martes, noviembre 10, 2009

Un Incidente Más

por Radha Krishna das

El relato que hace Aniruddha das sobre los “encuentros cercanos del tercer tipo” de Hridayananda con una dama vaisnava brasileña durante la década de los 1980s, no es el único caso que existió... ni el primero.

Cuando Srila Prabhupada regañó a Hridayananda en Mayapur por permitir la entrada de devotas en su cuarto, ¡en el sagrado dhama y en presencia de su guru!, ya antes Hridayananda había sido el protagonista de otro incidente, que involucró personalmente a Srila Prabhupada y a la plana mayor de la GBC en Estados Unidos.

Resulta que en 1974 Hridayananda fue nombrado GBC de Latinoamérica, que en aquel tiempo se componía de templos en México, Argentina, Venezuela y Puerto Rico. El templo de México funcionaba normalmente, aunque tenía varios problemas, entre ellos la calidad de la adoración a las Deidades de Sri Sri Radha Madan Gopal, instaladas el año anterior.

Debido a eso nos sorprendió que durante el verano, no recuerdo bien la fecha, Hridayananda nos llamó desde Puerto Rico para pedirnos que le mandáramos tres pasajes de avión de San Juan Puerto Rico a México, porque estaba llevándonos las Deidades de Sri Sri Gour Nitai instaladas en la isla.

ANANGA MANJARI DD, IMAGEN RECIENTE.

Le mandamos los tres pasajes, y poco tiempo después llegó Hridayananda a México proveniente de Puerto Rico. En efecto, en la cabina del avión venían las Deidades de Sri Sri Gour Nitai junto con Hridayananda. Sin embargo, en el mismo vuelo también venía otra persona: Ananga Manjari dd, la antigua esposa de Hridayananda, y ya para entonces "viuda de Resnick".

Las Deidades descendieron del avión y no pasaron por la inspección de aduanas gracias a que teníamos un amigo muy influyente el aeropuerto, quien ayudó a que se fueran directamente al automóvil que Las esperaba.

Nosotros al principio no sabíamos quién era Ananga Manjari, y Hridayananda no nos dijo nada al respecto. Por otras fuentes luego nos enteramos de la naturaleza de esta pujari que había venido con las Deidades a México. Pero ella no había venido a México sólo para acompañar a las Deidades e instalarlas, sino que ahora ella se iba a quedar en México para atenderlas como pujari.

De nuestra parte no hubo realmente objeción alguna de que ella estuviera aquí, pues tener en México devotos de EUA con más experiencia y con un espíritu de colaboración representaba un beneficio para el mandir.

SRI SRI GOUR NITAI, DE PUERTO RICO Y MÉXICO.

Las Deidades de Sri Sri Gour Nitai recien llegados fueron puestas en el altar con una ceremonia, y removimos a las que ya estaban allí. Eran un Gour Nitai más chico, de barro pintado, y la idea era enviarlos a Puerto Rico como intercambio. Esto nunca sucedió, y esas Deidades quedaron guardadas hasta que fueron destruidas y consagradas al río Amacuzac cuando Iskcon tenía una finca en esa zona.

Sin embargo, las cosas no terminaron siendo tan sencillas como parecían al principio. Tal como Aniruddha relata los interminables intercambios entre Hridayananda y la devota brasileña, en México también empezó a desarrollarse entre Hridayananda y la pujari una relación cargada de agitación y dualidad. Hridayananda buscaba cualquier excusa para llamarla y hablar con ella. A veces se peleaban como marido y mujer, y en otras la mandaba regañar.

A veces Hridayananda hablaba acerca de ella criticándola por su servicio, sabiendo que ella estaba detrás de la puerta escuchando lo que él decía. En otras ocasiones le mandaba recados con terceros, dándole órdenes y expresando su enojo.

Cuando Hridayananda hablaba con ella terminaba frecuentemente muy agitado y con ansiedad. Bajaba al primer piso a desquitarse con el primero que pudiera, quien frecuentemente era Maitreya Muni. En una ocasión le pegó con la danda en la cabeza. En otra ocasión le tiró en la cara un recipiente de prasadam que no era de su gusto, y jamás fue bueno para disculparse y reconocer que era injustificable llegar a tal extremo.

Cabe mencionar que, al igual que con la devota brasileña, aquí Hridayananda solía traer a su viuda para hablar con ella mientras estaba vestido con una gamsha. Al moverse para acomodarse en su asiento, invariablemente se le subía la gamsha y quedaba expuesto su "paquete genital". Diferentes devotos le hacían señas sobre la exhibición que estaba haciendo, las que casi nunca tomaba en cuenta.

Lo relevante aquí es que Hridayananda nunca había tenido ese tipo de comportamiento con otros pujaris o devotos de otros servicios. Todo esto era una telenovela en la que se palpaban la lujuria y la agitación incontrolables que él sentía. Además se veía su determinación por hacer caso omiso de las normas de comportamiento que deben regir la vida de un sannyasi. Y ante los ojos de la comunidad vaisnava se desarrollaba su show romántico. Así continuó esta telenovela durante algún tiempo.


Algunos devotos de Puerto Rico luego me dijeron que quitar a las Deidades de Puerto Rico para llevárselas a México había sido una arbitrariedad por parte de Hridayananda. Me dijeron que en realidad lo que Hridayananda quería era llevarse a la pujari a México con él, y utilizó el argumento de la falta de calidad en la adoración en Puerto Rico como excusa. Esto se nos hizo evidente también a nosotros al ser testigos de la telenovela que se estaba desarrollando entre ellos dos.

En México teníamos problemas para conducir la adoración a las Deidades sin ofensas, por lo que traer a las Deidades de Puerto Rico a México no era la solución para que se Les sirviera mejor. Y de Puerto Rico venía para atenderlas en México la misma pujari que las estaba atendiendo en Puerto Rico. Toda la idea carecía de sentido.

En Estados Unidos se empezó a ver este affair como un escándalo y se pronosticaba la caída inminente de Hridayananda. De diversas fuentes supimos que Srila Prabhupada tuvo conocimiento del caso, y que le había pedido a los GBCs de EUA que hicieran algo al respecto.

Creo que fue Rupanuga quien estuvo viendo este asunto para darle una solución, y de Estados Unidos se hicieron arreglos para que la Mataji Ananga Manjari saliera de inmediato de México, pues la situación no podía continuar así. En Estados Unidos acordaron enviar a una pujari sustituta, quien resultó ser Nanda dasi, una devota que vivía en Boston y que ha sido líder de Alachua en años recientes.

Nanda dasi no viajó a México debido a que alguno de nosotros la hubiera convencido de que viniera, pues ninguno de nosotros la conocía. Sin embargo, de repente apareció ella en el aeropuerto para ayudarnos con el servicio a las Deidades, en sustitución de la viuda de Hridayananda, quien salió prontamente del país.

La súbita aparición de Ananga Manjari en 1974 en México es incontrovertible. Hay muchos testigos presenciales. No sólo eso; hace un par de años ella y su esposo vinieron a México al Rathyatra, y él personalmente le contó a unos devotos que su esposa había pasado tiempo en el templo de México con anterioridad.

En este incidente podemos ver el atrevimiento de Hridayananda de llevar sus desviaciones al límite, de coquetear con las caídas, y de manipular las normas de conducta. Y los hechos hablan por sí solos.

1. ¿Qué hacen las Deidades de Sri Sri Gour Nitai de Puerto Rico en México? ¿Hay alguna verdadera justificación para que hubieran sido traídas aquí en 1974?

2. El estándar de adoración de Puerto Rico no era malo como para justificar remover las Deidades a otro templo. Esto me lo confirmaron devotos de Puerto Rico con los que platiqué después del incidente. De todos modos, si había malos niveles de adoración en Puerto Rico esto se hubiera debido a la mediocridad de su pujari. Pero nosotros vimos a esa misma pujari desempeñándose en México, y era muy competente en su servicio. Ella también podía haberlo sido en Puerto Rico.

3. ¿Cómo es que de repente Hridayananda nos avisó que las Deidades de Puerto Rico iban a venir a México para que se les atendiera mejor que en Puerto Rico, si aquí en México realmente no teníamos un buen programa de adoración de Deidades?

NANDA DASI (AL FONDO) EN CHAPULTEPEC, EN 1975.

4. ¿Cómo es que terminó en Mexico Nanda dasi, quien permaneció aquí hasta 1975 e incluso estuvo presente durante la visita de Srila Prabhupada a México en febrero de 1975, sin que aquí nadie la conociera ni la hubiera invitado, si no es porque la enviaron de Estados Unidos para ayudar a conjurar la caída inminente de Hridayananda?

5. Muchos discípulos de Srila Prabhupada en México fuimos testigos de la engorrosa relación que Hridayananda insistía en mantener con su viuda, quien se portó mucho más como una dama que él como un sannyasi?

6. La conclusión de todos los testigos de este romance, tanto en México como en Puerto Rico, fue que Hridayananda trajo a su viuda a vivir a México pues él pasaba más tiempo aquí, y en consecuencia estaría más tiempo con ella en medio de la engorrosa relación que él organizó. Hridayananda utilizó a las Deidades de Puerto Rico como excusa para tener a su viuda en México.

Como colofón a este vergonzoso incidente, presento aquí la sección relevante de una carta que Srila Prabhupada le escribió precisamente a Hridayananda das poco tiempo después de los hechos narrados en esta nota. Podría ser que Srila Prabhupada le estuviera dando instrucciones a Hridayananda relacionadas con el incidente recien ocurrido. Vean ustedes y juzguen:

~ ~ ~ o

31 de octubre de 1974

Bombay

Mi querido Hridayananda das Goswami:

Por favor acepta mis bendiciones. He recibido tu carta fechada 26 de septiembre, 1974, y tomé nota de su contenido.

Me alegra mucho saber que supervisas que los devotos mantienen las prácticas devocionales. Este es el secreto para alcanzar el éxito. Por lo tanto, estoy haciendo énfasis en ello. Y si tú también haces énfasis en ello y te presentas como un vaisnava ideal, entonces serás mi representante completamente.

Nosotros no buscamos títulos ni designaciones. El Señor Caitanaya estableció el principio de que debemos enseñar con nuestro ejemplo personal. Eso es lo que yo he tratado de hacer. Así, si todos ustedes mis discípulos hacen lo mismo entonces el futuro de nuestro movimiento estará lleno de gloria.

o ~ ~ ~

2 comentarios:

Rasagulla das dijo...

Señalamos a Astika prabhu,
que no se vale tirar la piedra
y esconder la mano, si mal no recuerdo, el dió pie con su Tambor
Batiente
, a toda una cruzada de denuncia formal con éxito,
en contra de los auto-comisionados de Iskcon por sus tropelías y derroches, lo creí totalmente en le esquina de los ruddhos, pero despues de todo hay algo de compasión.
Sus baterias las tenía tan enfocadas en Hridayananda, que hubo un festival donde estubo a punto de ser zarandeado fuertemente por dicipulos de éste, ya que entoriláron a Maharsi para que le pusiera un estate quieto, por fortuna prevaleció la prudencia vaishnava.

Veo difícil que alguien pueda levantar la cara despues de un "kaopinazo" aplicado de esa manera, uno va recogiendo lo que se siembra y si no hay humildad, no hay a quien culpar. Pretender hacer humildes solo a los demás esta cañón.

Tantas promesas y nada,si la pagina de internet "Acharyadeva" no estubiera tan muerta y descuidada por tanto tiempo, ontológicamente se podría hacer algo (sic), no se necesita "pay pal" para entenderlo, el resultado es el mismo.

Srí Srí Gour-Nitai, derrame por favor sobre nosotros luz y bendiciones a ver como nos toca.

Radha (Gracías por el darshan de Sus Señorías).

xavier dijo...

CVUAL kAUPINAZO? LE GUSTAN LOS KAUPINASOS DADOS POR UN GRNAN SUAMI?