martes, mayo 31, 2011

La desaparición del Gurukula

por Astika das

En el Goura Purnima de 1982 me hallaba en Kolerganj, Navadwip Dham. Acababa de sacar subrepticiamente a mi hijo Sri Krishna Murari del Gurukula de ISKCON, y había buscado refugio bajo los pies de loto de Srila Sridhara Swami. Digo subrepticiamente porque una tarde, sin darle aviso a las autoridades de ISKCON, Sri Krishna Murari y yo nos escapamos del Sri Caitanya Chandrodaya Mandir, cruzamos el río Ganges y pedimos refugio en el asrama de la Sri Caitanya Saraswath Math.

En ese tiempo, Govinda Maharaj aún no cogía la fama posterior; era, eso sí, un devoto muy querido por Srila Sridhara Swami pero caminaba tranquilamente, sin aspavientos, por las inmediaciones del Math. Sagara Maharaj (antes Aksayananda Maharaj) aún no abandonaba la orden de sannyasi; era un poderoso predicador en inglés y en hindi. Srila Prabhupada declaró que Sagara Maharaj hablaba quebrado el hindi, sin embargo le predicaba en ese idioma a los hindúes. Había sido uno de los primeros discípulos de Srila Prabhupada en darse cuenta que ISKCON estaba comenzando a resquebrajarse y decidió abandonar ese barco y refugiarse en el barco que navegaba seguro bajo los pies de loto de Srila Sridhara Swamií.

Una tarde calurosa de marzo, varios devotos del Math fuimos a echarnos un chapuzón al río Ganges. En el grupo iba Sri Krishna Murari, Sagara Maharaj y Bhakti Kusum Asrama Swami, quien en México había sido líder de sankirtan y presidente de Bucho Montiel y Monterrey, y quien a la postre también acabó desilusionado por el giro que tomaron las cosas en ISKCON después de la desaparición de Srila Prabhupada.

En esa ocasión le confesé a Sagara Maharaj que me hallaba muy consternado por haber tenido que sacar a mi hijo del Gurukula de ISKCON. Años atrás Srila Prabhupada nos había pedido a todos sus discípulos grhastas que lleváramos a nuestros hijos al Gurukula de Vrindaban, India. Yo recibí esa orden cuando mi hijo tenía 8 años. Recuerdo que no consideré dos veces la orden de mi maestro espiritual. Inmediatamente comencé a pedir donativos, y una vez que junté lo necesario mi hijo y yo viajamos a India.

Dos devotitos mexicanos, Urukrama das y Muchukunda das, nos acompañaron en esa ocasión. Actualmente, Urukrama das es detective en Los Angeles. Muchukunda pasó muchos avatares, pues primero vivió algún tiempo con Kirtananda en Nueva Vrindabana, donde se dio cuenta que la mafia sciciliana se quedaba chiquita al lado de Kirtananda y sus secuaces. Ahora vive en Los Angeles y se dedica a vender chácharas para mantener a su familia. Eventualmente visita el templo de ISKCON pues tiene muchos amigos, pero oficialmente ya no pertenece a esa institución pues está refugiado en la misión de Narayana Maharaja.

EL GURUKULA DEJO DE SER LA CASA DEL MAESTRO ESPIRITUAL

Cuando le conté a Sagara mi preocupación, éste me respondió: “El Gurukula ya no existe. Gurukula significa la casa del maestro espiritual, y en la casa del maestro espiritual no se blasfema en contra de otros maestros espirituales. El Gurukula se terminó cuando las autoridades de ISKCON comenzaron a cometer ofensas en contra de Srila Sridhara Swami.”

Aunque las palabras de Sagara Swami me consolaron, en ese momento no pude comprender cabalmente el alcance y la profundidad de sus palabras. Funcionaron como un paliativo, pero no me convencieron por completo, y aún después de varios días que él me había dicho que el gurukula ya no existía, yo seguia rumiando mi desgracia.

Bhakti Kusum Asrama le contó a Govinda Maharaj el motivo de mis lamentos, y Govinda Maharaj se presentó personalmente con Srila Sridhara Swami, y le planteo mi problema. Al día siguiente Bhakti Kusum Asrama me informó lo siguiente: “Srila Sridhara Swami dijo que ni yo ni tú asistimos al Gurukula de niños, y que sin embargo ahora los dos somos muy buenos devotos.” Esto era cierto; ni Bhakti Kusum Asrama Swami ni yo habíamos asistido al Gurukula de niños, y eso no había sido un impedimento para dedicarnos a cantar Hare Krishna y a servir al devoto puro.

Sin embargo...

SRILA PRABHUPADA Y SRILA SRIDHARA SWAMI: DOS VISIONES DISTINTAS

A pesar de que mi relato anterior demuestra que para ser devoto no es necesario asistir al Gurukula, creo que por algo Srila Prabhupada puso tanto enfasis en el Gurukula. De hecho, en muchas ocasiones él declaró que el Gurukula era el programa más importante de ISKCON, porque era el semillero de donde iban a salir los predicadores del futuro. Sin Semillero de predicadores, ISKCON no tiene futuro y está condenado a desaparecer. Ciertamente, los renglones de Dios son torcidos; uno ignora cómo funciona Su misericordia, y si Él lo desea uno se salva. En el lenguaje devocional a ese fenómeno se le llama Kripa. Pero eso es algo excepcional y no algo ordinario. Lo normal es que uno se inscriba en la universidad, que estudie, que diariamente asista al aula y que se gradúe como profesionista. Lo excepcional es que por los méritos extraordinarios de uno la universidad le otorgue el título Honoris Causa.

En el Volumen 7 del Srimad Bhagavatam, en las Enseñanzas de Prahlad Maharaj, se pueden hallar los fundamentos del Gurukula. En esa sección se dice que el niño, desde la más tierna edad, debe ser puesto al cuidado del guru. De los 5 a los 15 años el niño es educado bajo las más rígidas leyes disciplinarias. El niño aprende a disfrutar la austeridad. Esos años de entrenamiento severo son cruciales para la formación de su carácter.

ISKCON, bajo la supervisión de Srila Prabhupada, compiló el libro de Gurukula, que es un manual en el que están concentradas las directrices educativas. Y Srila Prabhupada designó como ministro de educación a uno de sus discípulos más cercanos, Jagadisha Prabhu. Este devoto viajaba constantemente alrededor del mundo con el propósito de supervisar el funcionamiento correcto del Gurukula.

Yo siempre me sentí intrigado por el carácter hermético de Jagadisha. Literalmente era necesario un tirabuzón para sacarle una sonrisa. Era muy reservado y en sus hábitos alimenticios era sumamente estricto. Cuando le servían el prasadam del desayuno vigilaba celosamente que solo le sirvieran siete garbanzos, pues decía que los garbanzos producen mucho semen.

Muchos años después, los devotos me informaron que Jagadish Prabhu se había convertido en guru y sannyasi, cosa que no era cuando visitaba el gurukula de México, pues entonces era vanaprastha. En alguna población de Canadá, ya siendo guru y sannyasi, se fugó del templo con una de sus discípulas casadas. El chismerío devocional cuenta que una noche Jagadish y su discípula se escaparon, abandonando a su suerte al esposo y a la hija de la devota. Supongo que el ex-ministro de educación ese día violó su régimen alimenticio y en vez de siete garbanzos se desayunó ocho.

EL GURUKULA EN ISKCON

Yo dirigí el gurukula de México durante ocho años. Mi responsabilidad consistía en preparar a los líderes del futuro. En el plan de estudios del Gurukula, el aspecto académico era relegado a un segundo plano pues se le daba más importancia a la formación del carácter que al conocimiento académico.

Sin embargo, a los niños del gurukula se les enseñaba algo de aritmética para que a la hora de distribuir libros no los hicieran tontos con el dinero. También aprendían algo de historia, para que no les pasara lo que a Colón y llegaran a Las Vegas creyendo que habían llegado a Vrindaban. Les enseñábamos algo de letras para que escribieran poemas y glorificaran al Señor Krishna. Sin embargo, Srila Prabhupada decía que lo más importante era que los niños del gurukula asistieran diariamente al templo y vieran el ejemplo de los devotos mayores.

Hace algunos años desapareció el Gurukula de México. Me imagino que desapareció porque en ISKCON ya no hay ningún ejemplo que puedan observar los niños. En otras partes del mundo ya tampoco hay gurukulas, y si existen están completamente debilitados. Yo visité en muchas ocasiones el Gurukula de Vrindaban India cuando mi hijo Sri Krishna Murari estudiaba ahí. La población estudiantil se mantuvo estable durante los primeros años después de la desaparición de Srila Prabhupada. Había cerca de 100 niños de diferentes partes del mundo, principalmente de Europa y EUA.

A finales de los noventas del siglo pasado, volví a visitar ese Gurukula y ya casi no había estudiantes occidentales. La población estudiantil estaba formada por niños de India y Nepal de escasos recursos. La institución que en otro tiempo estaba destinada a forjar el carácter de los líderes del futuro, se había convertido en una especie de albergue, en una institución de beneficencia.

Pero a los líderes de ISKCON no les preocupa el futuro de ISKCON. A ellos lo que les interesa es su bienestar personal inmediato y su propio futuro. Les preocupa tener el laksmi para construirse una mansión en Vrindaban y así disfrutar de una vejez confortable. Y les interesa tener suficiente laksmi para viajar alrededor del mundo y poder recabar más donaciones personales.

La prueba definitiva de lo que estoy diciendo aquí sobre la desaparición del Gurukula, se encuentra en un artículo que acaba de aparecer en el Sampradaya Sun. Allí se informa de los planes que tiene la administración de ISKCON Vrindavan para demoler el edificio de Gurukula que Srila Prabhupada construyó, para convertirlo en un desarrollo con apartamentos de lujo y establecimientos comerciales. El gurukula original, la casa del maestro espiritual, la institución que Sagara Maharaj decía que ya no existía por las ofensas de ISKCON a los vaisnavas, se ha privatizado y ya no tiene el sentido que Srila Prabhupada le había dado.

La lectura de lo anterior es que la ausencia de un verdadero gurukula es indicativo de la ausencia del guru. Srila Prabhupada ya no es el guru de ISKCON, porque fue desplazado por las corrientes usurpadoras que han abaratado y comercializado el concepto de guru en ISKCON. Y, no habiendo guru, mejor demoler el edificio del gurukula para hacer allí negocios inmobiliarios.

3 comentarios:

Lady Didi Dasi dijo...

debido a que Srila Prabhupada ya no es el guru de ISKCON, es mejor que demuelan los edificios y se dediquen a sus negocios que persona con la informacion actual llevaria a sus hijos con estos psicopatas, mejor asi que dejen a los niños tranquilos

Lady Didi Dasi dijo...

devido a que Srila Prabhupada ya no es el guru de ISKCON, mejor que demuelan los edificios y se dediquen a otros negocios, quien con la informacion actual llevaria a sus hijos a tomar refugio de estos psicopatas, que dejen a los niños tranquilos y con el historial que tiene el actual iskon tampoco deberia permitirsele que tubieran alberges para niños necesitados ya bastante desgracia tienen con ser necesitados para encima caer victimas de semejantes abusos

Lady Didi Dasi dijo...

Esto no es con Iskon de Srila Prabhupada y sus devotos,
es con el falso iskon de los 11 ocupas institucionales y sus autoridades generacionales.No queremos sus caridades religiosas esas que destrozan la vida de los niños en el nombre de Dios.
Para Bhavananda's & company, Bharati's y demas hagan un poco de acopio de dignidad y abandonen la casa de Prabhupada esa en la que puede vivir todo el mundo, agarren el fruto de su "servicio devocional" ese que se define en sus cuentas corrientes y vayanse con la musica a otra parte, permitan que en el corazon de esos semilleros crezca la semilla del bhakti y dejen ya de sembrar tanta decepcion, ya estan muy viejos y feos,la vida es muy corta todavia estan a tiempo de no hacer mas daño ¡dejen a los infantes vivir en paz! apliquense la ley del karma si no ya saben lo que les va a pasar Jiv Jago