domingo, mayo 15, 2011

Los Príncipes de Hridayananda

Hridayananda: --No tengo trono ni reina / Ni nadie que me comprenda / Pero sigo siendo el Rey.

[El Sampradaya Sun inició hace poco una serie llamada "Príncipes de los Reyes Acharyas de Zona". Esta serie trata sobre los hijos putativos --los "Príncipes"-- de los once "Reyes" o supuestos once acharyas originales de Iskcon.

La serie parte de la tesis de que el sistema espurio de acharyas de Iskcon nunca fue eliminado; solo experimentó los cambios mínimos indispensables para continuar existiendo. Y el sistema permanece vivo en estos "príncipes", quienes han copiado y perpetuado las actitudes y mañas de sus mentores.

Traducimos esta Parte 4 de la serie, que apareció el 25 de abril, porque se refiere a uno de los "acharyas" del mundo de habla española, Hridayananda das, y a algunos de sus "príncipes".

El Sampradaya Sun ya ni se toma la molestia de darle a Hridayananda el título de "Goswami", al considerar su historial libidinoso y de explotación al prójimo.]

Sobre el Rey Acharya de Zona Hridayananda

por Rocana das

En el segmento de hoy discutiremos a los "príncipes" del "rey" Acharya de Zona Hridayananda. En el pasado hemos presentado muchos artículos sobre las actividades del otrora poderoso Acharya de Zona Hridayananda, quien es hoy un GBC retirado pero que sigue presentándose como sannyasi y guru. [En efecto, hasta 2009, Hridayananda todavía tenía ciertas responsabilidades como GBC en EUA y Brasil, pero en 2010 la GBC aceptó su renuncia]. En ciertos círculos se le considera como uno de los acharyas de zona sobrevivientes, junto con Jayapataka Swami.

La historia de Hridayananda durante el período de Acharyas de Zona está bien documentada, y no la repetiremos aquí. En esta serie estamos lidiando principalmente con los príncipes de los reyes acharyas de zona, y Hridayananda también tuvo su progenie.

Cuando Hridayananda empezó como Acharya de Zona, no estaba --al igual que otros-- satisfecho ni complacido con su zona, la que comprendía Centro y Suramérica. Hridayananda es un norteamericano al que Srila Prabhupada le concedió la zona de Suramérica, aunque con el tiempo empezó a pasar menos tiempo allá.

A través de los años, Hridayananda se ha destacado principalmente por sus logros académicos. Una de las razones por las que ha mantenido una relación tipo "Teflón" con la GBC es que publicó y puso su nombre en los cantos Once y Doce del Srimad Bhagavatam luego de que Srila Prabhupada partió. A él se le comisionó esta obra luego de que él mismo urdió la expulsión de Pradyumna, quien sí tenía la autorización y las bendiciones de Srila Prabhupada para completar el Srimad Bhagavatam. Pero Hridayananda quería esa posición, ese renombre y esa fama, y con la ayuda de sus compinches Acharyas de Zona expulsaron a Pradyumna de Iskcon.

Yo personalmente nunca he viajado como devoto a Centro y Suramérica, y no sé con certeza lo que ocurrió allí, excepto por las descripciones que han dado otros devotos sobre el reino de Hridayananda allí como Acharya de Zona. Así como Hansadutta no estaba satisfecho con Sri Lanka, el territorio de Ravana, Hridayananda tampoco estaba satisfecho con la zona que recibió. Y como Hansadutta, a quien se le entregó el templo de Berkeley y el de Seattle, del cual yo era entonces presidente, Hridayananda también trató de inmediato de extender su zona más allá de América Central y del Sur.

Está bien documentado el desprecio arrogante que Hridayananda sentía por los sudamericanos. Él incluso inventó la frase "Sudra America", y llamó así a todos los que vivieran allí, devotos y no-devotos. Sin embargo, poco después de establecerse como Acharya de Zona, Hridayananda hizo política para apropiarse de Miami, que es el principal puerto de entrada para Estados Unidos desde casi todas las naciones latinoamericanas. Para lograr lo anterior, Hridayananda tuvo que hacer que removieran a Balavanta, quien era el GBC allí pero no era Acharya de Zona. Y pudo hacer esto con la ayuda de uno de sus príncipes --SS Bir Krishna das Goswami.

[Información al alcance de El Tambor Rugiente indica que Balavanta fue quien de hecho invitó a Hridayananda a fungir como guru y Acharya de Florida, por considerarlo su amigo y persona confiable. Poco se pudo imaginar entonces del alcance de las ambiciones políticas y territoriales de su "amigo".]

Bir Krishna: --También me dijo un arriero / Que no hay que llegar primero / Pero hay que saber llegar.

En esa época Bir Krishna era el presidente del templo de Coral Way, en Miami. En nombre de Hridayananda hizo las maniobras necesarias para deshacerse de Balavanta, difamándolo diciendo que era un "grhastha caído", y que solo sannyasis como Hridayananda y él mismo deberían estar a cargo del proyecto.

[Aunque en esencia lo anterior es verdad, ciertos detalles son distintos. Bir Krishna no era el presidente del templo de Miami cuando Hridayananda se impuso como Acharya de Zona en 1978. Bir Krishna vivía entonces en Los Angeles como encargado del BBT Español. Dejó ese puesto aquel verano para recibir sannyasa de Hridayananda y dedicarse a predicar en Sudamérica. Duró poco haciendo eso, y se fue a Miami habiendo desplazado a Narahari das como presidente de Miami. Desde allí ayudó a Hridayananda a apropiarse de la zona de Florida.]

Bir Krishna vio que el camino hacia la prosperidad institucional --tener una zona propia, y el renombre y reputación que le siguen-- podía alcanzarse si se aliaba con Hridayananda. Y para eso debía proclamar que Hridayananda era un devoto puro, alabándolo lo más posible durante las clases del Bhagavatam. Todavía existen ejemplares de los libros Vyasa-puja de Hridayananda de aquella época, los cuales contienen los himnos en los que Bir Kriushna lo adoraba. Nunca sabremos si Bir Krishna se creía realmente esas glorificaciones o si solo lo hacía para mejorar su propia posición. En cualquiera de los dos casos esto es una desgracia si consideramos cómo terminaron las cosas. Se ha demostrado que Hridayananda no es, ni nunca fue, digno del título de sannyasa ni de nada más. Solo se ha dedicado a explotar su buen karma --una lengua prodigiosa pegada a su gran cerebro.

Con el tiempo Bir Krishna se elevó a donde se encuentra ahora, con un título de GBC y el territorio que dejó Tamal cuando murió. Ser nombrado GBC lo hizo automáticamente un Acharya de Zona. La zona de Tamal que Bir Krishna recibió incluye Fiji y Texas. Y, era de esperarse, Bir Krishna adquirió un terreno y un templo a su propio nombre, los cuales son estrictamente propiedad suya y de nadie más de ISKCON o bajo el control de la GBC. Aunque desde el punto de vista de ISKCON Bir Krishna no es uno de los príncipes más poderosos, aun así tiene poder dentro de la institución.

Posteriormente Bir Krishna abandonó a Hridayananda debido a la vergonzosa relación sentimental que este último tuvo con Devamrta dasi, a quien Bir Krishna no quería. Así. tomó la decisión de retirarse de Miami Beach, aunque fue él quien compró ese edificio que era un elefante blanco. Aunque esa propiedad terminó siendo un total desastre, a Hridayananda siempre le encantó su ubicación en la playa y la opulencia con que vivía allí. Tenía el piso completo del pent-house para su uso personal, con vista al mar, y podía caminar en la playa cuando quisiera.

Mientras la estrella de Hridayananda se empezaba a opacar y concluía la época de los Acharyas de Zona, Bir Krishna compró a su propio nombre una propiedad en Carolina del Norte con sus "ahorritos" y su herencia. El resto de la historia ya la conocemos.

Pinochopada: --Una piedra en el camino / Me enseñó que mi destino / Era rodar y rodar.

Hay otro miembro activo de la GBC que puede ser considerado un príncipe de Hridayananda. Claro, hay diferentes niveles de príncipes, y en esta serie nos estamos enfocando en aquellos que permanecen en la institución y que tienen actualmente poder dentro de ella. Uno de los príncipes que sigue teniendo participación en Centro y Suramérica es SS Guru Prasad Swami, quien trabajó con SS Pancha Dravida Swami en Centroamérica durante el período de los Acharyas de Zona. En 1986 Pancha Dravida abandonó ISKCON y se unió a la Gaudiya Math. Fue entonces que Hridayananda nombró apresuradamente a Guru Prasad como encargado de esa área. Para sorpresa de nadie, Hridayananda no promovió, apoyó ni confió en ningún latinoamericano para ese puesto.

[Aquí tenemos otra observación. No creemos que Hridayananda haya sido exclusivamente quien nombrara a Guru Prasad Pinochopada como GBC y guru en la antigua zona de Panchadravida. Sin embargo, si tuvo una influencia en ello, y alineó a sus discípulos con Pinochopada. En la actualidad Hridayananda y Pinochopada no son muy cercanos, y han tenido ciertos conflictos por una variedad de razones.]

En 1978 Hridayananda invitó a Guru Prasad para que trabajara con él en Brasil. Después de algun tiempo el Swami [Guru Prasad Pinochopada] se cansó de Hridayananda y se refugió por un corto tiempo con Tamala Krishna Goswami en Texas. Pancha Dravida entonces le ofreció un puesto en México, el cual aceptó. Pancha Dravida dejó Iskcon, y Guru Prasad se convirtió en lo que es ahora --un GBC/Guru/Sannyasi en reemplazo de Pancha Dravida. Todos los reportes que recibimos nos indican que su trabajo en esta zona ha sido muy malo, y más bien desastroso. La prédica allí realmente no ha progresado y existen muchos conflictos. Parece que en esencia ha mantenido la misma actitud hacia los devotos de habla hispana que sus mentores, en particular Hridayananda, considerándolos a todos unos sudras bajos e iletrados.

[Hay aquí otra aclaración que hacer, aunque ello no cambia lo acertado del punto medular que está haciendo Rocana en este artículo. Pinochopada empezó a trabajar con Pancha Dravida en México, pero después de algún tiempo los devotos se rebelaron en su contra por tonto, abusivo, conchudo y explotador. Permaneció alejado de México hasta que Panchadravida dejó Iskcon en febrero de 1987, y entonces la GBC lo envió a México sin considerar sus antecedentes.

También es cierto que Pinochopada ha mantenido una actitud muy arrogante y de desdén hacia los devotos de Latinoamérica. Esto es particularmente curioso porque Pinochopada ha demostrado recurrentemente que es un tonto. Difícilmente en Estados Unidos conseguiría trabajo en Domino's como pizza-boy, pero en el Iskcon que sólo permite a gringos en los puestos cupulares de hispanoamérica, lo tienen de GBC y guru a pesar de lo inepto que ha demostrado ser.]

Así es como Hridayananda ha procreado su propio linaje de príncipes, a pesar del gran impacto negativo que le ha ocasionado al Movimiento desde que Srila Prabhupada nos dejó. No sé que otras personas tengan algún papel menor en esto, pero Bir Krishna y Guru Prasad son los príncipes que siguen teniendo relevancia en Iskcon actualmente. En forma directa o indirecta Hridayananda les ha cedido el poder a ellos. Ellos ayudan a encubrirlo, cuando el sentido común, la etiqueta y la aplicación de la sastra vaisnava exigirían que la GBC y estos supuestos príncipes le arrebataran a Hridayananda todos sus títulos y notoriedad dentro de ISKCON. Pero, con el apoyo de sus príncipes y otros amigos, Hridayananda permanece como el rey "Teflon", quien puede pasearse por doquier pretendiendo ser un sannyasi y un guru calificado dentro de la sociedad de Srila Prabhupada.

[Rocana no menciona a Jagajivan, quien aunque ha ganado terreno en Sudamérica como lacayo de Jayapataka Swami, en realidad sus inicios fueron con Hridayananda, y su actitud de explotador y distrutador es herencia de Hridayananda.

Rocana también olvidó mencionar a los príncipes de Hridayananda que han surgido en Brasil. Hace poco tiempo hicimos una reseña sobre su amiguiño Chandramukha, quien lo apoya incondicionalmente y juega con él Ping Pong cuando no está viendo páginas pornográficas en su computadora.]

3 comentarios:

sara dijo...

que malo eres Radha Krsna como los ridiculizas a los "pobreticos" swamis-- jaja

que buenas las fotos

Radha Krishna das dijo...

Estimada Sara:
No era mi intención ridiculizar a nadie. Es más bien una cuestión didáctica.

haripadre dijo...

Sobre Hridayananda y su tan polemica caida recientemente un discipulo suyo ya entrado en años aca en México me decia: al enterarme que gurudev se habia caido, yo nada crei, lo llamé pues estaba aca en el pais y él mismo me dijo: ¨dicen que me he casado muchas veces, siempre me casan, pues que te puedo decir.¨ Entonces me queda claro que lo de su caida fueron puras envidias, mismas que siguen hasta la fecha, no pueden soportar ver a un devoto elevado, sasssss. Este devoto aspira a ser sanyasi de vrinda, sobran las palabras...
Maharasito.