viernes, marzo 11, 2011

Más Sobre Aranya Maharaja

[Acabamos de leer, en "Certera Bofetada", el caso del sannyasi que hablaba mucho con las devotas. Cuando Srila Narayana Maharaja lo sorprendió haciendo esto --a pesar de haber sido advertido al respecto, y luego de tratar de justificarse--, le propinó una certera y fortísima bofetada.

Pero la historia no termina allí. Aniruddha Prabhu, a pesar de encontrarse viajando por motivos de trabajo, nos manda el complemento de la historia. Esperamos que sirva para entender mejor este caso, y aprendamos una lección.]

por Aniruddha das

En mi opinión, Prema Prajoyana dasa es el típico caso del devoto, que apoyándose en su aparente renunciación, en su conocimiento de las Escrituras, y en su patente gusto por las actividades devocionaless (ser un buen kirtaniya y danzarín, buen cocinero, ejecutor de yajñas, etc.), empezaron a insistir e insistir a su gurú que les confiriera la orden de sannyasa.

Prema Prajoyana Prabhu era un devoto que en su mejor momento manifestaba cualidades extraordinarias. Repito: tenía una memoria fotográfica y una admirable capacidad analítica. Así mismo, tenía un sadhana impecable (incluso, en un período estuvo cantando 64 rondas), era austero, dirigía los kirtanas con alborozo y capacidad (me explico, tocaba muy bien la mridanga y tiene una voz fuerte y melodiosa). Igualmente, es un excelente orador. Sus clases eran muy aleccionadoras porque para abordar un tema en particular (tattva) o tratar un punto filosófico, lo hacía no sólo trayendo a colación referencias shástricas en sánscrito o bengalí, sino que desmenuzaba las palabras que a propósito seleccionaba de los versos: descomponía el vocablo y explicaba, una a una, los significados de la raíz verbal o nominal, así como del sufijo o del prefijo. A continuación describía la razón de ser de la palabra compuesta, y luego agregaba otras deducciones técnicas y devocionales que sólo un erudito puede hacer. Sus clases eran realmente muy gratas e iluminadoras.

Un poco sobre el pasado de Prema Prajoyona Prabhu. En los noventa se inició en Iskcon con Harikesa. El muchacho, que no es ningún tonto, pronto reparó en cualesquiera deficiencias y falta de idoneidad de Harikesa para fungir como gurú. Tras escuchar el hari-katha de Sri Gour Govinda Maharaja, Prema Prajoyana se sintió muy inspirado de refugiarse en él en calidad de siksa-guru.

Con toda la formalidad del caso Prema Prajoyana le pidió permiso a Harikesa para dejar el yatra de Londres e ir a Bhuvanesvara para aceptar a Gour Govinda Swami como su siksa-guru. Harikesa se negó rotundamente pues consideró que ello iba a opacar su imagen ante el resto de sus discípulos (un estúpido y vano ejemplo de alguien que quiere conservar su pratistha). A esto se suma el hecho de que Harikesa fue uno de los “grandes acharyas” de Iskcon que sentía una fuerte envidia y antipatía hacia Gour Govinda Swami. ¿Por qué? Porque el Maharaja era un “hombre con un criterio intelectual” muy, pero muy bien sustentado, y no tenía ninguna clase de reparos a la hora de increpar a sus hermanos espirituales, a aquellos a quienes él detectaba fanfarronería o estar “apantallando” (bluffing), y, muy específicamente, en aquellos que le tenían envidia En una ocasión le dijo a otro “poderoso” gurú y GBC: “Maharaja, ¿estás cantando por lo menos y sin falta dieciséis rondas al día? Y, ¿estás observando estrictamente los cuatro principios regulativos, Maharaja? Pues de lo contrario, Maharaja, las malas hierbas van a empezar a brotar en tu corazón, Maharaja”. A otro gurú y GBC le dijo: “Maharaja, Srila Prabhupada fundó la Sociedad Internacional para de la conciencia de Krishna con el propósito específico de crear una sociedad libre de la envidia. ¿Estás tú libre de envidia, Maharaja?” Claro, estos prabhus se ponían colorados de la ira y supuesta impertinencia.

En España, un devoto de nombre Sadhyasrestha le hizo la siguiente pregunta a Gour Govinda Swami: “Maharaja, ¿qué podemos hacer para que los devotos que se han alejado [de Iskcon] se sientan nuevamente atraídos [a éste]? Maharaja le respondió: “Primero que todo, ¿por qué se fueron ellos del movimiento? Tenemos que averiguar por qué se fueron, y cuando lo sepamos, debemos actuar para que regresen. Prabhupada dijo: ´Yo he hecho esta Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna con el fin de que sea un ejemplo de sociedad, y su meta es dar conciencia de Krishna´. Por supuesto que no es posible que todos se vuelvan conscientes de Krishna; sin embargo, esta sociedad puede dar el ejemplo ideal de un entorno donde no existe envidia. Eso es lo que Srila Prabhupada quería. Y aquellos que son los pilares de esta sociedad, de esta casa, deben mostrar todas las cualidades vaisnavas. Y entonces aquellos que no son envidiosos podrán atraer a todos los devotos que se han alejado. Si logramos construir una sociedad de devotos libres de envidia, los que se han marchado podrán notar esto y se sentirán atraídos de nuevo”.

Era imposible argüir con Gour Govinda Swami. Conocía a fondo todas las Escrituras gaudiya vaisnavas. Y no sólo teóricamente, sino asimiladas como una vivencia personal. No es de esos que hablan de krishna-prema, pero están atestados de anarthas. De los que imparten los mantras gayatris, cuando ni ellos mismos han alcanzado ni siquiera la etapa de ruci o asakti. ¡Qué decir de bhava, el estadio que antecede a prema! A los siete años de edad Braja Bandhu Manik (GGS) ya se había leído dos veces todo el Srimad-Bhagavatam. Él solía decir: “Si no apoyas tus puntos con sastra, ¡estás engañando a los demás, baba! […you are cheating, baba!]”. Así que todas sus exposiciones estaban repletas de slokas. Y, reitero, realización tangible. Tenía en la punta de la lengua el Sri Caitanya Caritamrta, su obra preferida. Además era un experto en nyaya, en el arte de debatir apoyado en Nyaya. Nyaya es uno de los seis sistemas filosóficos védicos mediante los cuales se puede conocer la Verdad Absoluta. Está sustentado en normas rigurosas que rigen el pensamiento lógico y la epistemología. Una persona experta en nyaya puede argumentar con profundo discernimiento a través del método de la inferencia.

Pero sigamos con Prema Prajoyana. Su personalidad daba muestras claras de tener lo que el venerable doctor O.B.L. Kapoor, querido hermano espiritual de Srila Prabhupada, llama en sus libros “fuertes samskaras de bhakti”. Éstas son producto o cosecha de vidas previas dedicadas al servicio devocional a Krishna.

Ignorando la prohibición de su supuesto maestro espiritual, Prema Prajoyana partió a Bhuvanesvara para rendirse a Gour Govinda Maharaja. Tras la prematura partida de Gour Govinda Maharaja en 1996, Prema Prajoyana se refugió en Srila Narayana Maharaja. Y fue bajo la tutela de éste que el devoto realmente floreció. Tras darse cuenta de sus dotes y entusiasmo, Narayana Maharaja lo enseñó diligentemente para que comprendiera su granada presentación de la conciencia de Krishna.

En un comentario del post de ayer, una devota comentó: “…aunque creo que Narayan M. debía haber visto en ese instante que ese hombre no estaba preparado para ser sannyasa, y en lugar de darle una bofetada debería haberle aconsejado casarse.”.

Una apreciación bastante apresurada y no muy acertada. Ni siquiera la asociación directa de la Propia Suprema Personalidad de Dios, Sri Chaitanya Mahaprabhu, pudo evitar que Su sirviente personal, Kala-krishnadas, se volviese víctima de la todopoderosa energía ilusoria del Señor —Maya—, y se entregara a la vida sexual ilícita con una gitana en el sur de la India…

Srila Prabhupada, por la insistencia tenaz y hasta intransigente de muchos discípulos, les confirió la orden de sannyasa. Y posteriormente cayeron. Incluso a pesar de que ya le constaba este vergonzoso patrón, Srila Prabhupada siguió dando sannyasa. Como en la ocasión que se la otorgó a Dristhadyumna: “Yo sé que vosotros dos no estáis plenamente calificados para adoptar esta orden. Hay muchas probabilidades de que caigáis víctimas de maya otra vez. Sin embargo, por tan sólo intentarlo, por tratar de impulsar el movimiento de sankirtana de Sri Chaitanya Mahaprabhu, os estoy muy agradecido”, le dijo Srila Prabhupada conmovidamente.

Cuando Srila Bhaktisiddhanta supo que uno de sus sannyasis había regresado con su esposa, se echó a llorar tristemente mientras decía: “¡Fallé en mi intento de rescatar a una jiva (alma condicionada) de las garras de maya!

Siempre debemos de recordar que el maestro espiritual nunca realiza actos en contra del libre albedrío de la entidad viviente. Su misericordia siempre está disponible, eternamente. El sad-guru o maestro espiritual genuino, es nuestro bienqueriente perenne. Pero el discípulo tiene que ser sincero. El gurú cree en la buena intención del sisya y toma en consideración su trayectoria y desempeño cuando decide si le confiere sannyasa o no. De igual modo, cree en la solemne promesa que éste hace ante el sagrado fuego de sacrificio, el Propio Señor Vishnu. El éxito espiritual de mantener con decoro, dignidad y de manera indemne y provechosa la orden de la vida de renuncia, depende en última instancia enteramente del discípulo. ¡La orden de sannyasa no es una ruta de escape o un atajo para abreviarse la larga jornada de vida devocional ofrendada, cual vela que se consume lentamente ante el altar hasta acabarse, a los pies de loto de Sri Guru y Nama Prabhu!

Tras el incidente narrado ayer, Aranya Swami siguió predicando en ciudades importantes localizadas en los cinco continentes del globo. Y se convirtió en un protagonista indiscutible del sanga. Incluso, hubo muchos devotos (mayormente féminas) que le pedían iniciación. No obstante, no pudo desarraigar de su corazón la vetusta semilla del disfrute sensorial, cuya expresión más potente, seductora y fatídica, es la forma física, los movimientos, la voz, los gestos y el acicalamiento (incluyendo atuendos y joyas) de mujeres bellas. Yendo en contra de las advertencias de los sastras y hasta de la memorable lección que le impartió su gurú, Aranya Swami prosiguió relacionándose estrechamente con mujeres, so pretexto de responderle sus preguntas o guiarlas en el sendero devocional. En una ocasión, Srila Prabhupada dijo: “Si un hombre contempla la cavidad axilar de una mujer, ¡está perdido!”

En 2005, tras dictar una clase en Venice Beach, California, Aranya Maharaja, bajo el manto de la noche, se marchó furtivamente del asrama. Fue precisamente el día del atentado terrorista que Al Qaeda perpetró en Londres. Lo recuerdo perfectamente. Poco tiempo después un amigo íntimo suyo se encargó de difundir la noticia de que estaba conviviendo con una joven devota rusa. Actualmente creo que sigue casado con ella.

Pese a que Prema Prajoyana, abrumado por la vergüenza, inicialmente quiso guardar distancia de Narayana Maharaja, éste nunca desistió de su tentativa de convocarlo, de tratar de rehabilitarlo. Incesantemente le extendía invitaciones para que fuera a visitarlo a los sitios adónde estaba predicando, y finalmente, hasta le pagó un boleto para que desde California viajara a una ciudad del noreste de Estados Unidos (Nueva York o Hillsborough, C.N., no recuerdo bien). La intención de Maharaja era animarlo a que indistintamente de su nuevo asrama, regresara el reino del servicio devocional. Eventualmente Prema Prajayona se reintegró al sanga. Hoy día se desempeña como como predicador itinerante y como integrante del equipo editorial de Srila Narayana Maharaja.

No hace muchos años, en una ocasión que vino a Guatemala, me reuní con Paramadveti Swami. Mientras que muy molesto reprendía a una discípula que había seducido al esposo de otra devota (¡caramba, el mismo asunto una y otra vez!), me acerqué a él para intimarle un viejo adagio español: “Entre santa y santo, pared de calicanto”. El calicanto son las paredes de casi dos metros de espesor con que se erigían los muros de las iglesias y conventos católicos de la época colonial A Maharaja le gustó el dicho y me dijo que se lo repitiera. Al yo hacerlo, lo copió en una libreta. Lo que ha sucedido después, ha sido contribución desinteresada de “El Tambor Rugiente”.

¡Todas las glorias al glorioso mahajana que hizo realidad el deseo más querido (mano-bhistam) de Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura, las maravillosas y auspiciosas profecías de Srila Bhaktivinoda Thakura, y las palabras de la Propia Suprema Personalidad de Dios, Sri Krishna Chaitanya Mahaprabhu, de que los Santos Nombres de Krishna serían cantados en cada pueblo y aldea del planeta Tierra, Su Divina Gracia Srila A.C. Bhaktivedanta Swami Maharaja Prabhupada!

5 comentarios:

matajis la serena dijo...

que pena que exista gente tan baja como ustedes, Krishna sabe lo que pasa en el corazon de todos no necesita justicieros baratos que se las dan de devotos . Que Krishna tenga misericordia de ustedes son unos pobres estupidos. Yo llevo 20 años en consciencia de Krishna , viviendo el templo y he vivido de cerca con los gurus y son unos santos.
La envidia es gratuita , ignorantes!!!!!!!, seguro que hubo alguna palabra que no les gusto del maestro y les dio directo a su ego.
impostores de la Verdad.

Radha Krishna das dijo...

Respetables matajis:

Desafortunadamente con ustedes se repite el caso de otros que han dado un paso al frente para apoyar a Paramadvaiti: Nunca nadie nos confirma que él efectivamente canta sus 16 rondas. Y esta discusión: se trata sobre si Paramadvaiti sigue a Srila Prabhupada en sus instrucciones elementales.

Está circulando un mensaje supuestamente de Paramadvaiti, que vamos a analizar más adelante, donde dice: "Yo creo que estoy cantando casi una mayoría del día los Santos Nombres y no sólo una hora y media como es el mínimo".

Independientemente de lo Paramadvaiti diga allí, o haga ocasionalmente, sabemos que no canta sus 16 rondas diarias, y no lo ha hecho durante años.

No hay nada que envidiarle a Paramadvaiti, pueden estar seguro de ello. Este es un análisis crítico sobre lo que pensamos del intento de Paramadvaiti de representar a Srila Prabhupada.

Armando dijo...

Completamente cierto q no canta eso lo sabemos varios q hemos convivido dias con el, ademas muchas veces conversa con alguien luego cuando aquella persona sale hace comentarios desleales de ella, luego hipocritamente sigue relacionandose con ella.

Es un politico muy ducho, sabe con quien le conviene estar bien y cuando alguien ya no sirve para sus propositos les da una patada por el culo y chau.

Cuantos casos hay si tienes dinero, educacion, titulos materiales, estudios de los que a unos los desanime que continuen pero que a otros que llegan siendo abogados, contadores, etc. los pone de semigurus solo porque les sirven para sus propositos practicos de su vrinda company.

Casos y ejemplos hay de sobra en todos los paises, cada uno de nosostros los conoce.

En Argentina puso al cargo de la finca unos nuevos que por el hecho de tener titulos universitarios ahora son mas avanzados que sencillos devotos. Ese es el caso de Gopananda.

HAGO UN LLAMADO A TODA LA COMUNIDAD DEL TAMBOR para unirnos en apoyo de este devoto a quien le ha sido quemada la casa incluso con intento de asesinato, DEBEMOS UNIRNOS enviar una carta como protesta por que se respeten sus derechos, se que muchos devotos argentinos no estan deacuerdo con este atropeyo pero no se atreven a protestar, tenemos q unirnos en defensa y contra la injusticia de seudos devotos apoyados por el politico Paramadvivo hacer sentir q estamos unidos!!!!!!!! Viva la liga de devotos!!!! Basta con el abuso y vileza de los falsos gurus!!!!!!!
Que viva la revolucion de la Fe, no de la cuchara!!!!!!!

ramanya.dasa dijo...

Que Nombre tan Raros tienen estas Matajis?
son nombres de iniciados?
o de un convento de monjitas?
me perdi aIgo?
si aIguna persona me puede expIicar
Que significa ? Matajis Ia serena? ,
en que idioma? ,

abhiseka_das dijo...

matajis la serena, sólo una cosa "guru,sastra y sadhu" el sastra es el centro, si un guru o un sadhu no habla o actua de acuerdo al sastra es un farsante.
A quién llamas estúpido, estúpido alguien que no puede leer o entender lo que la sastra dice, aunque no estúpido, desafortunado seguro.
Estos falsos sanyasis con grandes cuentas financieras, estos falsos gurus, nada se parecen a los verdaderos gurus como Srila Prabhupada que no se aparto nunca, ni siquiera un por un momento de la instrucción de su Gurudeva, de ahí su éxito.
Falta de sukriti, es lo que te hace rendirte y defender a estos impostores, creer que esta bien que un sanyasi abrace a una mujer, que un renunciante sea millonario.
Me sorprende que después de 20 años en "conciencia de krsna" no hayas aprendido a diferenciar entre un verdadero guru y un canguru (guru falso) suerte! no hay nada mejor que un engañador para alguien que quiere ser engañado