domingo, agosto 01, 2010

Especulaciones con la Japa

por Radha Krishna das

En fechas recientes se ha estado anunciando el nuevo libro de Satsvarupa das, quien todavía es reconocido incorrectamente dentro de Iskcon como "Goswami". Un goswami es alguien que ha controlado sus sentidos, en otras palabras, es el Señor (swami) de sus sentidos (go). Desafortunadamente ese no es el caso con Satsvarupa.

--Yo les enseño cómo cantar bien su japa. Y por cierto, ¿no han visto a mi amor, Pranada?

Este es el mismo Satsvarupa que fue descubierto en 2003 haciendo sus travesuras sexuales en Irlanda con una condiscípula, y de la cual estaba enamorado desde hacía más de 20 años. Aquí en El Tambor reseñamos el incidente.

Este es el mismo Satsvarupa que no hizo nada cuando recibió en 1978 la carta de Pradyumna das, donde señalaba las inconsistencias del sistema de acharyas impuesto en Iskcon. Más bien, Satsvarupa traicionó a Pradyumna quien a la postre fue expulsado de Iskcon, mientras que él se quedó como "acharya", explotando ese sistema de privilegios al máximo.

Este es el mismo Satsvarupa que estuvo involucrado en aceptar reeditar los libros de Srila Prabhupada, sin apegarse a las directrices de nuestro maestro al respecto, aunque siempre ha alegado representarlo.

Este es el mismo Satsvarupa que junto con Jayapataka y Hridayananda tramó una invasión a Colombia, luego de que allá se quejaron de los abusos que recibían de parte de la GBC. En vez de escuchar las francas quejas de los devotos, estos líderes maquinaron una operación traicionera que terminó para ellos como la Bahía de Cochinos. Satsvarupa se prestó a mentirle a los devotos de Colombia sobre las intenciones que tenía durante el viaje que hizo allá. El resultado de tal aventura fue la permanente separación de todo el yatra de Colombia de Iskcon.

Este es el mismo Satsvarupa que en 2005, apenas dos años después de andarse ponchando a la condiscípula en Irlanda, publicó una novela mundana con descripciones sexuales que ya fue denunciada en El Tambor. La novela se intitula "Sanatorium", y en ella aparecieron párrafos como el siguiente: “Ella era osada y puso las manos de él en sus pechos. Luego lo besó y le metió la lengua en la boca. Él hizo lo mismo. Ella lo abrazó y a estas alturas él ya tenía media erección... Braja dasa se sentó y calmó sus propios genitales... No quería introducirle el genital a una escultural reina de la belleza”. ¡Ajúaaaa!


Pues este mismo Satsvarupa ahora sale conque acaba de escribir un libro más sobre cómo cantar bien la japa. Su título es Japa Transformations (Transformaciones con la Japa). Y digo "un libro más" porque hace casi treinta años él ya había escrito el Japa Reform Notebook. Sin embargo, mi recomendación personal a todos los distinguidos lectores de El Tambor es que se mantengan lo más alejados posible de ese libro. ¿La razón? El libro es pura basura, y les voy a explicar por qué.

En la conciencia de Krishna sólo puede escribir sobre la práctica espiritual alguien con el suficiente avance espiritual. Ese definitivamente no es el caso con Satsvarupa, quien se ha mofado de todos los devotos sinceros que se acercaron a él creyendo que él podría ser un buen ejemplo y guía. A cada paso ha demostrado ser un simple neófito advenedizo y oportunista que no tiene absolutamente nada que enseñarle a nadie en un sentido vaisnava serio.

Durante el último año de la estancia de Srila Prabhupada en este mundo, se le preguntó quién seguiría trabajando en el Srimad Bhagavatam en caso de que él no pudiera terminarlo. Su respuesta fue que Pradyumna podría hacer una traducción tanto del texto como de ciertos comentarios de acharyas del pasado. Sin embargo, advirtió que nadie en Iskcon tenía la madurez espiritual para presentar un comentario personal, pues este no era un trabajo académico sino algo que requería comprensión espiritual.

Y en el caso de una práctica tan delicada y profunda como lo es el canto de la japa, tampoco puede llegar un oportunista a vendernos sus masturbaciones mentales más recientes. Por desgracia Iskcon se ha vuelto como Hollywood: Crean estrellas que son adoradas y amadas por el público ignorante y superficial, y nadie ve la parte oscura en la vida de estas supuestas luminarias, que sólo usan su fama para hacer dinero y promover sus productos. Satsvarupa es una de esas estrellas que tienen la aceptación institucional automática de los seguidores ciegos de Iskcon. Sin embargo, lo anterior no significa que tenga una verdadera autoridad para hablar y escribir sobre el canto de la japa --pues su vida personal es un auténtico desastre.

Por coincidencia estaba recientemente leyendo el Vedanta Sutra, y ciertos pasajes de la obra me hicieron acordarme de Satsvarupa y su japa. Un sutra dice: "El Señor se manifiesta con la práctica recurrente (en la meditación)" (III. 2. 26). Un pasaje del comentario al verso anterior --el Govinda Bhasya, obra de Srila Baladeva Vidyabhusana-- explica así el sutra: "Es mediante la constante repetición de actos como la meditación y adoración que el Señor se manifiesta. [Si algunos devotos no Lo han visto es porque no han sido constantes al practicar la meditación. Es la abhyasa o repetición constante la que produce el estado de éxtasis en el cual se puede ver al Señor.]". Otro pasaje dice: "Así que es esta abhyasa o repetición la que hace que el Señor oculto se manifieste, de la misma manera que la frotación continua de dos varas hace que se produzca el fuego. Es por esa abhyasa que uno desarrolla amor por el Señor, y por medio de dicho amor uno al final alcanza la visión del Amado".

Como vemos en las citas anteriores, la japa es un factor primario en el avance espiritual del devoto, la japa es la llave para el darshan de Krishna, la japa es la meditación del devoto. Los grandes vaisnavas de nuestro linaje pasaban la mayor parte del día en meditación con su japa. Quienes han ido a Vrindavan recordarán haber visto el bhajan kutir de muchos de ellos --que es el lugar donde se dedicaban a cantar su japa durante el día.

¿Creen ustedes que un bribón que escribe novelas mundanas con pasajes tontos de sexualidad, que piensa, planea y consigue fornicar con una mujer casada mientras se viste de sannyasi y sigue de sannyasi luego de hacerlo, que se presenta como "guru" pero que sólo explota ese puesto para beneficio personal, puede decirnos algo valioso sobre cómo cantar la japa?

3 comentarios:

DEVARSHIPERU dijo...

Hare krsna, sobre el mencionado libro, lo vi en la web de dandavats.com, y es un gran sinverguenza este personaje por atreverse a sacar tal libro. no entiendo como permiten que estas cosas sigan asi, como dice un devoto de aqui, a esa gente hay que mandarlos al cuartel para que propinen una pateadura.

Le escribo tambien por este motivo Prabhu, es sobre el tema de la especulacion, cual es la diferencia entre los terminos : especulacion mental y especulacion filosofica.

hace 5 dias atras aca en peru, discutimos en la clase ese tema. Mencione que en el Bhagavad gita, en el significado del primer verso de capitulo 14 "las tres modalidades de la naturaleza material", Srila P. escribe: si mediante la especulacion filosofica uno logra entender este
capitulo, podra comprender el servicio devocional.

ahora mi otra pregunta es; a quien va dirigido esta indicacion de Srila Prabhupada, ya que casi todos los devotos dicen que no sedebe especular, un punto con el que no estoy totalmente de acuerdo. No por gusto Srila Prabhupada menciona esto. Ademas como lei en otro Libro, Srila Prabhupada menciona que si alguien quiere discutir filosofia, la literatura vaishnava es la mas consistente, hay muchos libros para presenatr y entender el cualto vaishnava.

hari bol

Nilakantha dijo...

Es el topico común del movimiento: engañar. Es la consecuencia de la práctica de constante de kanaka, kamini y pratistha.
Creo que además de las recomendaciones de Srila Prabhupada, para cantar Hare Krsna, libros como Harinama-cintamani y Bhajana-rajasya son suficientes para tener exito en el canto. Ahora si vamos a profundizar más en este tema de cantar japas con la última persona que acudiría sería a Satsvarupa y sus especulaciones mentales.

Fiorella dijo...

Y el que sigue???
Ya nos tiene muy abandonados a los fans del tambor. Queremos mas tela de donde cortar.