domingo, noviembre 07, 2010

Más sobre Jayadvaita

--Estos cuates de El Tambor no me dejan en paz.

por Radha Krishna das

El Tambor Rugiente ha publicado recientemente varias notas relativas a los cambios editoriales no autorizados hechos al Bhagavad-gita de Srila Prabhupada en los años subsecuentes a su salida de este mundo. Estas notas son un simple reflejo de las discusiones que a nivel global se están dando sobre esta controversia. En todo el mundo hay gran interés por desentrañar la realidad detrás de los miles de cambios que se le hicieron al texto original del Bhagavad-gita Tal Como Es.

Para resumir la secuencia de hechos, podemos decir primero que los cambios al Bhagavad-gita y otras obras de Srila Prabhupada iniciaron a principios de los 1980s, durante los días de los 11 "acharyas", época en que los devotos en general tenían más confianza en los dirigentes del Movimiento. Prácticamente todos los devotos supusieron que las reediciones eran algo planeado y acordado con Srila Prabhupada, pues no concebían que se pudiera hacer algo de tal envergadura como simple consecuencia de algún capricho.

En lo personal, me encontraba esa época en Los Angeles, coordinado la oficina del BBT Español. Estuvimos trabajando sin mayor sospecha en retraducir el Gita a la versión reeditada. Acababa de salir ya la versión reeditada en inglés, y el representante del BBT en España, Bhagavan das (entonces todavía Goswami), nos apresuraba para que termináramos la nueva traducción, pues quería imprimirla como parte de la colección Los Grandes Clásicos de la India. Incluso el BBT de Europa del Sur nos mandaba cada mes una aportación para ayudar a sufragar los costos de este proyecto. Y algo parecido estuvo pasando con los demás idiomas al brincar de la edición definitiva de Srila Prabhupada a la versión "mejorada" por Jayadvaita.

¿En qué momento empezaron las sospechas? Desde el principio hubo una oposición a la versión reeditada de los libros de Srila Prabhupada. Pero el hecho es que esas voces eran muy pocas y se estrellaban contra el monolito institucional. Se les desacreditó y persiguió, y lo curioso del caso es que esa política institucional continúa hasta la fecha hacia quienes han cuestionado los cambios editoriales al Gita.

Pero con el tiempo, la credibilidad de la GBC y del BBT empezaron a menguar, y sus acciones del pasado empezaron a ser vistas cada vez con más rigor. Aparecieron voces cada vez más críticas, las cuales se encontraban a salvo por encontrarse fuera del alcance de la institución. Desde el punto de vista legal, la cuestión llegó a un climax durante un juicio entre Hansadutta e Iskcon por cuestiones de derechos de autor. Allí Iskcon se vio forzado a permitir que Hansadutta y sus asociados pudieran imprimir en adelante las versiones originales de los libros de Srila Prabhupada.

Hubo otros factores importantes que contribuyeron a una reflexión más incisiva sobre la reedición del Bhagavad-gita Tal Como Es. Quizá el más destacado sea la disponibilidad cada vez mayor de las instrucciones directas de Srila Prabhupada. Con el transcurso de los años se conocieron mejor las conversaciones de Srila Prabhupada, sus cartas. los testimonios de terceros, etc., sobre infinidad de temas. Eso permitió analizar mejor lo que Srila Prabhupada había dicho, y lo que no había dicho, sobre cualquier idea de reeditar su libros.

Fue entonces cuando Jayadvaita Swami se vio por primera vez a la defensiva, ante una gran audiencia que exigía respuestas más profundas y no se conformaba con las explicaciones existentes para justificar los cambios editoriales.

--A ver si con mis lentes oscuros los confundo.

La mejor defensa, dicen, es el ataque. Así, Jayadvaita inició una campaña para justificar su obra de reedición. Incluso inicíó un sitio internet para presentar sus argumentos y los argumentos técnicos que lo llevaron a reeditar el Bhagavad-gita Tal Como Es y otras obras de Srila Prabhupada.

Sin embargo, los argumentos de Jayadvaita se ven muy débiles luego de un análisis detallado. Ya habíamos expuesto en una nota anterior de El Tambor que Jayadvaita trata de justificar su labor con argumentos técnicos. El problema con ellos es que nunca responden la pregunta de si Srila Prabhupada ordenó y autorizó una reedición del Bhagavad-gita. Jayadvaita nunca ha podido justificar los cambios en base a las instrucciones de Srila Prabhupada porque simplemente dichas instrucciones no existen. Todo el plan fue concebido por Jayadvaita mismo, y llevado a cabo de la manera más arbitraria y opaca imaginable.

No sólo eso, sino que desde el mismo punto de vista técnico sabemos que es posible editar y reeditar una obra en forma indefinida, y que seguramente algún editor profesional puede tomar la versión reeditada del Bhagavad-gita y volver a reeditarla para que quede todavía "mejor". Pero, ¿se trata de eso?

Recientemente vimos también cómo Jayadvaita cometió un grave error técnico al tomar un antiguo borrador del Gita y aplicarle cambios que luego incorporó en su versión reeditada del BBT. Ese borrador no corresponde al manusctrito final que Srila Prabhupada entregó a la compañía editorial, por lo que le faltan las múltiples modificaciones que Srila Prabhupada y un par de editores devotos le hicieron durante meses y meses de trabajo adicional. Por lo tanto, el Gita de Jayadvaita suma incontables cambios editoriales que ni siquiera toman en cuenta cambios que Srila Prabhupada personalmente le hizo al Gita.

Cuestionamientos como los anteriores siguen apareciendo a cada instante. Y Jayadvaita sigue defendiéndose, pero los argumentos que él y su séquito presentan se vuelven cada vez más sui generis. Ya que no hay ninguna instrucción de Srila Prabhupada para hacer modificaicones a los libros, y ya que se ha visto que las modificaciones en sí de Jayadvaita no son pertinentes, ahora recurren a un nuevo argumento para justificarse, y ese es que Jayadvaita puede hacer lo que quiera pues Srila Prabhupada le tenía confianza.

A menudo aparece como prueba de lo anterior una carta de Srila Prabhupada del 7 de septiembre de 1976: "En lo relativo al trabajo editorial de Jayadvaita Prabhu, yo apruebo todo lo que haga. Tengo confianza en él". Pero lo anterior no toma en cuenta que esta declaración se dio en un contexto específico y en relación con otro libro, pero que de ninguna manera representa una carta blanca para que Jayadvaita haga los cambios que quisiera, cuando quiera y como quiera.

En defensa de Jayadvaita apareció hace pocos días en el Sampradaya Sun una apología a su obra editorial. Su autor es Govinda Datta das. No vamos a traducirla aquí, pues no creo que valga la pena. Pero si alguien quiere conocer sus argumentos puede leerla por su cuenta.

La apología dice básicamente lo siguiente: 1) Que Jayadvaita trabajó durante muchos años como editor del BBT durante la presencia física de Srila Prabhupada, 2) Que Jayadvaita intervino en la edición de la mayoría de los libros que se estaban produciendo mientras Srila Prabhupada vivía entre nosotros, y 3) Que Srila Prabhupada expresó en diversas ocasiones confianza en la obra editorial de Jayadvaita.

Sin embargo, lo anterior no representa ninguna autorización para tomar el Bhagavad-gita y hacerle miles de cambios en la obscuridad, y sin que ni siquiera la GBC conozca hasta hoy el volumen de cambios al que fue sometido el Gita.

Poco después también apareció en el Sampradaya Sun un artículo que precisamente rechaza los argumentos arriba presentados de Govinda Datta, señalando que la confianza que Srila Prabhupada le pudo haber tenido a Jayadvaita en otra época no significa que éste pueda hacer lo que quiera a nivel editorial con la obra de Srila Prabhupada. Presento a continuación algunos párrafos de dicho artículo para que podamos seguir aquí la discusión que continúa sobre los cambios al Bhagavad-gita:

~ ~ ~ ~ ~ o ~ ~ ~ ~ ~

Con referencia a las diversas citas que hay en el artículo de Govinda Datta Prabhu, titulado "La Edición de los Libros de Srila Prabhupada como fue solicitada por SDG Srila Prabhupada", hay algunas citas que provienen directamente de Srila Prabhupada y son evidencia real y están confirmadas en Folio, y hay otras citas a las que hace referencia Govinda Datta Prabhu en las que algunos devotos alegan ahora creer o recordar que Srila Prabhupada dijo algo sobre Jayadvaita Swami en el pasado. Pero, ¡despierta Govinda Datta Prabhu! Ese no es el argumento de discusión aquí. Nadie está en desacuerdo con con los halagos que hay registrados de Srila Prabhupada hacia Jayadvaita Swami por su labor editorial, y le damos todo el reconocimiento a Jayadvaita Swami por el servicio que hizo en aquella época. Lo que estamos cuestionando ahora aquí son las serias ofensas y desviaciones de Jayadvaita luego de la partida física de Srila Prabhupada, y en particular en las que incurrió relativas a la versión de MacMillan del Bhagavad-gita Tal Como Es.

Govinda Datta Prabhu, no puedes seguir usando esos halagos de Srila Prabhupada a Jayadvaita como si fueran un licencia para la reedición sin restricciones y las sustituciones de los libros de Srila PRabhupada a partir de 1978. Esto es muy peligroso espiritualmente, y te engañas a ti mismo y a los demás al decir que cualquier discípulo alabado por Srila Prabhupada durante su presencia física, ahora tiene licencia para implementar cualquier desviación que quiera, en particular después de la partida física de Srila Prabhupada.

Por favor toma nota de que Srila Prabhupada también alabó a todos los once [posteriores] "Acharyas de Zona" por el servicio que habían rendido hasta entonces (lo cual se encuantra abundantemente registrado en Folio --en sus Cartas y Conversaciones). A pesar de eso conocemos toda la destrucción, devastación y las muchas ofensas que estas personalidades cometieron en contra de Srila Prabhupada, de la Sociedad Iskcon en su conjunto, y de miles de devotos particulares, después de que Srila Prabhupada partió físicamente. Por lo tanto, Govinda Datta Prabhu, ¿vas a justificar sus abominables actos de haberse presentado como acharyas liberados, con base en los halagos que Srila Prabhupada les hizo hasta 1977? Si no (y esperamos que no sea así), nos preguntamos por qué sí lo hiciste en el caso de Jayadvaita, si vemos que él ni siquiera puede respondernos por qué motivo él y sus asociados incurrieron en las cinco ofensas al Bhagavad-gita arriba enumeradas.

Para que el lector tenga un ejemplo de esto, supongamos que algún devoto tome el famoso argumento de Tamal Krishna y muchos discípulos suyos de que Srila Prabhupada lo alabó diciendo que él "puede incluso tolerar el fuego". El lector puede contemplar la historia y ver que la historia demuestra que el único fuego que Tamal Krishna Maharaja exhibió después de la partida física de Srila Prabhupada fue prenderle fuego a la espiritualidad que existía en Iskcon y a las enseñanzas de Srila Prabhupada respecto al tema del Guru. Tamal Krishna hizo esto así: a) Alegó primero que Srila Prabhupada nombró y autorizó estrictamente solo a 11 gurus como "sucesores materiales y espirituales de Iskcon", b) Dio luego un giro de 180 grados dos años después al declarar al mundo entero que él era el único Guru y el único medio para que todos los devotos --pre y post 1977-- pudieran alcanzar el refugio de Srila Prabhupada, y 3) De nuevo hizo un giro más colorido de 180 grados al declarar que Srila Prabhupada había autorizado a ochenta y tantos gurus en Iskcon. Y las cifras siguen canbiando.

Miles de devotos conocen la triste historia de Tamal Krishna Goswami, cuya mente cambiaba más rápido que el viento. Por lo tanto, sería incomprensible la necedad y el sentimentalismo mundano del devoto que tomara los halagos que Srila Prabhupada y otros devotos la hicieron a Tamal Krishna en el pasado para justificar las acciones de él luego de 1977.

Está también el ejemplo de Jayatirtha Swami y sus discípulos y seguidores en 1979, quienes alegaban que Srila Prabhupada había alabado a Jayatirtha diciendo: "Jayatirtha es mi tirtha [mi sitio sagrado]". Pero, después de que Srila Prabhupada partió físicamente, la historia nos demuestra que por desgracia el único tirtha de Jayatirtha eran el sexo ilícito y las drogas, y por lo cual Krishna pronto lo castigó cuando un discípulo de él lo decapitó.

Podemos seguir señalando más ejemplos, pero para que este artículo no sea muy voluminoso no serán necesarias más citas en las que Srila Prabhupada y otros devotos alabaron a alguien que luego con su comportamiento demostró lo contrario. Deseamos, Govinda Datta Prabhu, que comprendas lo que estamos diciendo, y no te pongas a asistir a devotos que han cometido serias ofensas en contra de su maestro espiritual, pues la reacción pecaminosa te puede llegar.

Esperamos también sinceramente que Jayadvaita Swami, Dravida Prabhu y Compañia, nos respondan en ves de esconderse detrás de sus escritorios en las oficinas del BBT, desde donde han implementado estos cambios y omisiones desautorizados la las grandiosas obras espirituales de Srila Prabhupada.

~ ~ ~ ~ ~ o ~ ~ ~ ~ ~

3 comentarios:

Govinda dijo...

Hola. Después de la “Independencia”… bendita “Revolución” que se acerca, ojala y los extranjeros no los estén arrullando para dormirlos mas tiempo, benditos guerreros que con sus flechas apuntan desde todas direcciones enconara de ese sudra que quiere aniquilar a como de lugar al Dharma imponiéndoles su voluntad.

Sociedade Hare Krishna dijo...

Hare Krishna!

El argumento de los devotos que defienden a Jayadvaita es que Jayadviata hizo un trabajo que se aproxima mas al parampara, o sea él los llevaria mas cerca del manuscrito original, hablando con algunos devotos del tema, no se sabe realmente que manuscrito es ese y el mismo Jayadvaita reconoce en el site de la BBT que el manuscrito probablemente pudo ser escrito por Srila Prabhupada. Mi opinión es que el supuesto manuscrito que Jayadvaita apresenta, en varios lugares no es seguido por Jayadvaita,y para mi ese manuscrito es mas un truco para seguir haciendo modificaciones en los livros de Srila Prabhupada.Tampoco en el manucrito se encuentra el nombre de Srila Prabhupada.

Fiorella dijo...

Ramoncel este articulo tiene algunos errores de escritura checalo. Esta buenisimo felicidades!!!!!
Esto no es pa publicar jejejejej