

Estoy escribiendo para reafirmar que sustento el principo de conciencia de Krishna que la unión sexual es para la procreación dentro del matrimonio, y que ningún líder espiritual debe fomentar o sancionar ningún otro tipo de relación sexual.

Lamento haber actuado y hablado dándole a muchos la impresión contraria. Lo siento.

Su sirviente,
Hridayananda dass Goswami
----------


Lo más interesante de esta carta es ver cómo Hridayananda quiere que nos olvidemos de su espantosa desviación, al "reafirmar" que la vida sexual debe ser dentro del matrimonio para fines de procreación, y que ningún líder debe fomentar otra cosa. Además dice que desde endenantes ya tenía ese entendimiento con la GBC.

Pero la realidad es que desde hace años Hridayananda promovió dar un reconocimiento dentro de Iskcon a las uniones homosexuales. Por ejemplo, el 19 de diciembre de 2004 escribió lo siguiente en Chakra:

"3. Ante la necesidad de crear un balance entre el varnasrama estricto y la espiritualidad liberal, creo que Iskcon debe dar reconocimiento y fomentar la monogamia entre sus miembros de toda orientacion, y que dicho reconocimiento debe adoptar formas apropiadas que cumplan ambos fines: Preservar el varnasrama y estimular la sinceridad espiritual.

4. No estoy convencido que el matrimonio sea la mejor opción en todos los casos, pero hacerle a la monogamia gay algún reconocimiento serio, formal y público es, desde mi punto de vista, algo que le conviene a Iskcon y a sus miembros".


En este pasaje de su carta notamos algunos sofismas muy evidentes. 1) Habla de la necesidad de tomar en cuenta a la "espiritualidad liberal", cosa que Srila Prabhupada jamás hizo y que se presta para justificar cualquier especulación y desviación filosófica o moral. 2) Luego pone de la mano a la monogamia heterosexual con la homosexual como si fueran conceptos hermanos, cosa que no lo son ("la monogamia... de toda orientación"). 3) Además dice que esto es con el fin de "estimular la sinceridad espiritual", lo cual es otro sofisma pues la "sinceridad espiritual" de uno puede ser totalmente distinta a la de alguien más, mientras que las enseñanzas de Srila Prabhupada tratan del "siddhanta", o conocimento absoluto.

Finalmente, luego de apelar a nuestra inteligencia y a nuestro sentido de empatía, el Maharaja lanza su propuesta clave: Reconocer seria, formal y públicamente a la monogamia gay como algo que le conviene al vaisnavismo, quizá mediante algún tipo de ceremonia o bendición (aunque no una ceremonia formal de matrimonio), tal como él mismo terminó haciéndolo cuatro años después con Stan y Josh.

Ante tal evidente desviación, ¿cómo es que ahora en abril de 2009 dice que su único pecado es haberle dado a muchos "la impresión contraria"? No fue una impresión, fue un evidente intento suyo de torcer el canon vaisnava. No le funcionó y ahora trata de atarantarnos para minimizar sus errores. Así que hay un elemento de engaño cuando Hridayananda no reconoce su verdadero pecado —y omite deletrearlo claramente—, que fue desviarse abiertamente de la filosofía de Srila Prabhupada.

Definitivamente va a haber un grupo de seguidores incondicionales suyos que se van a comer este argumento completito, pero si mis tres lectores invocan a su propia inteligencia, verán que más allá de la cortina de humo está la desviación aquí exhibida. Y la prueba más evidente de su desviación son las mismísimas bendiciones gay, las cuales en los hechos contradicen sus intentos verbales por diluir la gravedad de sus errores.

Hridayananda no tenía derecho de actuar en forma independiente —tratando de imponerle a todo el Movimiento de Srila Prabhupada sus ideas personales— y causar un mini-cisma en el inter. Un representante oficial de la Institución, quien además se hace llamar "Acharyadeva", y que ha logrado una serie de privilegios institucionales incluso a base de presiones e intimidación, debería tener la elemental integridad de seguir la línea marcada por Srila Prabhupada al respeto. Su deber era defender la doctrina, no inventar una doctrina.

Srila Prabhupada ha sido muy enfático en cuanto a la homosexualidad en el ámbito de Iskcon. No hay lugar en su Movimiento para rituales y reconocimientos a las parejas gays, de la misma manera en que el judaísmo tradicional, los mormones o la iglesia católica no tienen obligación de darle un reconocimiento religioso a las uniones homosexuales. Es así de claro.

-- ¡ SÍ, ACEPTO !

Al decir esto no creo que estoy discriminando en contra de la gente gay, ni que esta exclusión se deba volver un obstáculo en su práctica espiritual. Las leyes del mundo hispanoparlante protegen en general la orientación sexual de una persona. Aquí en México recientemente se aprobó la Ley de Sociedad de Convivencia, que aunque no es una ley matrimonial gay en sí, permite crear derechos, obligaciones y reconocimientos entre personas del mismo sexo. En otras palabras, una persona gay puede hacer una vida totalmente normal, y al mismo tiempo seguir los principios regulativos de la Conciencia de Krishna y las diversas prácticas devocionales como sravanam, kirtanam, visnu-smaranam, etc., sin la necesidad de que Iskcon tenga que inventarles algunos ritos y elogios formales que vulneren —todavía más— la integridad doctrinal del Movimiento, pues en la filosofía vaisnava sí hay un evidente recelo hacia la homosexualidad.

Por lo tanto, es totalmente inaceptable que Hridayananda haya otorgado unas bendiciones en una ceremonia de unión homosexual, y haya propuesto darle un reconocimiento a ese tipo de relaciones. Claro, no es la primera vez que Hridayananda trata de brincarse los preceptos que Srila Prabhupada instauró para su Movimiento. Hay otras instancias, como cuando alegaba ser el sucesor de la obra filosófica de Srila Prabhupada luego de que la GBC anatematizó a Pradyumna Prabhu. O como cuando —con otros diez— trató de imponerse como acharya sucesor de Srila Prabhupada. O al decidir vivir fuera de los templos de Iskcon desde hace más de 20 años y procurarse bienes materiales personales pero seguir usando el título de "Goswami". Ya en ese contexto, las bendiciones a Stan y Josh se vuelven pecata minuta.

Pero antes de que apareciera su carta de disculpas a la GBC hubo mucho estira y afloja.

Hubo un encendido debate con Krsna Kirti das, quien le cuestionó cuál era la diferencia entre un matrimonio gay y reconocer una relación gay monogámica. Hridayannada se sintió arrinconado y terminó diciendo que el matrimonio es exclusivo para parejas heterosexuales, pero que las uniones gay merecían algún reconocimiento.

Luego trató de cobijarse en Srila Prahupada para apoyar su posición: "Hay alguna evidencia de que Prabhupada mismo, a pesar de sus propias declaraciones severas en contra de la homosexualidad, entusiasmó a uno de sus discípulos a que simplemente hiciera lo mejor que pudiera y continuara cantando Hare Krishna, aunque no pudiese renunciar totalmente a la homosexualidad.". Lo anterior es muy distinto al reconocimiento oficial de las uniones gay que Hridayananda estuvo promoviendo.

El climax de esta discusión llegó cuando Hridayananda en una nota dijo esto: "Prabhupada una vez me enseñó personalmente que nunca debemos reventar [break] a un devoto, o sea nunca empujarlo hasta que reviente [breaking point]. Así que hay un patrón claro e inconfundible de Srila Prabhupada al predicar: Prabhupada hizo declaraciones muy fuertes sobre ciertos temas pero luego en la práctica fue más moderado". Él cita algunos ejemplos de esto, como el divorcio, los políticos modernos, la inteligencia de las mujeres, los clérigos y los científicos. En el caso de la homosexualidad Srila Prabhupada también hizo señalamientos severos, pero en lo personal era amable y preocupado con las personas gay. Pero esto no significa que él fuera a condonar o institucionalizar la homosexualidad, el divorcio, etc. Por ejemplo, no porque fuera amable con alguien divorciado esto sería una señal para institucionalizar el divorcio. En otras palabras, el argumento de Hridayananda es muy malo, y no terminó convenciendo a nadie.

Pero hubo algo aquí que sí llamó la atención general, y fue cuando dijo que no debemos "reventar" a los devotos. Llovieron los comentarios de que cómo se atreve Hridayananda a hablar de no reventar a los devotos cuando él se ha pasado toda la vida reventando a sus semejantes.

Hay mucho de verdad en esto. Ya vimos una muestra de ello en las reseñas de Astika Prabhu [aquí y aquí] sobre Hridayananda. Y existen incontables testimonios más. Alguien me dijo que la tendencia de Hridayananda de jugar en público con los nombres vaisnavas de los devotos presentes y de ponerles apodos, no es un simple lindo detalle sino un sutil proceso de intimidación conducente a "reventar" a la persona para dominarla. "Juego con tu nombre a voluntad, te reviento, y en consecuencia ya me perteneces".

-- ¡ A MARCAR TERRITORIO !

Claro, la persona que me dijo lo anterior fue más lejos y comparó esto con el perrito que levanta la pata por doquier para marcar su territorio. "Cada vez que te falto el respeto, cada vez que me pongo a jugar con tu nombre, cada vez que hago chistes de tu fisonomía, tu servicio, tu nación, tu raza, etc., cada vez que me pongo a gritarte despóticamente exigiéndote que me sirvas, cada vez que demando que te rías de mis gracejadas, todo esto equivale a levantar la pata y dejarte marcado. Ya me perteneces, y no puedes hacer nada al respeto excepto sacar una risita nerviosa tonta de aprobación". Esta es la impresión que causan frecuentemente las actitudes reventantes de Hridayananda, de las cuales seguramente Stan y Josh no saben nada.

Si hubiera sido cuestión de evitar reventar a los devotos, hubiéramos visto a Hridayananda defendiendo a los Gurukulis en los 1980s y 1990s de tanto abuso institucional. Lo hubieramos visto defendiendo a Pradyumna Prabhu en vez de confiscarle el servicio que Srila Prabhupada le había dado. Lo hubiéramos visto haciendo algo real por los devotos que se habían iniciado con "acharyas" que luego se cayeron. Lo hubieramos visto promoviendo una auténtica representatividad en Iskcon. Lo hubiéramos visto defendiendo la integridad de los libros de Srila Prabhupada cuando fueron presa de tanto manoseo. Pero no vimos nada de eso. Sólo hemos visto sus bendiciones a Stan y Josh para evitar reventarlos.

1 comentario:

Peter dijo...

Hridayananda Das está en maya hace casi 30 años. Es obvio, y el no lo oculta, en realidad él se ríe descaradamente de todos nosotros. Vive como niño rico en casa de los papis, mira TV y todo el tiempo esta jugando con jovencitas. Lo de las bendiciones a los gays es una raya más al tigre, y más serio que eso es su estilo de vida opuesto al de un renunciante. HD ha es un descrédito al asrama de sannyasa, es una verguenza para los Gaudiya Vaishnavas. Pero el puede hacer todo esto porque todavía existen quienes lo aceptan como un guru fidedigno. Estos seudo discípulos de este seudo guru deben quitarse la venda de los ojos y tener la valentía de rechazarlo.