martes, noviembre 24, 2009

Que el Verdadero Hridayananda Levante la Mano


por Nava Jauvana das

Nov 23, Cambridge, Massachusetts, USA (SUN) — Con cuidado me meto en la actual discusión sobre Hridayananda Prabhu. (Difícilmente se le puede considerar un Goswami excepto que lo sea dentro de la categoría de "goswami de casta" por haber sido parte del programa de Acharyas de Zona.)

Durante dos años escribí artículos para el Sun y para mi propio blog buscando hacer públicas mis quejas con mis hermanos espirituales. La última nota que publiqué fue en abril de este año, y desde entonces mi pluma ha estado callada. Sentí que había dicho todo lo que quería decir, y ser repetitivo no hubiera sido bueno para mí o los demás.

Yo opino que aunque la libertad de expresión es un derecho básico, y más que eso es una responsabilidad de un aspirante a Vaisnava, nada se arreglará con estas discusiones. No estoy diciendo que estas discusiones no sean valiosas, pues serán un registro histórico para las generaciones futuras, y esperemos que les ayude a corregir los tremendos errores que cometió nuestra generación. Y quizá también sirvan de ayuda para que contemporaneos nuestros superen la confusuón y la gran desilusión que sintieron después de años de haber servido y sido leales a Iskcon. Eso en sí mismo es muy útil.

El motivo por el cual soy un cínico respecto a que veremos cambios en esta vida es porque he sido testigo presencial de la arrogancia, la manipulación y la falta de vergüenza de quienes alegan representar a Srila Prabhupada. Fui testigo de esto como brahmacari y luego como casado bajo la dirección de varios sannyasis (y próximos sannyasis) durante el lila manifiesto de Srila Prabhupada. Luego vi como la duplicidad creció en forma exponencial con la frza de los Acharyas de Zona. Incluso fui cómplice de todo esto por períodos cortos cuando, por ejemplo, estuve de secretario personal de Ramesvar durante cuatro meses en 1979, cuando estaba en su clímax la era de los Acharyas de Zona. En esa condición pude observar y asistir a las discusiones de los líderes de Zona.

A partir de 1985 he sido testigo a distancia de la simulación en Iskcon, siendo uno de los miles de discípulos de Srila Prabhupada que ya no pudieron tolerar esa visión tan estrecha ni ser parte de la tiranía de la GBC. Con tristeza, enojo y confusión, voluntariamente me alejé entonces de la compañia de los devotos. Ninguno de los líderes principales, a muchos de los cuales conocía personalsmente, jamás me dijo una simple palabra de consuelo y ofreció ninguna ayuda espiritual desde el día que me fui.


Me tomó más de dos décadas superar el sentimiento de haber sido traicionado y llegar a un punto de aceptación pacífica. Hoy ya puedo decir con honestidad que no tengo emociones subjetivas rerlacionadas con mi participación en Iskcon. Veo a los líderes actuales como caricaturas en vez de autoridades espirituales. Y es con un sentido de ironía tanto trágica como cómica que le estoy dando seguimiento a la actual discusión que hay en el Sun sobre Hridayananda das.

Quiero aclarar que no soy un fan suyo. Pero tampoco lo considero peor que el resto de nosotros, excepto en un aspecto importante: Que tuvo y continúa teniendo la desvergüenza y la ambición de aparentar estar calificado como administrador espiritual, renunciante y maestro espiritual.

Cualquier que haya hecho algún servicio al lado de Hridayananda sabe que es un pésimo administrador, que ha manejado mal todo proyecto que ha tenido. Incluso él ha tenido que reconocer esto renunciando voluntariamente o a la fuerza (después de destrozar incontable vidas devocionales) de casi toda posición administrativa.

Como GBC no ha mostrado el más mínimo remordimiento por el daño que causaron las desastrozas normas de los gurus, empezando con el fiasco de los Acharyas de Zona en el que participó con tanto júbilo. Él sigue usando su "Nombre de Usuario" de aquellos días, el ostentoso "Acharyadeva" (ver acharyadeva.com). Nunca se ha escuchado de parte suya ninguna disculpa a los miles de hermanos y hermanas espirituales que perdieron la asociación con la misión de su maestro espiritual debido al egoísta y egocéntrico abuso de autoridad que él ayudó a encabezar en 1978.

En cuanto al papel de sannyasi de Hridayananda, se ha visto y registrado lo suficiente acerca de la debilidad que siente por el sexo bello, que bastaría para que cualquier babaji o monje honesto se fuera de espaldas. Chismes o no, ¡él es muy humano! Pero entonces, ¿para qué hacerte llamar "goswami" y mantener unas apariencias? ¿Son el renombre y la reputación más importantes que la sinceridad?


En cuanto a su papel de maestro espiritual, creo que no nos corresponde juzgarlo. Quizá esté o no calificado. Pero como él mismo escribe (con su seudónimo Krishna das), este es un asunto de él y sus discípulos. No me toca juzgar si realmente puede inspirar a alguien en sus intentos por reconectarse conm el Señor Supremo. Si puede hacerlo le ofrezco mis respecto mil veces. Si yo necesitara un guru, buscaría a alguien con una naturaleza más pura para mi dosis instantanea de shakti espiritual. Pero en el caso de ellos, es problema de ellos, no mío.

En cuanto a Krishna das y la forma en que defiende a Hridayananda, eso es todo un teatro. Representa todo lo que está mal con Hridayananda. Primero, su actitud cobarde de no salir a defenderse personalmente, sino usar un pseudónimo. Srila Prabhupada nos contó la historia de cómo los británicos capturaron a un periodista bengalí durante los últimos días del imperio, quien era conocido por sus artículos sediciosos, debido a su estilo literario. Si a Krishna das le gustaran las apuestas, él mismo apostaría a que los dos son la misma persona pero usando un seudónimo para defenderse.

Segundo, lo más interesante de los argumentos de Krishna das es que no refuta los ataques presentados en contra de Hridayananda, sino que ataca a los atacantes diciendo que han cometido ofensas burdas y sutiles. La mejor defensa es una buena ofensiva [ofensa]. Y al defenderse, Hridayananda decide ofender a los demás. Al usar un seudónimo y lanzarse sobre quienes lo atacan, él vuelve más confusos los temas en vez de asumir responsabilidad por ellos.

Krishna das ataca a Rocana por no ser compasivo como "amigo personal y hermano". al no cumincarse directamente con Hridayananda. La última vez que vi a Hridaynanda fue en 2002. Por coincidencia estábamos ambos visitando a un amigo y hermano espiritual de Virginia Occidental al mismo tiempo. Cuando llegué le ofrecí mis reverencias a Hridayananda por simple etiqueta. Pero en vez de regresarme las reverencias, se quedó sentado en su silla. Quizpa tuviera sus razones --médicas o eclesiásticas-- pero el hecho es que no me mostró a mí, su hermano espiritual, la más mínima consideración. La única vez que me dirigió la palabra durante la visita fue para preguntarme si en la casa había un piano. Quizá si yo hubiera sido una "encantadora" hermana espiritual se hubiera interesado más en mí.

Y en cuanto a la actitud insolente de la que que Krishna das acusa a Rocana, Hridayananda es el amo de la impertinencia y los insultos. El acusar al acusador del mismo crimen del que uno es culpable es el síntoma de un intimidador. Vean al régimen iraní para darse cuenta cómo es esto a nivel nacional. O vean la defensa que Krishna das hace de Hridayananda para entender la veersión másleve de lo mismo.

Es evidente que Hridayananda ya no tiene poder alguno sobre sus demás hermanos espirituales. Pero el daño ya está hecho y él nunca ha reconocido tener la más mínima responsabilidad por ello. En mi opinión, esa es su verdadera caída.


A Hridayananda no le preocupan sus hermanos espirituales en absoluto. Dudo que tenga verdaderos amigos entre sus hermanos espirituales, excepto por unos cuantos aduladores y facilitadores íntimos. En realidad siento alguna pena por él. Es un apesona brillante, piadosa y con un gran potencial, pero es patético. Se ha metido en un aislamiento trágico por ser "una especie en peligro de extinción" (un miembro original del club de Acharyas de Zona), sino que tambipen es cómplice con lo que le pasó en Iskcon con miles de hermanos y hermanas espirituales sinceros que dejaron de asociarse. Me pregunto qué tiene Krishna das que decir al respecto.

(Esta nota apareció originalmente en inglés en el Sampradaya Sun. Las imágenes son del blog personal de Nava Jauvana.)

2 comentarios:

Eduardo dijo...

Tengo ya varios meses informandome de toda esta problemàtica que se plantea una y otra vez, sin cansancio alguno. Aquì y en otros sitios. Sè que la intenciòn es hacer conciencia de lo que realmente sucede dentro de ISKCON, pero ya es tiempo de leer en algùn sitio como estos, que alguien planteè una propuesta para dar soluciòn al menos a algùn problema. Que decir de aventurar leer una estrategia de cómo reestructurar el movimiento de Srila Prabhupada. Yo que màs quisiera poder comprender todo esto de manera profunda como lo manifiestan devotos que aquì escriben, tal vez por esto mismo se me pueda leer como ingenuo e ignorante al plantear mis ideas, pero algo de sentido comùn tendràn alguna de ellas. La impresiòn que me da al no leer de parte de nadie alguna propuesta concreta para resolver alguno de los problemas que se plantean aquì, es que de antemano es imposible. Es algo asì como tratar de negar un Tabù.


Simplemente imaginemos que Srila Prabhupada esta presente en su manifestación material otra vez en este planeta y pudiera percatarse de todo lo que acontece, tal como es, en el herido y agonizante ISKCON actual. Si viera de frente a todos esos “Acharyadevas” y al grupo de GBC que supuestamente iba a velar por el correcto funcionamiento de la estructura material, humana y espiritual de ISKCON. Que cuentas le entregarìan, còmo justificarìan tanto daño? Tendrìan cara para verlo a los ojos?
¿Que sentirìa, que pensarìa y que harìa Srila Prabhupada al respecto de todo ello?
La respuesta parece obvia, el problema, es quièn, còmo y cuando aplicarìa la vacuna, el remedio, la soluciòn para rescatar a este maltrecho y lastimado Movimiento. Simplemente sabemos que su presencia inmaterial no ha sido suficiente. Son tantos años ya sin èl, son ya tantos de sus devotos que ya no estàn, son tantos los que ahora estàn forjados con un fuego sin su chispa, que tal vez no se percaten de lo que està y no de deberìa de estar sucediendo.
Simplemente podrìamos imaginar que existe una soluciòn? Si todavía hay quienes sean optimistas y tienen el valor y la inteligencia y la claridad para atender a este necesitado moribundo, que elaboren un plan de trabajo emergente, urgente, con propuestas de acciòn a corto y largo plazo. Estrategias para convocar a los devotos de todo el mundo, ya estàn estos foros de denuncias con su consecuente conciencia. Recolecta de cartas firmadas enviadas a todos los centros y templos, reuniones, manifestaciones, congresos y foros para plantear los problemas y sus soluciones y la elaboración de la estrategia para derrocar a ese GBC con sus Vaisnavas y Gurus causantes de tantos de sus muchos males y decidir por todo lo que debe de ser en realidad ISKCON. Porque quièn que este conciente y claro en lo que legò Srila Prabhupada quiere seguir dentro de un ISKCON que se desvirtùa cada dìa y se convierte en un indeseado hibrido sordo y ciego para seguir la voluntad del Acharya fundador del Movimiento para la Conciencia De Krishna en occidente.

Hare Krsna
Eduardo

Rasagulla das dijo...

Hare Krishna devotos
todas las glorias a Srí Guru y Srí Gouranga.

-DAÑO COLATERAL-

Me rehuso a ser considerado como daño colateral, simplemente esa connotación no es aceptable, he mantenido mi fé en la sociedad que Prabhupada con tanto esfuerzo y dedicación construyo, a pesar de la pléyade de Srílas y Matha's que tantos años se han puesto en oferta para que uno cambie de opinión, que sin ninguna duda todos tratan de suprimir y opacar a Srila Prabhupada. "No way".

Por otro lado, fué necesario que saliera a la luz publica aqui en Mexico el Tambor Rugiente para ver como todo embonaba en su lugar. La Sociedad Internacional para la Conciencia de Krishna ¡esta secuestrada desde adentro!. Uno como sea ya esta vacunado, pero la frustración de no poder acercar a los que nos rodean a los centros Hare Krishna por temor a que descubran la dificultad y el caos en el que se encuentran, lo hace a uno voltear a otros foros, muy buenos por cierto, y preguntar si no hay responsables.

Hridayananda Das goswami: (titulos mas, titulos menos) Sabemos que aquí siempre has sido el "ajonjolí de todos los moles", se vió tu mano al traernos a tu "amigou" Tridandipada, quien muy pronto te dió la espalda para buscar otro refugio dejando a el Yatra Mexicano mas truncado que el periferico en remodelación, tu incondicional respaldo a Guru Prasada quién no há dado ninguna y se ha visto rebasado por todos lados sin resultado alguno, creando un vacío aun mayor, hace mucho que abandonaste Mexico por otros lugares (Brasil), pero al mismo tiempo no, define cual es el juego.

Por fin creí que habría una respuesta en el "Sun", pero resultó ser una clase dada por internet, donde lo que mas destaca es lo que todos los judios siempre dicen, "Kill the Messiah", por descuido revelaste solo el tip del iceberg de tu mente, Dios nos agarre confesados, por favor manifiesta algun dia un poco de empatía hacia el devoto común y dí algo que sea creiblemente humilde, ya que no pienso considerarme simplemente como un daño colateral.