miércoles, febrero 25, 2009

Las Tonterías de Bir Krishna Goswami

por Radha Krishna das

Aniruddha Prabhu hizo unas observaciones muy atinadas en “Genio y Figura hasta la Sepultura”. Vi el video en cuestión, y efectivamente Bir Krishna Goswami dice todos los desatinos que señala Aniruddha. Los reproduzco aquí de nuevo para dejar claro de lo que estamos hablando:

“…también recuerdo otra historia relacionada con Suramérica. Yo estuve años en Suramérica predicando durante los inicios del movimiento. Y entonces… Pero a todos les gusta hacerse de una posición allí, saben; todos estaban haciendo política. Entonces tienes que darle posición a la gente: “O, tú estás a cargo, …tú estás a cargo de asegurarte de que el baño esté limpio. Tú eres el ‘presidente del baño’ [BK se ríe burlonamente]. Todos tienen que tener una posición, ¿no es cierto? Todo aquel que haya trabajado en Suramérica sabe de qué estoy hablando [BK se vuelve a echar a reír con sarcasmo]: “Tú estas a cargo de esto, tú estás a cargo de aquello…”

En efecto, Bir Krishna exhibe una total falta de krpah, o compasión, durante esa clase —que irónicamente se intitula “Compasión y Empatía”. Él da ese ejemplo de Suramérica para lucirse durante la clase y extraer algunas risitas tontas de parte de su audiencia. Queda allí en evidencia clarísima la actitud racista y despreciativa de Bir Krishna.

BUEN PROVECHO MAHARAJA. DAME POR FAVOR TUS SOBRAS

Pero yo quiero ir más lejos. Para mí, las palabras de Bir Krishna no únicamente carecen de sensibilidad y permean intolerancia y desprecio, sino que además son una sarta de mentiras y una pantalla para ocultar sus propias faltas. Veamos.

De entrada Bir Krishna dice: “Yo estuve años en Suramérica predicando durante los inicios del movimiento”. What?!?? Los inicios del Movimiento fueron en 1971, en México, y nadie recuerda haberlo visto entonces. Yo visitaba el templo desde ese verano y nunca lo vi. Ingresé al templo en 1972, que también se considera “los inicios”, y no recuerdo haberlo visto nunca. Lo mismo debió ocurrir en los templos de Buenos Aires, Caracas Puerto Rico, y Santo Domingo, los cuales son parte de “los inicios” del Movimiento en Latinoamérica, pues abrieron en 1973. Seguramente ellos tampoco lo vieron entonces.

La primera vez que vi a Bir Krishna das Adhikari fue en México, mucho después de “los inicios del movimiento”. Sólo estuvo de paso unos días y luego desapareció del radar. Se sabían los nombres de los líderes latinoamericanos de mediados de los 1970s, y su nombre nunca sonó.

En algún momento posterior Bir Krishna empezó a trabajar en el BBT Español de Los Angeles, pero eso ha de haber sido hasta 1977, y recuerdo haber tratado con él desde Bogotá, donde yo vivía entonces. Por otra parte, en 1976 fui varias veces a Los Angeles y traté asuntos del BBT con el encargado en turno, y nunca fueron con él. Aparte, he estudiado recientemente las fotos de Srila Prabhupada en su visita a Los Angeles de 1976 —la última que hizo allí—, y no aparece en ninguna. Además yo estuve algunos días allá en esa ocasión y tampoco lo recuerdo.

SRILA PRABHUPADA EN LOS ANGELES, 1976.

Bir Krishna escribe —en su propia defensa a la condena que le hace su hijo Ismael Jacobs por abandono— que él era el presidente del templo de Caracas en 1976. Quizá sea así, pero seguramente no lo era en 1975 cuando Srila Prabhupada visitó Caracas, pues tampoco aparece en ninguna de las fotografías del evento.

LOS ANGELES, 1976. ¿DÓNDE ESTÁS BIR KRISHNA?

Así que hablar de estar predicando en “los inicios del movimiento” en Suramérica como gran pionero es una vil mentira. Es hacer caravanas con sombrero ajeno, y adjudicarse un trabajo que no hizo. Y lo peor es que dice esa mentira para ponerse en una situación de autoridad y dar a entender que sabe lo que está diciendo. Es darse atribuciones que no le corresponden, como eso de que Guru Prasad Swami era científico nuclear pero que por compasión por las almas caídas se volvió devoto.

Y no podemos olvidar que de su paso por Venezuela dejó una terrible impresión entre los devotos. Si no lo creen pregúntenle a Virabahu das, quien me contaba en Los Angeles sobre el desprecio que sentía por Bir Krishna debido a sus arbitrariedades y a lo desagradable de su persona.

Yo era presidente del templo de Bogotá en 1977, y me tocó visitar el templo de Caracas ese año, precisamente cuando Bir Krishna todavía era encargado allí. Sólo escuché quejas y recriminaciones en contra suya.

En febrero de 1978, cuando Srila Prabhupada ya nos había dejado, pasé por Caracas rumbo a India. Entonces Viraha Prakash Swami y yo seguimos el viaje juntos. Fue allí que los devotos y líderes me inundaron con un sinnúmero de recriminaciones en contra de la persona de Bir Krishna —quien para alegría de los residentes locales ya había dejado Venezuela permanentemente. Y los señalamientos que hacían no eran muy distintos que los de Aniruddha Prabhu. Y claro, durante el viaje a India, Viraha Prakash me platicó de todo el cochinero y los juegos de poder que le tocaron ver durante su reciente estancia en India.

VRINDAVANA, NOVIEMBRE DE 1977.
VIRAHA PRAKASH SWAMI CON SRILA PRABHUPADA .

Puedo incluso concluir que Bir Krishna fue el ingrediente precursor de la famosa revolución venezolana de 1978, la primerísima instancia de rechazo a la autoridad de ISKCON luego de la desaparición de Srila Prabhupada. Esto es porque su presencia dejó un sabor tan rancio e hirió tanto las sensibilidades locales, que cuando en marzo les recetaron un flamante Acharyadeva ya no pudieron más con el paquete.

Pasa luego Bir Krishna a la parte más manipuladora, explotadora y ofensiva de sus parloteos. Dice que todos en Latinoamérica buscan una posición y entonces hay que dársela, como de presidentes del baño. Y de lo anterior teje su argumento.

Primero debemos entender que Bir Krishna dice lo anterior en el contexto de cómo tratar a tus enemigos, tema del capítulo 7 del Canto Séptimo del Bhagavatam. Antes de la cita que reproducimos arriba, él nombra diversas formas de lidiar con tus enemigos —y una forma es precisamente darles una posición. Como decía alguien: “Quiero a mis amigos cerca, pero a mis enemigos más cerca”. Es el mismo principio. Dale a tu enemigo una posición, invéntale una posición, hazle creer que es de tu confianza (pero búrlate de él a sus espaldas). Mi querido Bir Krishna, ¿son y siempre fueron enemigos tuyos los devotos de Latinoamérica, de quienes te burlas sin escrúpulo alguno aquí, con esa personalidad tuya que tu mismo has descrito como detestable? ¿Cómo lidiar con este enemigo suramericano? ¡Claro, lo nombro presidente del baño!

El pranam-mantra de Bir Krishna dice así:

namo hamsa-nikashaya
prabhupada-priyaya te
su-dridha-shuddhi-nishthabhyam
tasya vakyanuvadine


"Ofrezco mis respetuosas reverencias a mi maestro espiritual Bir Krishna das Goswami, quien es como un cisne, y a quien Srila Prabhupada quiere mucho por repetir fielmente su mensaje con gran pureza y determinación".

SRILA PRABHUPADA Y DEVOTOS EN MÉXICO, 1975.

Así que el Goswami es como un cisne que repite fielmente el mensaje de Srila Prabhupada con gran pureza y determinación. Lo que Bir Krishna dijo sucedió en un Vyasasana y delante de Sri Sri Radha Kalachandji en Dallas. ¿Es eso hablar con pureza y fidelidad? Claro que no. Es una farsa. Es una farsa sentarse en el asiento de Vyasa y hablar en términos de cómo manipular a un enemigo usando como referncia a los devotos de Suramérica. Es una farsa por parte de Bir Krishna el puro hecho de sentarse en el Vyasasana pues sus palabras no representan a Vyasa. ¿Querrá mucho Srila Prabhupada a Bir Krishna cuando lo vemos referirse así a quienes desean servir al Fundador-Acharya?

Srila Prabhupada nos enseñó que jivera 'svarupa 'haya - krsnera 'nitya-dasa. Nuestra naturaleza es servir, y servir a Krishna. No veo nada de malo que alguien quiera asumir una responsabilidad específica y bien definida dentro del servicio devocional. Estar encargado de que el baño del templo esté limpio es honorable. Sólo un kanistha-adhikari le encontrará defecto a esto y lo hará motivo de escarnio. A un madhyama-adhikari le alegrará ver que otros buscan un servicio en el templo, que tengan avaricia por éste. Cuando Ramananda Raya habló con Sri Caitanya Mahaprabhu sobre la meta final de la vida, declaró que: “El servicio devocional puro en conciencia de Krishna… sólo se puede alcanzar pagando un precio, que es una intensa codicia por obtenerlo”. Quizá Bir Krishna no pudo ver esa codicia devocional incipiente para obtener bhakti, y sólo vio un fenómeno curioso digno de una mención chusca ante las Deidades. Un maestro espiritual muy moderno.

SRILA PRABHUPADA EN CARACAS, 1975.

Pero más revelador aun es cómo pretende Bir Krishna “denunciar” a quienes buscan una posición. Como dicen acá, tenemos el caso del burro hablando de orejas. O como dicen los primos: “The pot calling the kettle black”. Cualquier cosa que Bir Krishna esté diciendo aquí sobre quienes desean una posición mediante la política, se aplica cien veces más a él y a muchos compinches suyos que a las víctimas de su lengua floja.

Recordemos que cuando Bir Krishna dejó Venezuela y se quedó en el BBT de Los Angeles, no pudo resistir la tentación de escalar posiciones y dejó ese servicio para irse a tomar sannyasa. Dejó a una esposa y a un hijo infante al que literalmente le arruinó la vida.

También, como escudero de Hridayananda das Goswami, aceptó la posición de presidente de Miami. Esto le daba a Hridayananda el pie en Estados Unidos que tanto deseaba, pues en la repartición del pastel iskconiano sólo le había tocado Latinoamérica. Siempre supimos de la presión política que Hridayananda ejerció para entrar a Florida, y su fiel escudero le ayudó. ¿Por qué Bir Krishna no usó mejor este ejemplo de quienes andan buscando posiciones mediante la presión política?

Luego Bir Krishna se empecinó con la idea de tener un gran rascacielos en la playa de Miami. El GBC trató en 1982 cancelar los contratos pero ya era muy tarde. El daño se había hecho. Bir Krishna había conseguido mediante la política la “posición” de presidente de Miami para mal utilizarla destruyendo un importantísimo proyecto de Srila Prabhupada desobedeciendo sus instrucciones de no vender los inmuebles que ya se tienen. Pero no titubea en mofarse de quienes quieren una posición inocua de servicio devocional, aunque sea como presidente del baño.

MONTAÑAS Y CIUDAD DE CARACAS AL FONDO, 1975.

Debemos también recordar que Bir Krishna Goswami se puso a escribir desde inicios de los 1980s sus propios libros “devocionales” y puso a sus discípulos y seguidores a venderlos a expensas de los libros de Srila Prabhupada. Y aquí el dinero ya no iba al BBT sino que todo se quedaba bajo su propia administración. ¿No es eso buscar una posición? Y es hacerlo a expensas de las enseñanzas de Srila Prabhupada.

Me pregunto: ¿Por qué Bir Krishna no habló de la sed de posición y prestigio que vemos claramente en tantos líderes norteamericanos de ISKCON, incluso él mismo? Eso es más cierto que lo que dijo ante Radha Kalachandji. Pero denunciar a otros líderes ansiosos de posición es denunciarse a sí mismo. Es mejor reírse de unos tontos devotos suramericanos.

Bir Krishna recurre a la táctica de denunciar lo chico para ocultar lo grande. Ya en tiempos de Cristo se conocía esta táctica farisea. Mateo regaña a ese tipo de gente con la famosa sentencia: “¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?”.

1 comentario:

Patricia dijo...

Lo que es no saber que hacer mas que con la mente contaminada ver errores en los demas en el pecado lleva la penitencia indudablemente si quieres encontrar a un tonto escuchalo hablar o en este caso las tonterias que escribe sobre todo d Alguien muy querido por el Señor¡ y por infinidad de miles de jivas que dariamos la vida por Él y que trata de demostrar que la inteligencia se va de vacaciones y reyna la ignorancia? y la estupidez q es lo mismo le deseo que le vaya lo mas peor posible y asi se refugie mas en Krishna y su conciencia mejore ojala salga muy pronto de la etapa Kanistha

Haribol