martes, enero 13, 2009

Nirvana Instantáneo

por Astika dasa

A lo mejor he perdido la mayor parte de mi vida por no haber encontrado hasta ahora interés alguno en el futbol. Esta reflexión no me nació con el Campeonato Mundial que se celebró en Francia. Ya antes me había asaltado tenazmente esta idea.

Incluso el otro día, con Bimala mi esposa, y mis dos hijos —Nanda Kishor y Yoga Maya—, nos echamos una "cascarita" en el Ajusco, y la verdad me cayó muy bien el ejercicio. Pero fuera de esa experiencia, no me acuerdo de ninguna otra vez en que haya participado activamente en el deporte del balompié. Tampoco he visto jamás un juego completo en la pantalla.

Una vez vi parte de un juego en una pantalla grandota en un bar de la Zona Rosa. Yo no voy a los bares porque soy vedantista y, por lo tanto, abstemio; pero en esa ocasión mis paisanos de Coahuila me invitaron a una reunión en ese bar, y los acompañé con una limonada. Como yo no soy aficionado, no sé en que año fue, ni qué campeonato era, ni nada por el estilo; de lo que sí me acuerdo es que vi a Maradona en la pantalla, y se me infló el alter ego; quedé completamente impresionado con su actuación.

Otra vez, en Monterrey, llegué a la casa de una pareja de pintores jóvenes. Se escuchaba una alharaca fenomenal atrás de la puerta del departamento. Cuando abrieron vi que brincaban de gusto y se contorsionaban. Los dos pintores (padre y madre) me abrazaron jubilosos. Primero pensé que era yo el motivo de su regocijo, y me pareció inusual el júbilo que mostraban los regios por la visita de un chilango. Pero al oír gritar a sus dos hijos "Goooool-gooooool", pude darme cuenta que no era yo el motivo de su regocijo, sino que su equipo favorito acababa de anotar.

En otra ocasión iba manejando mi coche por el Periférico, y unos chavos que viajaban en un autobús de pasajeros tiraron un gargajo que me cayó en el brazo. Ellos ondeaban banderines con los nombres de sus equipos favoritos de futbol y echaban porras. Se veían realmente tan eufóricos, que hasta me hicieron pensar que en el futbol debe haber algo que yo no alcanzo a entender... porque ando fuera de onda.

Pensé consultar a Asrama Maharaja —el monje presidente del Sri Caitanya Sarasvata Math en México— sobre mi apatía por el futbol. Fui a verlo, y me informaron que el Maharaja se hallaba atendiendo a Srila Govinda Maharaja, el acharya sucesor de Srila Sridhara Maharaja en el Math, y quien se encontraba en una visita de varios días a México antes de regresar a India.

Me entusiasmé mucho al saber que podría aclarar mis dudas con estas dos personalidades. Como en los Vedas se recomienda evitar los juegos de azar —o sea aquellas actividades que nos distraen de la meta última de la vida, que es inquirir sobre Dios—, pensé que a ellos tampoco les interesaba el futbol. Pero cuando le solicité al sirviente personal de ellos una entrevista, éste me contestó que tendría yo que esperar porque los Maharajas estaban muy entretenidos viendo en la tele un juego entre las Chivas y el Necaxa..

(Este texto apareció originalmente en la revista digital Café Buda.)

2 comentarios:

haripadre dijo...

Estimdo seudo devoto, luego de leer esta barbaridad de lo que llamas articulo sobre Gurudeva y un detalle que vos no puedes comprender pues careces de toda realizacion, espero que sepas que el poco sukriti que debes haber adquirido en alguna vida pasada lo has malgastado estupiamente en estos escritos y sobre todo en la compañia de kripana dura jana como tu mentor, R.K. la gente como vos jamas entiende los lilas de las granes almas incluyendo a Srla Prabhupada, a quien dicho sea de paso, no entendiste ni jamas entenderás. Por cierto, espero que tu hijo el mas chico se recupere de sus adicciones, ojala hables me eso un dia, de como llevar a una familia a la quiebra emocional y a la desunion, varias veces de paso. Harichandra das.

Radha Krishna das dijo...

Para Harichandra das,

Es sorprendente cómo te vulneras ante la descripción que hace Astika en esta nota futbolera.

Astika no emite ningún juicio sobre lo que significa el interés de Asrama Swami o Sri Govinda Maharaja por el futbol. Y aunque lo hiciera, tendría derecho a hacerlo.

Él está más bien reflexionando sobre su propia apatía por el futbol y sobre si eso es normal. (Yo en lo personal creo que esa apatía es algo muy saludable y la comparto.)

Haichandra, ¿te gusta el futbol? ¿Te quedarías ante un televisor viendo un partido completo con Asrama Swami?