miércoles, mayo 12, 2010

Hanumatpresaka Swami: Conclusión


por Radha Krishna das

En fechas recientes publicamos dos notas (1, 2) sobre Hanumatpresaka Swami, y los conceptos que él tiene sobre el guru en Iskcon.

Tanto en una nota preliminar sobre el Maharaja como en las dos notas arriba mencionadas, nunca hicimos una crítica personal hacia el Maharaja. No se hicieron cuestionamientos sobre su sadhana --a diferencia de la vida poco ejemplar de sannyasi que lleva Hridayananda. Tampoco mencionamos violaciones suyas a los principios regulativos --a diferencia de los escándalos de Paramgati homosex y Gunagrahi porno-swami. Menos aun hablamos sobre actos criminales y violaciones a las leyes civiles y las internas de Iskcon que él hubiera cometido --a diferencia de las denuncias que hemos hecho en contra de Guru Prasad, Bhakti Bhusana y Virabahu.

Todo lo anterior es debido a que, en efecto, parece que el Maharaja Hanumatpresaka tiene una integridad que deberían envidiar (en el buen sentido de la palabra) los pillos que deambulan por Latinoamérica pavoneándose como grandes líderes institucionales de Iskcon. "Si el río suena es porque piedras trae". A estas alturas ya hubiéramos escuchado sobre alguna mácula en su rol de sannyasi y predicador si existiera alguna, pero eso no ha ocurrido. Por tal motivo debemos reconocer su esfuerzo por dar el buen ejemplo y representar correctamente el linaje de sannyasis proveniente de Sri Caitanya Mahaprabhu y Srila Prabhupada.

No obstante, el punto que no cuadra en relación con Hanumatpresaka Swami es el relativo a su rol como guru en Iskcon. La cuestión aquí no es si él tiene ciertas cualidades de devoto, o si es un madhyama adhikari decente. El problema es que el Maharaja es parte de un sistema de gurus que nació viciado y que en la actualidad avala como gurus a muchos individuos indignos.

Para no ir muy lejos tenemos el caso ya bien conocido de Paramgati. Este personaje carismático e hiper-sentimentalista permanece como guru de aquellos que recibieron iniciación suya antes de que le prohibieran dar más iniciaciones. Aquí la pregunta es si Paramgati fue jamás un guru genuino. La respuesta más lógica es que no. No únicamente se cayó una vez, sino que lo ha hecho repetidamente en forma documentable por 20 años. Sin embargo, Iskcon lo reconoce como guru de quienes recibieron iniciación suya.

Otro caso patético es el de Satsvarupa, quien aparte de andarse "ponchando" a una condiscípula suya en Irlanda hace apenas 5 años, terminó reconociendo que andaba tras los huesos de ella ¡desde 1980!, mientras se presentaba como gran acharya sucesor de Srila Prabhupada y se había autonombrado "Gurupada". Habiendo arrastrado esa conciencia libidinosa durante 30 años, ¿son genuinas las iniciaciones que estuvo dando todo ese tiempo?


La desgracia aquí es que Iskcon considera que si algún "guru" institucional da iniciaciones mientras no está descaradamente "caído", entonces dichas iniciaciones son válidas --independientemente de los colapsos espirituales que dicho guru sufra en el futuro, o incluso los que esté padeciendo en el momento mismo en que inicia nuevos discípulos. Es por este motivo que quienes fueron iniciados por Paramgati y Satsvarupa siguen siendo considerados discípulos de ellos, a pesar del comportamiento tan reprobable de estos individuos. En mi caso, yo por lo menos tuve la decencia de decirle a quienes habían recibido iniciación mía, que yo no era competente como guru de ellos y que debían buscarse un guru calificado y reinicarse con él.

Cuando yo participaba en los foros de .com a finales de los 1990 (el precursor de PAMHO), en una ocasión hubo una discusión sobre Kirtanananda, sus crímenes y sus iniciaciones. Yo pregunté (en forma retórica) si todas las iniciaciones que dio Kirtanananda en el pasado eran válidas a pesar de que posteriormente nos enteramos de todas sus actividades criminales y decadentes de años. Pues nada más y nada menos que el buen Jayapataka respondió a mi post diciendo que mientras Kirtanananda estuvo "bien", se le debía considerar como un guru genuino y válidas sus iniciaciones. Palabras de Jayapataka, el apologista supremo del sistema de gurus de Iskcon.

Lo anterior es simplemente una aberración, porque alguien que demuestra semejante degradación no puede ser considerado fidedigno --independientemente de que en el pasado hubiese manifestado alguna conducta convencional de madhama-adhikari. Esta es una desviación de los principios doctrinales vaisnavas. Pero desafortunadamente ese es el sistema al que pertenece Hanumatpresaka Swami. Es un sistema en el que justos y pecadores van de la mano para presentar juntos una pantalla de autenticidad. Es un sistema en el que personas íntegras como Hanumatpresaka deben servir de tapadera a pillos y explotadores institucionales que están completamente desviados de la norma vaisnava.

La pregunta importante aquí sigue siendo, ¿qué sistema de iniciaciones y sucesión discipular quería Srila Prabhupada para su institución? Hay dos puntos importantísimos que considerar para responder correctamente a esta pregunta, y son: 1) Que Srila Prabhupada nunca nombró ni 11 acharyas, ni tampoco innumerables gurus elegidos conforme al sistema de "no objection" (si nadie tiene objeciones entonces se le puede aceptar como guru), y 2) que para poder ser guru iniciador, específicamente dentro de una institución vaisnava que se supone debe prevalecer por generaciones, uno debe tener una orden específica de su guru y acharya anterior, y que eso sea avalado por la congregación de vaisnavas reconocidos. El sistema actual de Iskcon no satisface ninguno de estos dos requisitos.


Pero Hanumatpresaka Swami es parte de ese sistema. Por tal motivo, él tiene que inventar y reacomodar la filosofía para justificar las incongruencias del sistema, y al mismo tiempo tratar de servir a Srila Prabhupada dentro del predicamento en el que se encuentra. Es por eso que las observaciones que hace Rocana en su escrito sobre Hanumatpresaka son muy acertadas, pues señala claramente las inconsistencias en los conceptos de Hanumatpresaka sobre el guru.

Una desviación elemental en la filosofía de Hanumatpresaka es cuando dice que si alguien deja de cantar sus rondas o seguir los principios, se pierde la relación guru-discípulo. Srila Prabhupada nunca dijo eso, ni lo he escuchado de otras fuentes. Lo que sí sabemos es que el guru es el océano de la misericordia, quien pacientemente sigue ayudando a aquel que intenta sinceramente progresar espiritualmente --a pesar de sus tropiezos.

También está la pregunta de si Srila Prabhupada quería que su movimiento se convirtiera en un paraíso de gurus madhayama-adhikaris, o de kanistha-adhikaris disfrazados de madhama-adhikaris --y que en todos los casos pretenden que se les vea y trate como uttama-adhikaris. Por supuesto que no.

Y es allí donde se equivoca Bhagavat das, quien vino al auxilio de Hanumat en un comentario que escribió aquí en El Tambor. Bhagavat señala que "Srila Prabhupada dice que un uttama-adhikari, desciende a madhyama-adhikari para predicar". Pero no es lo mismo ser un uttama-adhikari y actuar convencionalmente como un madhyama-adhikari para poder interactuar con el público, que ser un madhayama-adhikari "luchón" en medio de incontables mediocres que se presentan como gurus calificados. Es aquí donde vemos la variedad de argumentos que se tienen que fabricar para tratar de entender y justificar un sistema tan reprobable y desautorizado de gurus.

La trayectoria de Hanumatpresaka como sannyasi y predicador puede ser loable. Pero en el momento en que le añades el papel de guru dentro de una institución convulsionada por un sistema lleno de falsedades y contorsionismos argumentativos, es allí donde comienzan las preguntas sobre si su actitud ha sido de total integridad.

8 comentarios:

Bhagavata dijo...

Quisiera comentar sobre esto, se puede comentar sobre muchas cosas mas, y mi derecho de replica, pero ahora solo quiero comentar sobre esto:
1) Que Srila Prabhupada nunca nombró ni 11 acharyas, ni tampoco innumerables gurus elegidos conforme al sistema de "no objection" (si nadie tiene objeciones entonces se le puede aceptar como guru),
Bueno eso de los 11 acaryas es un error (horror) reconocido hace años; fue una invención. Lo de "no objeción" hay que platicarlo mas de cerca.
y 2) que para poder ser guru iniciador, específicamente dentro de una institución vaisnava que se supone debe prevalecer por generaciones, uno debe tener una orden específica de su guru y acharya anterior, y que eso sea algo que avale la congregación de vaisnavas reconocidos. El sistema actual de Iskcon no satisface ninguno de estos dos requisitos.
Sin querer ofender a nadie ni mucho menos a Srila Prabhupad, quiero hacer notar que por decir unos nombres, ni Bhaktivinoda, ni Bhaktissidhanta, ni Prabhupada nombraron nunca a nadie como acarya sucesor ni fueron nombrados "Tu serás el siguiente Acharya". Esto es un mito, nunca se ha hecho así, en la actualidad lo han hecho hermanos espirituales de Prabhupad, pero de Prabhupad para atras nunca ha sido así, solo se sabe que los Gosvamis lo hicieron asi con Jiva Gosvami, por lo que es correcta esta forma y Srila Prabhupad lo decia, pero no es la única forma. Solo quiero hacer notar este hecho y dejar claro que no soy partidista, no defiendo a nadie. Otra cosa, pienso que asi como se puede destruir iskcon desde dentro, tambien se puede reformar desde dentro, no desde fuera, aunque lo que se hace desde fuera es muy valioso e importante.

Radha Krishna das dijo...

Gracias a Bhagavat Prabhu por su comentario, y específicamente por su observación acerca del tipo de sucesión que maestros del calibre de Srila Bhaktivinode Thakura, Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati y Srila Prabhupada propusieron.

Ya en el pasado en El Tambor hemos abordado este tema, y en última instancia las conclusiones vertidas al respecto han sido las personales mías.

Yo soy de la opinión que Srila Bhaktisiddhanta hubiera nombrado un acharya sucesor de su institución si hubiera tenido la confianza en algún discípulo particular en 1936.

Srila Prabhupada habla al respecto y dice que Srila Bhaktisiddhanta no nombró a nadie como acharya sucesor por obvias razones, pero que instruyó que a futuro, cuando alguien manifestara cualidades evidentes, la GBC que se iba a formar en la Gaudiya Math podría nombrarlo acharya.

Y creo que eso fue lo mismo con Iskcon. Srila Prabhupada no vio a nadie como digno del puesto de acharya institucional sucesor por no haber nadie todavía con las cualidades necesarias. Él pidió que no se cometiera el mismo error de la Gaudiya Math de andar nombrando como guru y acharya a individuos ineptos.

Creo que la instrucción de esperar sin comer ansias y trabajar juntos en la misión (lo que hubiera podido también funcionar como mecanismo de depuración), aguardando a que alguien en el futuro se manifestara con un perfil de honestidad y devoción que le diera confianza a todos los miembros del Movimiento, para nombrarlo acharya sucesor, es la más lógica de todas las opciones que me ha tocado analizar.

Eso no ocurrió, y creo que a estas alturas la institución está lo suficientemente envenenada como para rectificar. Pero es importante contemplar esta alternativa, ahora poco viable, para también contemplar la desviación y el engaño.

Un acharya sucesor institucional digno era una buena propuesta, y Srila Prabhupada habla más de ella que de las otras opciones --multiples acharyas y gurus dentro de la institución. Más aun lo es cuando pide que Iskcon no cometa el mismo error de la Gaudiya Math.

Ese acharya sucesor que cuenta con la confianza de todos los miembros de la instirución, y en donde los devotos mayores actúan como ritviks suyos y del paramprara, es una buena propuesta. Lo importante es que hay un fundador-acharya y pivote central de la institución llamado Srila Prabhupada, que no está diluído como desafortunadamente se ha hecho hoy con Srila Prabhupada.

Bhagavata dijo...

Hare Krsna prabhu, si, yo creo que Prabhupada tenia en mente más o menos lo mismo que su guru; Prabhupada si formó ese GBC; pero obviamente nadie estaba cualificado en 1977, ¿Quién en tan solo, a lo mucho con 12 años en el movimiento iba a estar cualificado?, por decir solo una cosa, ninguno de ellos siquiera había leído el SB completo. En efecto debieron esperar y en un tiempo seguir el consejo de Sridhar Maharaja. No se a que te refieras con lo de ritviks, si es solo a mantener las practicas y continuar formando devotos, está bien, pero es claro que ser ritviks iniciadores a nombre de Srila Prabhupada hubiera sido un error igual de destructor que el de “los 11” pues va contra el siddhantha.
Lo de un único acarya, no necesariamente debe ser así, por ejemplo recordemos que mientras estaba Prabhupada, también estaban Sridhara Maharaja, BV Puri Maharaja que es innegable que eran genuinos y recordemos que mientras estaba Bhaktivinoda, estaba Gaura Kisora, Jagannatha Babaji… es decir que no es que solo deba haber uno solamente.
El error fue que devotos inmaduros y neófitos se autoproclamaran gurus sin la mas mínima cualificación, el error de “los 11” fue lo que destruyó y mermo dramáticamente a ISKCON y de ahí hasta el presente muchos con intereses egoístas se han infiltrado en posiciones importantes y están por todos lados, degradando a la Sociedad, pero hay algunos pocos en esos puestos que son honestos y actualmente maduros, pero hay que ser inteligente si el objetivo es rescatar la misión de Srila Prabhupada y hay más de esos honestos, aunque no muchos que aun no pueden escalar a posiciones estratégicas para hacer cosas significativas y buenas para la misión.

Radha Krishna das dijo...

Al decir ritviks me referia a "ritviks suyos" o sea de ese acharya en turno. Eso se da en instituciones vaisnavas y requiere un sentido de desapego y espiritu de servicio.

Radha Krishna das dijo...

Recientemente con el fallecimiento de Srila Govinda Maharaja, apareció un sucesor suyo de la institucion, Acharya Maharaja, y quienes eran sannyasis dentro de ella, por cierto occidentales, simplemente lo aceptaron como acharya y se han puesto a trabajar con el y para el. Seguramente van a seguir viajando y en algun momento actuaran como ritviks de el.

Radha Krishna das dijo...

En relacion con:

"recordemos que mientras estaba Prabhupada, también estaban Sridhara Maharaja, BV Puri Maharaja que es innegable que eran genuinos y recordemos que mientras estaba Bhaktivinoda, estaba Gaura Kisora, Jagannatha Babaji… es decir que no es que solo deba haber uno solamente."

Pero en todos esos casos cada quien tenia una institucion o programa distinto. No eran todos el acharya de la misma institucion.

Recordemos ademas que el fenomeno de globalizacion requiere una estructura particular, y apenas con el Namma-Hatta y luego con la Gaudiya Matha se hicieron intentos mas estructurados relacionados con el Santo Nombre.

El acharya sucesor de la institucion corresponde a un esquema moderno, y es perfectamente aplicable a un programa espiritual mundial. Ese acharya lo unico que necesita es tener la confianza de toda la institucion y responder a dicha confianza.

Radha Krishna das dijo...

Yo no soy tan optimista en lo relativo a la reforma de Iskcon, y espero estar equivocado. Yo simplemente veo y sigo viendo.

Bhagavata dijo...

Si, yo tampoco soy tan optimista, y más porque se requiere de organización para dichos esfuerzos, esto puede tardar mucho tiempo. Es muy importante lo que se escribe en este blog pues así se informa y se evita que mas kalichelas se infiltren, por ejemplo lo de paramgati, lo de manonatha, etc., hay que evitar que haya más agentes corrosivos.
Una cosa más, eso de que no eran acaryas de una misma institución, bueno, por eso mencioné lo relativo a los consejos de Sridhara Maharaja, que decia entre otras cosas que los templos se deben mantener para la institución en general y que cada por así decirlo guru debería habrir sus propios centros con sus discípulos y los templos de Prabhupada serían para toda la familia de ISKCON, no recuerdo en este momento las citas textuales. Yo creo que la clave es ver el pasado, ver lo que Prabhupada decia y tomar muy en cuenta los consejos de Sridhara Maharaja a ISKCON no tanto a su institución.
Bueno, recalco, no soy tampoco muy optimista y de pasar algo, falta mucho tiempo.