jueves, julio 15, 2010

Vuélvete un Alce otra vez


(Este artículo originalmente apareció en el sitio The Sampradaya Sun. Su tema es el ocaso devocional de Hridayananda.

Su título en inglés es muy ingenioso: "Moose-iko bhava: Becone a Moose Again" ("Alce-iko bhava: Vuélvete un Alce* otra vez"). Desafortunadamente en español esto no funciona bien. Srila Prabhupada relataba el cuento del sadhu que condenó a un león diciéndole "punar mushiko bhava" --"vuélvete un ratón otra vez". Así lo convirtió en el ratón que era originalmente, luego de que se había vuelto un león que abusó de su rol.

*Alce: Mamífero rumiante, parecido al ciervo y tan corpulento como el caballo, de cuello corto, cabeza grande, pelo oscuro, y astas en forma de pala con recortaduras profundas en los bordes.

En inglés, mouse (ratón) y moose (alce) son términos muy parecidos, y el autor del artículo los intercambia para referirse a Hridayananda, quien se fue de vacaciones a las Montañas Rocallosas, las que están llenas de alces. Al andar de vacaciones y con muchas otras conductas ajenas a un guru y sannyasi,, Hridayananda ya es considerado un caído. Pero alegóricamente no se volvió un ratón otra vez, sino un alce, como los que abundan donde disfruta sus vacaciones. --RK)


por Rocana das

Julio 7, 2010 -- Canadá (SUN) -- Este es un comentario sobre Hridayananda das Goswami en general, y en particular sobre la información más reciente que nos ha llegado al Sun --la carta que él mismo le envió recientemente a sus discípulos y seguidores durante sus vacaciones de verano.

En el Sun hemos publicado muchos artículos sobre Hridayananda (Dr. Howard J. Resnick), de muchas fuentes y autores. Con excepción de algunos que escribieron sus seguidores, todos han sido críticos de esta personalidad de Iskcon. Aunque uno podría comentar sobre tantos aspectos de la vida de Hridayananda, las cosas que dijo en su reciente "carta de vacaciones" nos ayudan a entender y analizar su estado de conciencia este momento. En resumen, él está en maya. Él no es consciente de Krishna, y hay poco que hacer al respecto excepto aceptar esta realidad.

En un artículo anterior del Sun publicamos una carta de Hridayananda a Tamohara dasa y miembros del Comité Ejecutivo de la GBC de Norteamérica, que Tamohara luego publicó en el Foro de Presidente de Templo de Norteamérica. En la carta, Hridayananda explicaba o justificaba su posición concerniente a su estatus de sannyasi. [Ver aquí una nota publicada en El Tambor, en la que comentamos esta carta de Hridayananda.]

La mayoría de los seguidores de Srila Prabhupada están de acuerdo que el concepto que él tenía de la Conciencia de Krishna debe ser presentado al mundo tal como él lo predicó durante su lila en Iskcon. Reconocemos que Hridayananda tuvo un papel prominente durante el período del lila [hasta noviembre de 1977]. No hay duda que en esta vida Hridayananda recibió muchas cualidades y potenciales, y su posición en Iskcon refleja ese hecho. Él ha sido bendecido con una mente brillante y es muy elocuente, y por lo tanto es un orador y escritor brillante. Cuando Srila Prabhupada dejó este mundo, Hridayananda estaba calificado para ser parte del programa de Acharyas de Zona, que él mismo y sus amigos establecieron.

Cuando Hridayananda se volvió un Acharya de Zona causó un gran impacto en la sociedad de Srila Prabhupada. No tengo aquí suficiente tiempo, ni es el propósito de este artículo describir en detalle los pasatiempos de Hridayananda como Acharya de Zona, pero estos ya han sido relatados en muchos artículos previos. Por supuesto, una de las razones principales de su fama fue el papel que desempeñó --aparte de sus responabilidades como GBC y Acharya durante ese período, y con la aprobación de a GBC y con fondos provenientes del BBT de Srila Prabhupada-- para completar con un grupo de amigos el Srimad Bhagavatam, creando traducciones y significados de la obra. (Aunque muchos devotos trabajaron como equipo en los últimos cantos, Hridayananda se adjudica primariamente la autoría.)

En aquel momento Iskcon hizo una inversión fuerte en Hridayananda. Con fondos de Srila Pabhupada se publicaron esos Srimad Bhagavatams, que todavía son ofrecidos como parte de la colección del BBT. Algunos devotos incluso consideran sastra los comentarios y significados de Hridayananda, y son citados como sastra --evidencia verificable-- por predicadores y escritores de Iskcon.

Como resultado de su puesto de Acharya de Zona, Hridayananda acumuló e inició a miles de discípulos. No voy a tratar de establecer cronológicamente la forma en que Hridayananda se fue deteriorando a través de los años. Pero baste decir que han pasado más de 30 años desde que Srila Prabhupada nos dejó, y en ellos hemos sido testigos públicamente del deterioro gradual de la Conciencia de Krishna de Hridayananda. Asumimos que cuando Srila Prabhupada estaba presente, Hridayananda se encontraba en su mejor momento de Conciencia de Krishna. Y comparado a como se encuentra hoy, hay evidentemente una tremenda diferencia.

Las declaraciones de Hridayananda sobre su vida como sannyasi, y su reciente carta relativa a sus vacaciones de verano, lo dicen todo. Cualquiera que entiende nuestra flosofía podrá identificarlas como indicios claros de la deteriorada Conciencia de Krishna de Hridayananda.

--Soy un alce filósofo.

Hridayananda quiere tener sus pies en ambos mundos, y cree que puede salirse con la suya debido a sus actividades del pasado y a su fama dentro de Iskcon. No quiere abandonar ninguno de sus títulos, aunque recientemente lo obligaron a renunciar de la GBC. Pero lo anterior no cambia mucho las cosas. A lo que Hridayananda se aferra es a su estatus como sannyasi y guru iniciador. Aunque él no está calificado para serlo, según las normas del sastra, él está fuertemente apegado y aferrado a ellos.

Para la GBC y los amigos poderosos de Hridayananda, él es el rey Teflon de Iskcon. Las personas que tienen dentro de Iskcon la responsabilidad de supervisar a los diksa gurus y sannyasis han hecho muy poco o nada durante todos los años en que Hridayanana no ha cumplido sus obligaciones como debería. Los líderes han decidido seguir una política de no meterse con Hridayananda, como pasó también con Satsvarupa y los Achryas de Zona que todavía se supone que hay en Iskcon. Es obvio que Hridayananda está en una categoría especial, donde nadie puede hacer nada para cambiar su papel como diksa guru autorizado de Iskcon y como sannyasi.

A nivel de sannyasi, la GBC supuestamente le ha dado autoridad a SS Prahladananda Swami para ser el encargado del Ministerio de Sannyasa. Su deber es ver por la preservación digna de la orden de sannyasa en Iskcon. Srila Prabhupada ha dejado en claro cuáles son las normas de sannyasa, y su postura no es distinta a la del sastra. Pero por alguna razón Prahladananda no ha querido o podido hacer que mejore el comportamiento de Hridayananda, o que renuncie como sannyasi.

Ya sea como sannyasi o como diksa guru, Hridayananda no está a la altura de las normas que Srila Prabhupada estableció, y lo admite franca y abiertamente. Y además nos informa que nunca va a cambiar. La triste realidad es que la GBC y el Ministerio de Sannyasa le han permitido mantener estos títulos, y en consecuencia han rebajado los estándares de Srila Prabhupada. Cualquier sannyasi nuevo o ya existente puede ahora señalar a Hridayananda y decir: “Bueno, Hridayananda está haciendo esto, tiene un salario karmi, no sigue los principios de sannyasa, se le ve salir con mujeres, se toma vacaciones mundanas, etc”.

¿Qué sannyasi se va de vacaciones a las Montañas Rocallosas para renovarse espiritualmente? En tal caso, ¿por qué un sannyasi habría de necesitar unas vacaciones para recuperarse de predicar? Y si fuera así, ¿no sería mejor ir a lugares sagrados de peregrinaje, como Vrindavan o Mayapur --lugares de este planeta que están mucho más cargados espiritualmente que las Montañas Rocallosas de Estados Unidos?

--No me critiquen porque me enojo.

Tal como Hridayananda las describe, las Rocallosas son lugares agradables durante algunos meses del año para que las visiten los karmis. En realidad, lugares como estos son la meca de los materialistas. Es allí donde van a adorar a la naturaleza como si fuera Dios, o la creación de Dios. Y van por el mismo tipo de razones que da Hridayananda: Para recuperarse y rejuvenecerse. Necesitan recuperarse porque están exhaustos materialmente de todas sus actividades karmis.

Hridayananda quiere hacerle creer a sus lectores que él trabaja mucho más que todos los demás, que merece tomarse esta vacación, y que necesita tomárselas. En realiddad, es el Señor Krishna Mismo quien lo está dirigiendo a hacer esto. Sri Krishna es personalmente su guía de turista, haciendo arreglos para que visite los puntos más bellos. Claro, quién sabe por qué Krishna está dirigiendo a Hridayananda a hacer esto --a tomarse unas vacaciones en las Rocallosas. La realidad es que quien lo está haciendo es maya, no Krishna.

En la actualidad yo necesito trabajar para mantener mi asrama y nuestro trabajo de prédica, que incluye el Sampradaya Sun. Y por coincidencia mi trabajo consiste en llevar gente a las Rocallosas. Durante esta época del año me paso cuatro días de cada semana en las Rocallosas, así es que me toca ver directamente lo que Hridayananda está describiendo: “lugares con mejestuosas montañas cubiertas de nieve, ríos cristalinos que fluyen, verdes valles, etc”.

Por fortuna puedo aplicar a mi trabajo el conocimiento de Srila Prabhupada, el conocimiento del sastra, y verlo por lo que realmente es. Sí, las Rocallosas son la creación de Dios, comparado con la creación humana de las ciudades, y no tienen comparación. Pero básicamente tú puedes encontrar semejantes sitios naturales en cualquier parte fuera de la ciudad... cualquier ciudad. Puedes ir al océano, o al bosque, etc. Las Montañas Rocallosas no son muy distintas. Son una cordillera de montañas nevadas que son básicamente inhabitables. Es bonito verlas desde la distancia. Y está bien, tú puedes estar en tu auto y verlas por la ventana; o salirte por unos minutos, de preferencia en algún punto donde no hayan innumerables bichos atacándote ni animales salvajes que pongan en peligro tu vida. Pero aparte de ser parques nacionales, lugares como este son muy inhóspitos para los seres humanos. A pesar de eso, Hridayananda quiere hacernos creer algo totalmente distinto. Él nunca menciona la realidad del mundo material, y ni siquiera la realidad de las Rocallosas.

Cuando Hridayananda escribe cosas como su “carta de vacaciones veraniegas”, anima a sus sguidores a que hagan lo mismo --que las Rocallosas son un mejor lugar de visita que Vrindavan, Mayapur u otro sitio sagrado de peregrinaje. Él da a entender que las Montañas Rocallosas son lo mismo que esos los otros sitios. Mientras que muchos devotos deben trabajar muy duro para ahorrar suficiente dinero para un viaje a India, Hridayananda puede desde la perspectiva financiera hacer lo que quiera. Ni por un momento dudaría que se está quedando en los mejores alojamientos disponibles en las Montañas Rocallosas. Él fácilmente podría subirse a un avión y volar a cualquier parte del mundo para recuperarse y rejuvenecerse espiritualmente, pero en vez de irse a los dhamas sagrados y prepararse para “las emocionantes oportunidades de servicio que Prabhupada y Krishna” le están dando, Hridayananda nos dice que su servicio por el momento es descansar. Creo que por lo menos los devotos mayores estarán de acuerdo que es la mente y los sentidos de Hridayananda --mas no Krsna y Srila Prabhupada.-- quienes lo están llevando de vacaciones en esta circunstancia particular.

Hridayananda no está siguiendo los pasos de los grandes Acharyas. En vez de eso, exhibe su capacidad para escribir cartas, y le hace creer a los tontos y los vulnerables que hace esto por motivos distintos a los verdaderos. Y como en el caso de su posición como sannyasi y diksa guru, aquí también está sentando precedentes. Está estableciendo un estándar de desviación, conduciendo por mal camino a los demás. Él es el Flautista de Hamelin, y sólo induce y seduce a gente desinformada para que lo sigan.

Nuestra mente y sentidos quieren creer que hacer esto, como devoto, está bien y es honorable --que puedes subirte a tu auto e ir a las Rocallosas, y que eso equivale a ir a un sitio sagrado de peregrinaje. Pero será un tonto quien no pueda ver el trasfondo de esto, y no pueda ver el trasfondo de la actitud de la GBC hacia Hridayananda. Es difícil de entender cómo los sinceros devotos de Iskcon --sannyasis, gurus y líderes-- pueden quedarse callados y permitir que esto continúe. Hridayananda se ha convertido en la personificación de la ofensa a Srila Prabhupada. Es una actividad ofensiva, es una actividad taimada e intrigante, es una actividad engañadora, y la GBC y el Ministerio de Sannyasa no están haciendo nada para detenerla.

Incluso el reporte del SAC sobre los gurus señala que el problema de la GBC es no ser proactiva para lidiar con gente que --luego de volverse sannyasis, o diksa gurus-- se desvían de las normas que existen en nuestro Sampradaya. Claro, cuando se trata de aprobar a gente que va a volverse sannyasi o guru, ellos quieren mantenerse en una posición de poder. Ellos han creado un proceso y estructura burocrática para ello, y alegan que necesitan ese poder “para protegernos”. Pero lo que la sociedad de devotos necesita, lo que los predicadores de la conciencia de Krishna necesitan, es que la GBC sea proactiva con la gente que ya es sannyasi y que ha empezado a dar iniciación diksa. Esto es particularmente cierto en el caso de Hridayananda, quien alega ser un miembro auténtico del Sampradaya, y a quien la GBC ha certificado como autorizado para elaborar directamente comentarios y significados del Srimad-Bhagavatam.

Me es obvio --al igual que a muchos otros seguidores de Srila Prabhupada-- que la GBC debe de ver de inmediato el asunto de Hridayananda. Prahladananda Swami, el encargado del Ministerio de Sannyasa, debe pasar menos tiempo haciendo hatha yoga y más tiempo haciendo su trabajo --ver el asunto de Hridayananda. Y si Hridayananda no acepta o no puede ser rectificado, entonces se le debe remover como diksa guru aprobado por Iskcon y como sannyasi. Claro que nadie podrá corregirlo. Él ha dejado muy en claro que no será corregido. Se ha vuelto un hombre viejo con sus mañas, y a eso tenemos que enfrentarnos. La GBC y sus ministros continúan demostrando ser unos incompetentes para remediar la cuestión y cumplir su deber ante la comunidad de devotos, ante Srila Prabhupada y ante Krishna.

--No soy un caído.

Que lo anterior sirva de advertencia a cualquiera que se haya dejado impresionar por las palabras floridas de Hridayananda y se sienta atraído a seguir sus pasos, o supuestamente refugiarse en él. Por favor lean y consideren con cuidado todos los artículos que hay en el Sun y en otras partes relativos a Hridayananda das Goswami. Si quieres progresar en la conciencia de Krishna, si quieres regresar a Dios, si quieres complacer a Srila Prabhupada, entonces tendrás que rechazar a esta persona. No lo sigas a las Montañas Rocallosas, pues él ha interpretado erróneamente las palabras de Srila Prabhupada. Y por hacerlo, ahora punar mushiko bhava -- vuélvete un ratón (mouse, en inglés) otra vez. En el caso de Hridayananda, debido a que le gustan tanto las Rocallosas, quizá se convierta en un alce (moose, en inglés). Alce o ratón, pero no guru, no un sannyasi, no un líder espiritual, y no un comentarista auténtico del Srimad-Bhagavatam.

1 comentario:

Gourasundara Das dijo...

Hare Krishna Prabhu Radha Krishna Dasa
Todas Las Glorias A Srila prabhupada.
Por favor acepta mis humildes reverencias.
quería referirte a un enlace que aparece en el "Sampradaya" "Sun" en la sección "Hot Links"
Me parece una buena "Catedra para todos los "Gurus " IS-CON. Espero que te encuentres bien y estático en la conciencia de Krishna.
Y.S. G.D.
http://www.energygrid.com/spirit/ap-falsegurutest.html