martes, mayo 05, 2009

Cauragraganya Pususastakam


(Tomándonos un respiro de tanta información crítica sobre el Movimiento Hare Krishna, les presento a continuación un poema que consta de ocho estrofas en alabanza a Krishna en su papel de Ladrón Supremo. Este poema es de un autor desconocido, y fue traducido del sánscrito al ingles por Sri Gour Govinda Swami. El Maharaja es uno de los más respetados líderes espirituales de Iskcon, y aunque ya falleció, se le recuerda por su honestidad, erudición y apetito devocional. La traducción al español es de Sriman Aniruddha Prabhu, quien ya nos ha prometido otras perlas devocionales a futuro)

“Cauragraganya Pususastakam”
Ocho plegarias en honor del mejor de todos los ladrones

vraje prasiddham nava-nita-cauram
gopangananam ca dukula-cauram
aneka-janmajita-papa-cauram
cauragraganyam pursusam namni


1. Yo ofrezco mis reverencias a ese ladrón Supremo, Sri Hari. Él se roba la mantequilla de las casa de las damiselas de Vrajabhumi. Y también se roba las vestimentas de las damiselas de Vrajabhumi…, ¡oh, qué gran ladrón! Él es famoso por cometer toda clase de robos. Él se roba hasta las reacciones pecaminosas de sus devotos. ¡Qué ladrón tan tremendo, el ladrón Supremo! Yo ofrezco mis reverencias a ese ladrón Supremo.

sri-radhikaya hrdayasya cauram
navambuda-syamala-kanti-cauram
padasritanam ca samasta-cauram
cauragraganyam pursusam namni


2. Ese ladrón se roba el corazón de Radharani. Él se roba el matiz oscuro de la nube nimbo cargada de lluvia. …¡Él se roba todo! Él le roba todo a aquellos que se refugian en Sus pies de loto: todas sus pertenencias, todos sus bienes materiales, todo su dinero, ...¡los despoja absolutamente de todo! Incluso, les roba hasta sus mentes. ¡Qué ladrón tan tremendo! Yo ofrezco mis reverencias a ese ladrón Supremo.

akiñcini-kritya padasritam yah
karoti bhikshum pathi geha-hinam
kenapy aho! Bhisina-caura idrig
dristah sruto va nat jagat-traye ‘pi



3. Ese ladrón le roba todo a aquellos que se refugian en Sus pies de loto. Él les quita sus riquezas materiales, sus esposas, sus hijos, sus parientes y cualesquiera otras nexos con otras personas. ¡Él carga con todo! Entonces esas personas se vuelven paupérrimas, meros mendigos callejeros. ¡Así actúa este ladronazo, que barre con todo! Los que se refugian en Él se quedan sin casa, sin ni siquiera una choza…, ¡los deja sin nada, como mendigos de la calle! Nunca he visto ni he escuchado de semejante ladrón. Ofrezco mis reverencias a ese ladrón Supremo.

yadiya namapi haraty asesam
giri-prasaran api papa-rasim
ascaryarupo nanu caura idrig
dristah sruto va na maya kadapi

4. Si alguien escucha el santo nombre de ese ladrón, Él le roba todas sus reacciones pecaminosas. ¡Qué ladrón tan hábil! Si alguien tan sólo escucha Su santo nombre, Él le roba todos sus pecados. ¡Oh, que ladrón tan maravilloso! Yo ofrezco mis reverencias a ese ladrón Supremo.

dhanam ca manan ca tathendriyani
pranams ca hrtva mama sarvam eva
palayase kutra dhrto hadya caura
team bhakti-damnasi daya niruddah


5. ¡Oh, gran ladrón!, tras robarte todas nuestras propiedades, nuestras cuentas bancarias, nuestro dinero, nuestras tierras, así como nuestro buen nombre, nuestras mentes, nuestros corazones, …¡te vas corriendo! ¿A dónde vas…! ¡Te voy a prender! Ahora te tengo, ¡te prendí! Y te voy a atar con esta cuerda, la cuerda del amor. ¿Adónde crees que vas? Ahora te he prendido y te voy a atar con esta cuerda del amor, ¡una cuerda muy fuerte! …¡Ya no puedes zafarte y echarte a correr otra vez!

chinatsi ghoram yama-pasa-bhandham
bhinatsi bhimam bhava-pasa-bandham
chinatsi sarvasya samasta-bandham
naivatmano bhakta-kritam tu bandham

6. Tú puede que cortes la soga de Yamaraja. Puede que cortes el nudo ciego de este cautiverio material. Puede que cortes toda clase de cosas en este mundo, pero, ¡no puedes cortar este lazo de amor! Ahora estás en mi poder; no puedes cortar este lazo de amor. ¡Te he atado!

man-manase tamasa-rasi-ghore
kara-grihe dukhamaye nibaddhah
labhasva he caura! hare! Ciraya
sva caurya-dosocitam eva dandam


7. ¡Oh, ladrón tremendo, Sri Hari, a los ladrones generalmente se los confina en la cárcel, una cárcel muy oscura. Ahora te voy a meter en la oscura cárcel de mi corazón. ¡Te quedarás allí para siempre! Ese es el castigo severo que mereces por tus actos de ladronería. ¡Te quedarás para siempre en la cárcel de mi corazón! ¡Jamás te dejaré salir!

kara-grhe vasa sada hrdaye madiye
mad-bhakti-pasa-drda-bandhana-niscalah san
tvam krsna he! pralaya-koti-satantare ‘pi
sarvasva caura hridayam nahi mocayami

8. Ahora que te he atado con la cuerda del amor y confinado en la cárcel de mi corazón, ¡quédate ahí, quédate ahí! No trates de huir, ¡no lo trates! ¡No podrás librarte de este fortísimo lazo! ¡Oh, Krishna!, me robaste todo: mis pertenencias materiales, mi reputación, mi hermosura, mi familia, mi mente, mi corazón… ¡Barriste con todo! Por lo tanto, ¡este es el castigo que mereces: quedar cautivo para siempre en la cárcel oscura de mi corazón. Con mucha fuerza, ¡te he atado con la cuerda del amor para siempre! Aunque transcurran millones de millones de pralayas [o sea, si el universo es creado y destruido billones de veces], ¡no te dejaré salir, no te dejaré abandonar la cárcel de mi corazón. ¡Ese el castigo al que te has hecho merecedor, Tú, el mejor de los ladrones!

2 comentarios:

Peter dijo...

Muchas gracias prabhu por incluir esta maravillosa disertacion de este gran vaishnava, Srila Gaura Govinda Maharaja. Con su predica y comportamiento Maharaja demostro ser el devoto ideal que Srila Prabhupada describe en sus libros. Ignorado y hasta despreciado en su momento por los lideres principales de ISKCON, quienes no le llegaban ni hasta las uñas de sus pies de loto, Maharaja sera recordado y glorificado por aquellos sinceros aspirantes a vaishnavas, para quienes el es una fuente de inspiracion

harirasadas dijo...

Jay Srila Premaacarya Thakur!