domingo, junio 06, 2010

¡¡¡ Gooool !!!


por Radha Krishna das

Después de cuatro años, regresa este junio la Copa Mundial de Futbol. En esta ocasión se celebrará en Sudáfrica.

Yo no soy muy futbolero. De la copa mundial de 2006 creo que vi a lo mucho unos 15 minutos, y eso fue por compartir unos momentos con los compañeros de la oficina que me habían pedido permiso para suspender su trabajo cuando jugara la selección mexicana, o en los partidos finales. No recuerdo quién fue el campeón, ni en qué lugar quedó México, ni dónde se jugó la Copa.

Más que ver el futbol como un fan, siempre preferí jugarlo. Estuve en la selección de futbol de mi escuela preparatoria dos años --en los que ganamos el campeonato de escuelas particulares del Distrito Federal. Y en años recientes me ha interesado analizar el futbol como modelo de negocios, el cual es impresionante.

Sin embargo, jugarlo y analizarlo como negocio no han sido mis únicos encuentros con este deporte. También --y aunque ustedes no lo crean-- en una ocasión estuve relacionado con el futbol desde el punto de vista "védico". Déjenme explicarles cómo ocurrió esto.

A mediados de los 1970s yo era el presidente del templo en México, y Hridayananda era el GBC. Como se podrán imaginar, esto daba para que tuvieramos conversaciones y discusiones sobre toda variedad de temas. Y el futbol no fue la excepción.

Un día Hridayananda me comunicó su más reciente revelación espiritual: Que el futbol era un deporte de sudras debido a que utilizaban los pies para jugarlo. Y que, por otra parte, el futbol americano era un deporte de ksatriyas debido a que se jugaba con los brazos.

Para quienes lean esta nota y no estén adentrados en el microcosmos krishnaico, les explico que, según la tradición cultural de la India, una sociedad está dividida en las siguientes cuatro clases sociales o castas:

1. La clase más elevada son los brahmanas --o sacerdotes e intelectuales-- quienes en el cuerpo social representan la cabeza.
2. Después de ellos vienen los ksatriyas --o gobernantes y guerreros-- que representan los brazos de la sociedad.
3. Luego de ellos están los vaisyas --o comerciantes, ganaderos y agricultores-- quienes representan el estómago.
4. Finalmente están los sudras --o trabajadores y sirvientes-- a quienes les corresponde ser los pies.

Así que Hridayananda había llegado a la maravillosa conclusión de que el futbol americano era un deporte de ksatriyas y para una nación ksatriya debido a que se jugaba con los brazos, mientras que el futbol (o soccer, balompié, o futbol asociación) era un deporte de sudras y para sudras debido a que se jugaba con los pies.

Hridayananda decía esto para contrastar la diferencia entre México y los Estados Unidos. Su lógica era que Estados Unidos era un país de ksatriyas y México era un país de sudras, y eso podía deducirse por el tipo de deporte que preferían.

Sin embargo, quizá Hridayananda no se daba cuenta que el futbol es el deporte más popular del mundo, no sólo de México. Lo es en las naciones más desarrolladas y cultas --sin que ello le quite su humilde función de entretenimiento para las masas. Por otra parte, el futbol americano que tanto glorificaba Hridayananda sólo es importante en los Estados Unidos.


Al escuchar los razonamientos de Hridayananda le contesté que en lo que a mí concernía ambos deportes eran "pura maya" [ilusión], y que los jugadores de los dos deportes eran simplemente laboradores en un espectáculo. No quise profundizar más sobre el tema para no tener que escucharlo durante horas con sus zonzos argumentos.

Lo que Hridayananda decía se me hizo una patanería --como tantas otras que le había escuchado antes y que le he escuchado después. Para mí, todo deporte-espectáculo donde uno se aplasta como tonto en un sillón a verlo --y donde se anuncian bebidas alcohólicas, hamburguesas de Mc Donald's y vacaciones en Las Vegas-- es la misma tontería, sin importar las reglas particulares de cada deporte.

Sin ir muy lejos, en el Srimad Bhagavatam, Prahlad Maharaja da el siguiente consejo a quienes pierden su tiempo --entre otras cosas-- con los deportes: "Por eso, mis queridos jóvenes amigos nacidos de demonios, compórtense de tal manera que quede satisfecho el Señor Supremo --quien está más allá de los conceptos del conocimiento material" (7.6.24). No creo que ni el balompié ni el futbol americano existan para la satisfacción del Señor Supremo, y por lo tanto hacer distinciones entre cuál es mejor de ellos es una idiotez. Y más aun lo es cuando uno usa argumentos seudo-védicos.

No considero que haya ninguna diferencia entre el futbol y el futbol americano. En ambos casos podemos decir que es una actividad sudra enfocada a la diversión de masas. Y es sudra debido a que no representa una actividad culta o intelectual (brahmana), no anhela proteger los intereses de una nación (ksatriya), y tampoco tiene nada que ver con la producción de bienes de consumo (vaisya).

Y quedó por discernir lo siguiente: ¿Será ksatriya el portero por usar sus manos para atajar la pelota e impedir que le metan un gol? ¿Se convertirá en brahmana el delantero que anota un gol con la cabeza? Será vaisya el defensa que baja la pelota con la cadera? ¿Se convertirá el árbitro en un Sukadeva Goswami debido a su silbato que recuerda el canto de un perico?

Y quedó también pendiente por decidir lo siguiente relativo al futbol americano: ¿Es sudra el jugador que patea el balón para anotar un gol de campo? ¿A qué inimaginable casta pertenece el mariscal de campo, quien tiene que agarrarle las nalgas a otro para recibir el balón?

Esto Hridayananda nunca lo explicó. Para él, eran los ksatriyas gringos y los sudras mexicanos.

Alguien podría argumentar que esta discusión ocurrió hace 35 años, y que el Hridayananda de entonces no es el mismo que el de ahora. En consecuencia, este incidente no tendría ninguna relevancia para entender al verdadero Hridayananda --el Hridayananda de hoy. Sin embargo, yo opino lo contrario. Esa "revelación" futbolera ocurrió apenas dos años antes de que Hridayananda se autoproclamara acharya sucesor de Srila Prabhupada, el cual es un privilegio indigno que pretende mantener hasta hoy.

El punto al que voy es que el tipo de razonamiento de Hridayananda con respecto al futbol fue muy primitivo y elemental. Me recuerda la mentalidad de un niño, quien prefiere los colores primarios y quiere ser bombero o policía. Para Hridayananda, futbol-con-los-brazos=ksatriya, y futbol-con-los-pies=sudra. Y de la misma manera, para él, ritvik=acharya-sucesor, y Hridayananda=Acharyadeva. Hridayananda se equivocó con sus reflexiones sobre el futbol, y definitivamente se equivócó con su presunción de ser un gran acharya sucesor de Srila Prabhupada.

Pero la cosa no termina allí. Hridayananda conserva al día de hoy esa mentalidad simplista y convenenciera. Eso lo vimos hace poco cuando dijo, de manera por demás estúpida, que: "... una persona [Radha Krishna] se esforzó para entregarle el templo de Srila Prabhupada al gobierno" (leer aquí, aquí, aquí y aquí). Dijo lo anterior sin ni siquiera entender cómo funciona el proceso de nacionalización o el motivo de su existencia, ni de cómo yo no tuve nada que ver con esa determinaciòn del gobierno. Hridayananda sólo dijo sus babosadas, que son idénticas a las babosadas que decía sobre el futbol hace 35 años.

Por lo anterior podemos concluir que el Hridayananda de hace 35 años es el mismo que el de ahora. Es la misma superficialidad y las mismas tonterías. Pero mientras Hridayananda siga teniendo a su grupito de seguidores sin criterio que le celebran todas sus ocurrencias, las mentiras no terminarán.

8 comentarios:

DEVARSHIPERU dijo...

Jay hare krishna, muy instructiva su historia Prabhu. Quiero aprovechar para preguntarle, si es cierto que Srila Prabhupada dijo que Jayapataka S, era un asociado del Señor Caitanya en su vida previa. cuando , como y en que circunstancias lo dijo(si asi fue).

luego lo que un par de devotos aqui en Pwru me dijieron hace muchos años atras. que Jayapataka m, estaba asi de gordo porque srila Prabhupada le dio un mantra para que subiera de peso y asi pudiera aguantar el servicio que tenia que hacer(hacer el Mayapur Chandrodaya mandir, predicar por todo el mundo, tener miles de discipulos, etc).

Hari bol.

Radha Krishna das dijo...

Estimado Devarshi:

Sobre si Srila Prabhupada dijo que Jayapataka era un asociado de Sri Caitanya, no sé nada al respecto, ni en qué circunstancias lo hubiera dicho.

Tampoco sé nada sobre el mantra para subir de peso. Aunque creo que el mantra no sería necesario; comer como Jayapataka lo hizo durante años es más que suficiente.

Lo evidente es que el exceso de peso no le ayudó a aguantar con su servicio. Más bien lo incapacitó.

Hubiera sido mejor encontrarle un mantra para perder peso.

Prabhupadanuga dijo...

Muchas veces hemos visto, sobre todo en Latin America, y sobre todo en algunos grupos algo fanaticos-sentimetalistas de ciertos gurus como Jayapataka y Hanumat Prasaka, que sus seguidores les atribuyen historias o cosas exageradas de poderes misticos, ordenes o instrucciones falsas de Srila Prabhupada, etc, etc, etc, y casi siempre son invenciones producto de la ignorancia y el deseo de endiosar, cosa que al final le hace daño tanto al guru como a sus seguidores. De Jayapata se han inventado muchas cosas fantasiosas, como que enciende fuego de sacrificio con mantras, que es asociado directo de Mahaprabhu, que Srila Prabhupada le pidio que iniciara una cantidad exorbitante de discipulos, etc, etc, etc. Pero la verdad es que no hay carta, video, etc donde se corrobore que Srila Prabhupada dijo eso a Jayapataka.
Radha-Krsna Prabhu, sabes de alguna prueba respecto a esas afirmaciones que se hacen de Jayapataka?

sandro dijo...

jajajaj que barbaro acariadeva!!! jajajaja,

Marcelo Andres dijo...

HARIBOL!

Conclusion de GOOOOOOL? Ja ja ja, Hridayananda la cagó de tal forma, que siempre encontrarás tema para ponerlo en evidencia.
Ahora lo que no aparce mucho en estos comentarios y analisis Prabhu, es la otra cara de la moneda, y me refiero a los que defendian a todos esos Gurus criticados, y hasta le servidos incondicionalmente por ustedes hasta hace solamente algunos minutitos. De eso, leo bien poco. Me hace recordar un poco a los tiempos en que las dicataduras se caian en Latinoamerica y de pronto todos eran viejos críticos del sistema totalitario y defensores de la democracia.
Radha Krishna, escribe y documenta por favor sobre los errores que ustedes mismos cometieron, dandole de comer a esos cocodrilos. De alli es que aprenderemos y podremos limpiar la casa de Srila Prabhupada. De lo ridiculo que es Hridayananda & Co. se pueden escribir muchos tomos.
Es bueno el Tambor, y ojala pronto por la gracia de Srila Prabhupada se convierta en rugiente.

irm Brasil dijo...

Sri Krsna jogava futebol com os gopas; e Ele e Seus associados não eram Sudras.

BHAKTA CARAJILLO dijo...

Su comentario futbolero me deja asombrado debido a que critica un modo de conducta (de Hrdayananda)que tambien es muy caracteristico de su persona: el de ser prejuicioso.

Que bueno que existan dos lados de la moneda, pero creo que muchas veces pierde la objetividad debido a viejos resentimientos que no deberia de proyectar a toda una comunidad.

Mi consejo: escriba pero sea objetivo.

Muchas veces al leerlo me parece ver spots politicos entre PAN y PRI.

No creo que tenga el conocimiento absoluto, asi que le pediria mas objetividad en cada comentario en vez de darme la interpretacion erronea de sus sentidos.

GRACIAS...

Radha Krishna das dijo...

(El autor de este comentario no logró 'postearlo' directamente, y me pidió que lo hiciera por él.)

Haribol Marcelo,

Creo que Radha Krishna fue lo suficientemente claro en admitir que fue parte del sistema y que como la mayoría de nosotros se dejó por un tiempo arrastrar por el mismo. Pero desde hace mucho que se salió y, luego de reconocer sus propios errores, con todo derecho esta opinando sobre lo que pasó y pasa en el Movimiento. Qué quieres que porque alguien estuvo ahí metido ahora no pueda decir lo que piensa. Todos nos equivocamos dejándonos llevar por los 11 elegidos, les creímos porque lo presentaron muy bien y en esas épocas no se sabía lo que se sabe ahora, además de que eramos muy neófitos.

Nada es excusa pero si alguien admite su error y se sale del engaño, tiene derecho a decir lo que quiera y a analizar todo desde la perspectiva de las enseñanzas de Prabhupada.

En cambio, los Hridayanandas y Jayapatakas nunca reconocieron ni reconocerán sus faltas ni sus verdaderas posiciones de almas condicionadas.

Jagannata Misra Dasa (no el español)