sábado, abril 03, 2010

Janme janme prabhu sei - Parte 1


(Vimos recientemente en la nota "Srila Prabhupada, Directo" que Rupanuga Prabhu habla de una relación natural directa de Srila Prabhupada con los vaisnavas que son parte de su Movimiento. Esto, sin intermediaciones falsas, convenencieras y manipuladoras.

También hemos sido testigos del reciente Vyasa Puja de Jayapataka Swami, que nos da una idea sobre lo que Iskcon es ahora --una fábrica industrial de gurus en masa y sin control de calidad, y un terreno de pugna para arrebatar la dirección única de la organización.

En consecuencia, no debe extrañarnos que diversos devotos constantemente busquen alternativas a toda esa disfuncionalidad institucional. Aquí en México varios de ellos decidieron acercarse a BV Puri Maharaja y a sus sucesores. Y en varias partes de Latinoamérica hay proyectos que siguen el linaje de Srila Sridhara Maharaja, Narayana Maharaja, etc.

Otros han buscado cómo conectarse directamente con Srila Prabhupada, sin los intermediarios viciados de Iskcon. En esta situación se encontraron los devotos de la finca de Costa Rica luego de enfrentarse con las autoridades de Iskcon --en particular con Guru Prasad, Virabahu, Manonath y Bhakti Bhusan

Aquí en México se les llama "coyotes" a los intermediarios que argumentan ser indispensables para que uno haga trámites con las agencias del gobierno y con las casas de empeño, y que se dedican a la reventa de boletos para el futbol. Pues los devotos de Costa Rica dejaron de creer en los "coyotes de la devoción", haciéndolos a un lado para acercarse lo más posible en forma directa a Srila Prabhupada.

En consecuencia, cuando instalaron las nuevas Deidades de la finca de Costa Rica en el otoño de 2008, y debido a que algunos devotos solicitaron iniciarse, se tomó la decisión de llevar a cabo unas iniciaciones en nombre de Srila Prabhupada. Para esto, tuvieron que cavilar y establecer una serie de sustentos filosóficos y lógicos. El resultado fue un documento que ahora presentamos aquí, intitulado Janme janme prabhu sei.

El documento es largo, pero vale la pena leerlo por la serie de argumentos que presenta, y por el esfuerzo que hace por destacar la posición de Srila Prabhupada. El autor es Aniruddha Prabhu. Para facilitar su lectura lo hemos dividido en tres partes.

Fotos en esta primera parte son de Sri Sri Radha Govinda, de la finca Hare Krishna de Costa Rica. --RK.)

por Aniruddha das

Introducción

En la conmemoración de Janmastarmi (24 de agosto de 2008), en el momento más auspicioso del día (11:15 – 11:25 a.m.) tuvo lugar la gloriosa instalación de Sri Sri Radha Govinda en la finca Hare Krishna, ubicada en el cantón Paraíso, que colinda con el cantón Dulce Nombre, ambos en jurisdicción de la Provincia de Cartago, Costa Rica. Al día siguiente, durante la celebración del más bendito de todos los eventos —el Vyasa-Puja de Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada—, los devotos y devotas de la comunidad Nueva Goloka Vrindavan realizamos un sacrificio de fuego para dar iniciación en nombre de Srila Prabhupada a veintiún devotos (harinama o gayatri).


La trascendental y solemne ceremonia de fuego fue presidida expertamente por Sriman Ramanya Prabhu. Luego de que Aniruddha Das ofreciera unas explicaciones sobre la necesidad histórica de dar iniciaciones en nombre de Srila Prabhupada, Harinamananda Das procedió a llamar a cada uno de los iniciados y, tras preguntarles cuáles son los cuatro principios que debían observar y el número de rondas que debían cantar [16], les hizo saber —entre vivas, lágrimas y otras expresiones de júbilo por parte de la concurrencia—, su nuevo nombre espiritual. A los nuevos brahmanas se los convocó a las cuatro de la tarde para que privadamente escucharan los mantras gayatris cantados por Srila Prabhupada, al tiempo que se les proporcionó una hoja que contenía la transliteración latina de los mismos, así como su significado.

Al cabo de este acto relevante en la historia no sólo de la finca Hare Krishna de Paraíso, sino del movimiento Hare Krishna en Latinoamérica, todos los vaisnavas y vaisnavis sin excepción que recibieron iniciación, pidieron que por favor les presentásemos en forma escrita los argumentos y planteamientos que expusimos antes de la ceremonia. En obediencia a su pedido, redacto el documento que sigue a continuación.

La presente disertación está apoyada en citas, comentarios y extractos de libros de Srila Prabhupada, y también en vivencias personales y otras que me confidenciaron devotos muy serios, avanzados y antiguos del movimiento fundado por Su Divina Gracia.

Nociones preliminares

Con relación al logro de la perfección en el canto de los Santos Nombres de Krishna, o en el proceso de bhakti, podemos tomar en consideración tres aspectos: vastu-shakti, kriya-shakti y bhava-shakti.

(i) Vastu-shakti: Es “la potencia que existe en un elemento”. El Santo Nombre en Sí Mismo es el elemento, la medicina, que tiene el poder de liberar al alma condicionada, incluso sin necesidad de que ella se someta a procesos purificatorios formales. Por eso Caitanya Mahaprabhu dice en el Sikshastaka: namnam akari bahudha nija-sarva-saktis, que el Señor ha investido en el santo nombre todas Sus potencias.

En el Caitanya Caritamrta (Madhya, 15.108), Srila Krishna das Kavirash escribe: diksha puruscarya vidhi apeksa na kare / jihva sparse acandale sabare uddhare: “La persona no tiene que recibir iniciación o ejecutar las actividades requeridas antes de la iniciación. Uno simplemente tiene que vibrar el santo nombre con los labios. De modo que hasta un hombre de la clase más baja [candala] puede liberarse”. Traducción de Srila Prabhupada.

Otro verso que sustenta la autonomía trascendental del santo nombre, es el siguiente del Hari-bhakti Vilasa (11.412, 413): na desa-niyamas tatra na kala-niyamas tatha / nocchistadau nimeso’sti sri-harer namni lubdhaka: “ ¡Oh, cazador!, no hay restricciones en lo que respecta a cuándo y dónde se puede cantar el santo nombre de Hari. Y tampoco hay prohibiciones que digan que el santo nombre no puede ser recitado por alguien que tenga la boca sucia. (Hari-bhakti-viläsa, 11.408)

También merece la pena reproducir los siguientes versos:

na desa-niyamo rajan na kala-niyamas tatha
vidyate natra sandeho visnor namanukirtane
kalo 'sti dane yajñe ca snane kalo 'sti saj-jape
visnu-sankirtane kalo nasty atra prthivi-tale


¡Oh, rey!, no hay reglas en lo concerniente al tiempo y el lugar en que el santo nombre de Vishnu ha de cantarse. De esto no cabe la menor duda. En la celebración de sacrificios y el ofrecimiento de actos de caridad sí hay que observar varias reglas relacionadas con el momento y el lugar apropiados. Lo mismo ocurre con los baños ceremoniales y la pronunciación silenciosa de diversos mantras. Pero el santo nombre de Vishnu puede ser cantado en grupo (sankirtana) a cualquier hora y en cualquier lugar de la Tierra. (Hari-bhakti-vilasa, 11.412, 413)

madhura-madhuram etan mangalam mangalanam
sakala-nigamavalli-sat-phalam cit-svarupam
sakrd api parigitam sraddhaya helaya va
bhrgu-vara nara-matram tarayet krsna-nama


El santo nombre de Krishna es lo más dulce de lo dulce y lo más auspicioso de lo auspicioso. Es el autorrefulgente y hermoso fruto del árbol de deseos védico. ¡Oh, tú, el mejor de los Brighus!, cuando el santo nombre se pronuncia tan sólo una vez, ya sea con atención o distraídamente, de inmediato le asegura a todos los seres humanos la liberación del cautiverio de la ilusión. (Hari-bhakti-vilasa, 11.234. Skanda Purana)

sanketyam parihasyam va stobham helanam eva va
vaikuntha-nama-grahanam asesagha-haram viduh


Aquel que canta el santo nombre del Señor se libera de inmediato de las reacciones de infinidad de pecados incluso si lo canta de modo indirecto, para referirse a cualquier otra cosa —como cuando uno lo profiere para contar el número de golpes que da a una mridanga, o para marcar el paso mientras camina—, en broma, como entretenimiento musical o incluso de modo distraído. Esto lo aceptan todos los sabios eruditos en las Escrituras. (Srimad Bhagavatam, 6.2.14) Traducción de Srila Prabhupada.

yadyapi anya sankete anya haya namabhasa
tathapi namera teja na haya vinasa
damstri-damstrahato meleccho ha rameti punah punah
uktvapi muktim apnoti kim punah sraddhaya grnan


Namacharya Haridasa Thakura, la autoridad en el canto del santo nombre, dijo: “Cantar el santo nombre del Señor sin intención de referirse al Señor es un ejemplo de namabhasa. El poder trascendental del santo nombre no se destruye ni siquiera si se canta de ese modo. ‘Si Incluso un mleccha que ha sido herido de muerte por los colmillos de un jabalí y, en su agonía, grita una y otra vez “ha rama”, “ha rama”, alcanza la liberación, ¿qué puede decirse de aquellos que cantan el santo nombre con fe y veneración?” (C.c. Antya, 3.55-56) Traducción de Srila Prabhupada

“El canto del mantra Hare Krishna no es una imposición artificial a la mente.” Srila Prabhupada.

(ii) Kriya-shakti: Es “la potencia que existe en un procedimiento”. Para obtener el éxito en el canto del santo nombre, el sadhaka o practicante tiene que observar las reglas y regulaciones que mandan las Escrituras. Es innegable que tanto las Escrituras como los acharyas preceptúan que el candidato debe aceptar iniciación de un maestro espiritual genuino. Guru-tattva no sólo es un tema muy vasto, sino que tras la partida (aprakrita-lila) de Srila Prabhupada, se ha vuelto un tema muy controversial, casi inexhausto (algunos acharyas lo califican de “inconcebible”). Para no redundar ni polemizar, simplemente afirmamos que dado la catástrofe que ha sido guru-tattva en ISKCON, el sentido común (Srila Prabhupada dijo que “el noventa por ciento de la vida espiritual es sentido común”), así como el deseo de sus discípulos sinceros de mantener VIVA la misión de Srila Prabhupada —con él en el centro—, nos llevó a la imperativa necesidad de dar iniciación en su santo nombre.


Para proceder con integridad y transparencia, a todos los devotos que de modo ESPONTÁNEO Y VOLUNTARIO —es decir, sin recibir presiones o alocuciones de ninguna especie, e impelidos únicamente por el deseo sincero de formalizar una relación que de hecho ya habían establecido con Srila Prabhupada— decidieron participar en la ceremonia de iniciación, les hicimos saber que no se trataba de ninguna imposición.

Antes del anuncio oficial de dar iniciaciones en nombre de Su Divina Gracia, se tenía contemplado iniciar sólo a cuatro devotos que específicamente las habían solicitad para poder entrar en el altar y servir a Sus Señorías Sri Sri Radha Govinda. Pero para mayúscula sorpresa nuestra, horas después del anuncio, …¡17 devotos —entre varones y damas— espontáneamente se acercaron a Harinamananda para informarle que querían ser iniciados en nombre de Srila Prabhupada! La mayoría fueron adolescentes que nacieron en el seno de familias devotas radicadas en la finca Hare Krishna de Paraíso. Una de ellas —Radharani, 18 años— le dijo a Harinamananda: “Prabhu, toda mi vida he querido iniciarme con Srila Prabhupada. Desde que era niña, gracias a la formación que recibí de mis padres, acepté a Srila Prabhupada dentro de mi corazón como mi maestro espiritual eterno. No quiero iniciarme con nadie más”.

Y con casi el mismo argumento, los restantes devotos que participaron en la ceremonia de fuego nos manifestaron, con muestras evidentes de satisfacción y alegría, que deseaban ser iniciados en nombre de Srila Prabhupada.

En una clase previa, reitero, se les informó a todos los devotos y devotas que dicha iniciación no era una imposición. Les explicamos cómo los discípulos de Srila Prabhupada que actualmente lo servimos en Nueva Goloka Vrindavan, hemos considerado —tras mucha deliberación— que esta es la manera más conveniente para mantener VIVA la misión, la obra cimera, de Su Divina Gracia, quien sacrificó gloriosamente su vida— como nadie lo ha hecho jamás— para hacerla realidad. En nuestro juicio, en la presente coyuntura es la mejor manera de frenar el éxodo, de evitar las continuas escisiones, deserciones, cismas, etc., que tanto han debilitado el movimiento espiritual fundado por Srila Prabhupada —otrora floreciente y en continua expansión—, y que han mermado su fuerza, cohesión e integridad. Adicionalmente, les comunicamos a los devotos que iniciaríamos en nombre de Srila Prabhupada obligados por las circunstancias, y fundamentalmente, para respetar los sentimientos y devoción que hacia Su Divina Gracia yacían en lo más profundo de sus corazones: esa parte a la cual nadie, excepto ellos y ellas, tienen derecho a dejar entrar o no a otro ser.

Desde nuestro punto de vista, hoy día esta es la mejor manera de llevar a la práctica exitosamente la visión y las divinas enseñanzas de Srila Prabhupada. Es la opción idónea para mantenerlo a él no sólo en el centro de nuestras vidas, sino de la comunidad. En última instancia —les dijimos— todos tenían absoluta libertad de abrazar o no esta concepción, e incluso, de recurrir al maestro espiritual de su escogencia. Y de darse este último caso, todos los miembros de Nueva Goloka Vrindavan los íbamos a recibir y acoger —como ya lo hemos hecho— con los mismos respeto y hermandad que nos merece cualquier vaisnava. Una aplicación muy concreta del principio de “unidad en la diversidad”.

Hicimos hincapié en que daríamos mucho de qué hablar. Que a este respecto causaríamos sensación; no obstante, la REALIDAD PALMARIA, el HECHO INDISCUTIBLE es que, salvo excepciones inspiradas por la propia predicación de Srila Prabhupada —inédita en los anales de la historia: compasiva, innovadora, dinámica, ajustada al tiempo, lugar y circunstancias— (“Krishna conciousness it is not an stereotype”. SP). [“la conciencia de Krisna no es un estereotipo”], todos, pero absolutamente todos en el mundo Occidental, desde 1966, fuimos iniciados por Su Divina Gracia en el canto del maha-mantra Hare Krishna, directa o indirectamente.

Srila Prabhupada vino literalmente a revivir, a insuflar nueva vida al culto de la devoción de Sri Chaitanya Majaprabhu, que para el primer lustro de los sesenta (1960-65) meramente subsistía en la India. Para proceder como personas realistas “con la masa cerebral desarrollada” y no sentimentalistas “con la masa cerebral anquilosada”; para ser honestos, consecuentes con nuestros sentimientos y con el contexto histórico; para no abandonar innecesariamente nuestra relación y servicio directo a Srila Prabhupada, en este caso particular, TENEMOS que primar la razón y el corazón, y con un espíritu incluyente, no excluyente, ejecutar esta formalidad específica de las Escrituras de iniciarse con un maestro espiritual. Así que mediante la iniciación en nombre de Srila Prabhupada, estamos cumpliendo con esta prescripción.

La historia religiosa está llena de ejemplos de seres humanos que alcanzaron la gracia de Dios aceptando un maestro espiritual que no los inició directamente mediante un “sacrificio de fuego”, sino con el fuego de la sinceridad, de la entrega incondicional y el amor. San Francisco de Asís, Santa Teresa de Ávila, Santa Inés y muchos otros santos de la iglesia católica lo ponen en evidencia. Y dentro la tradición vaisnava, por supuesto los más conocidos en Occidente son Ajamila, la prostituta de la historia de Srila Bhaktisiddhanta, el perro de Sivananada Sena y el mleccha que pronuncia “ha rama” y que Srila Krishna Das Kaviraja Goswami menciona como ejemplo de una persona que “alcanza la liberación” por el mero canto de nama-bhasa (C.c. Antya 3.55-56). Sin embargo, hoy día hay literalmente centenares de ejemplos compartidos por devotos de todas las denominaciones de cómo algún pariente, amigo o conocido expiró con el Santo Nombre saliendo de su boca. La siguiente es sólo una de esas historias:

La misericordia del Señor Nrsimhadeva

"Yasoda Mata perdió a su padre de 85 años de edad hace dos meses [2006]. Durante su estadía en el hospital, Yasoda Mata colocó un casete en la grabadora y puso a sonar el maha-mantra Hare Krishna las veinticuatro horas del día en la sala donde convalecía su padre adoptivo. Éste estaba en estado de coma, pero milagrosamente, tras escuchar el maha-mantra, comenzó a recobrar el sentido gradualmente y a pesar de que tenía los ojos cerrados, parecía que disfrutaba de la melodía y del canto. Él comenzó a seguir el ritmo golpeando suavemente su mano con el riel de la cama. Al chocar con el riel, el anillo que tenía en un dedo hacia un sonido similar a éste: "Ton, ton, ton. Ton, ton, ton". Daba la impresión de que estaba meditando en el sonido del maha-mantra. De súbito, exclamó: “¡Miren!… ¡Allí hay un hombre gigantesco con manos de cinco garras y una cabeza exactamente igual a la de un león! ¡Está dentro de esta sala! ¿No lo pueden ver ustedes? Hey, …¡ahora él se está acercando!....". El padre adoptivo reparó en el hecho que tenía los ojos cerrados, y por eso agregó en seguida: "¡Oh!, me olvidé que ustedes no puede verlo. Pero en verdad, ¡está aquí! …¿Quién es él?”

"En ese momento Yasoda Mata y sus hijas se miraron entre sí con mucha sorpresa y luego la última contestó. "Padre, Él es el Señor Nrsimhadeva". A lo que el padre respondió: "¿…deva? ¿Qué deva? No lo conozco. Pero ahora está moviendo la cabeza para afirmar lo que has dicho". Yasoda Mata experimentó un enorme éxtasis tras oír esto. En el altar de su casa ella adoraba una réplica en miniatura de la Deidad de Nrsimhadeva del templo de Mayapur Chandrodaya Mandir, y había estado ofreciéndole oraciones para que su padre pudiera abandonar el cuerpo sin ningún apego por el mundo material, y para que en su próxima vida naciera como devoto de Krishna.

"Segundos después el padre de Yasoda dijo dos veces: "¡Miren!: me está sonriendo y está comenzando a hablarme”. Acto seguido, prosiguió: “¡Oh!, ¡Él está diciéndome que tengo que aprender a cantar lo que tú estás cantando ahora! …Dime, ¿qué es lo que estás cantando?". Yasoda respondió: "Son los santos nombres del Señor. Es un mantra para invocar al Señor". El padre repuso: "Nunca había escuchado ese mantra… Pero enséñamelo por favor". Yasoda mata contestó: "Está bien padre. Por favor escucha cuidadosamente y repite después de mí: Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare / Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare". Con mucha paciencia Yasoda le enseñó el maha-mantra palabra por palabra a su padre adoptivo. No requirió mucho tiempo para que el anciano aprendiera el mantra, y luego lo empezó a cantar por sí mismo de una forma muy agradable.

"Al siguiente día el padre de Yasoda falleció con mucha paz y serenidad.

"Durante ese fin de semana los devotos de la comunidad [Taiwán] nos reunimos para realizar la ceremonia funeral en honor del padre de Yasoda Mata, la cual incluyó un emotivo kirtana. Yasoda se hizo de una guirnalda prasadam, de agua del Ganga, de hojas de Tulasi, y puso tilaka en el cuerpo de su padre. Toda la ceremonia se llevó a cabo en un ambiente de mucha devoción y alegría, según las instrucciones que a Yasoda le dio por teléfono su Guru Maharaja.

"La cara de su padre adoptivo lucía muy plácida. Sus mejillas tenían un leve color rosado y todo su cuerpo estaba flácido. Después de realizar unas ceremonias tradicionales, el cuerpo sin vida del padre de Yasoda fue introducido en el incinerador. Pocas horas después enfermeros y trabajadores del crematorio se acercaron a nosotras y le dijeron con asombro a Yasoda: "Nunca hemos visto unas cenizas tan blancas y brillantes como las de su padre… ¡Son idénticas al jade! ¿Qué le sucedió? ¿Qué era lo que usted cantaba para él? ¿Podría usted escribirnos esa plegaria? Queremos aprenderla y repetirla mientras realizamos nuestro trabajo en este hospital”.

"¿Por qué el Señor Nrisimhadeva Se le apareció personalmente a alguien a quien que en términos estrictos, no era un devoto de Krishna? Este incidente maravilloso prueba el precepto shástrico de que si alguien se dedica siempre al servicio devocional del Señor, los miembros de su familia también se beneficiarán en grado sumo.

"Del Lin Tulip. Taiwán, 20 de marzo 2006".


La sinceridad de los devotos y devotas de la finca a lo largo de un sinnúmero de abusos y tribulaciones, su lealtad a toda prueba hacia Srila Prabhupada, y la realidad palpable del vínculo amoroso, lleno de gratitud, que ya tienen con Su Divina Gracia, son más que suficientes para legitimar la iniciación. Cualquier persona sensible, con sentido común y que verdaderamente tiene respeto al prójimo, no sólo validará, sino celebrará el hecho de que ahora ellos —los devotos de la finca de Paraíso— son formalmente discípulos de Srila Prabhupada.

En la conciencia de Krishna es vital ser auténticos y honestos; ser íntegros y fieles a nuestros ideales y sentimientos. Nadie tiene derecho de cuestionar nuestras decisiones, en tanto éstas estén bien cimentadas “por la lógica y la razón” (palabras de Srila Prabhupada). Por el resto de nuestras vidas, debemos regirnos por la voz de nuestra conciencia, y no cederles a otros la prerrogativa de tomar decisiones que nos corresponden a nosotros. Cuando a Srila Sridhar Maharaja, el venerable hermano espiritual de Srila Prabhupada, le comentaron las tristes repercusiones del famoso (pero no por lo bueno) “sistema de acharyas zonales”, éste dijo: “no hay que tratar a los devotos como si fueran reses”.

“El canto del mantra Hare Krishna no es una imposición artificial a la mente.” Srila Prabhupada.

(iii) Bhava-shakti. Es “la potencia que existe en un sentimiento”. Es el apego o el cultivo gradual y natural de amor al Santo Nombre. En este caso, es el sentimiento de gratitud hacia aquel de quien lo aprendieron: Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada. Y no sólo aprendieron de él el canto de los Santos Nombres, sino que él también los ha instruido científica y abundantemente en los mil y un aspectos (por no decir un millón) relacionados con la ciencia de la autorrealización y el servicio devocional. A este respecto merece la pena mencionar a Kolavecha Sridhar Das (ex Yamuna Jivana,) quien me dijo después de la ceremonia de iniciación: “Yo tengo 28 años de servir a Srila Prabhupada ininterrumpida y desinteresadamente, sólo impelido por el deseo que él me infundió, mediante sus libros y enseñanzas, de complacer a Krishna”.

Debemos evitar a toda costa que otros, por cualesquiera razones, decidan antojadizamente el rumbo que han de tomar nuestras vidas, y por ende, que nos traten como “cosas”. Srila Prabhupada no quería rodearse de seguidores dóciles. Desde el mismo comienzo de su misión el propósito de Srila Prabhupada fue entrenar a sus devotos para que se volvieran brahmanas, líderes que tomen decisiones y expandan la conciencia de Krishna con entusiasmo y basándose en la visión suya y una buena comprensión de la filosofía.


Los devotos son seres humanos con personalidades únicas, y no autómatas. Haciendo uso del regalo inigualable que nos dio Krishna —la inteligencia, la capacidad de discernir, de discriminar— tenemos que impedir esta tendencia muy humana a la “cosificación”, cuya oposición a la misma fue precisamente lo que originó la campaña en pro de la preservación de la finca de Srila Prabhupada en Paraíso de Cartago. Si por excelencia algo caracteriza el reino de Dios, Goloka Vrindavan, es la expresión e intercambio espontáneo de sentimientos amorosos. Si alguien ya ha aceptado a Srila Prabhupada dentro de su corazón (Srila Bhakti Vaibhava Puri Maharaja me dijo en 1995 en Jagannath Puri: “Inititiation it is not a ritual; it comes from the heart”) [“la iniciciación no es un ritual, nace en el corazón”], entonces no permita que ningún proselitista, por muy convencido que esté de su postura, desplace a Su Divina Gracia de ahí. La realidad palmaria es que Srila Prabhupada está VIVO en nuestro corazón y en el reino trascendental, y que desde allí está observando y escuchando las acciones y oraciones de todos aquellos que se han refugiado en él. Gracias al poder de bhava-shakti y siempre y cuando obedezcamos sus instrucciones, él nos garantiza a todos el acceso a sus pies de loto.

Complementariamente, Su Santidad Gour Govinda Swami escribe al respecto en su libro La adoración de Sri Guru (ps. 4 y 24):

"Uno debe comprender qué significa sri-guru-carana-padma. Las palabras “sri guru” son muy significativas. “Sri” significa sobha, hermosura; sampata, riqueza trascendental o posesión; y srestha, lo supremo. “Sri-guru” quiere decir que el gurú está dotado de sri, de prema-bhakti. La palabra “sri” se usa porque no hay tal cosa de que Sri Guru desaparezca o no esté manifestado Se aplica únicamente al gurú que está manifestado eternamente. De lo contrario, no debemos emplear esa palabra.

"Sri Guru es karuna-maya: sin causa alguna, él confiere su misericordia. Así que manifestado o no manifestado, él da darsana a su discípulo. Él puede venir en sueños para dar darsana. Este guru-tattva es nitya-tattva: un trascendental tattva eterno. Está eternamente manifestado, prakata. No es aprakrita, no manifestado. No hay posibilidad de que guru-tattva no esté manifestado. Este guru-tattva es inconcebible. No se puede entender con nuestros conocimientos, inteligencia o mérito materiales".


Srila Prabhupada vive en el corazón de sus discípulos sinceros. Y él siempre escucha sus oraciones y alabanzas, y reciproca con ellos. Muchos tienen sueños en los que Su Divina Gracia se les aparece y los instruye, los corrige o simplemente les sonríe satisfecho. Hoy día se habla mucho de "un gurú viviente". Pero, ¿acaso alguien ha leído en cualquier Escritura autoritativa que haya "un gurú muerto"? ¿Acaso Srila Prabhupada no dijo claramente: "Yo viviré para siempre en mis libros".

He aquí otras citas de Srila Prabhupada para sustentar lo dicho arriba:

1.- "Tal como he escrito en las primeras publicaciones del Srimad-Bhagavatam, 'el maestro espiritual vive para siempre mediante sus divinas instrucciones y discípulo vive con él'. ...Porque yo siempre he servido a mi Guru Maharaja y obedecido sus instrucciones, incluso ahora no estoy separado de él". [Carta de Srila Prabhupada, 11-25-73]

2.- Reportero: "Qué le ocurrirá al movimiento en Estados Unidos cuando usted muera?
Srila Prabhupada: "Yo nunca moriré".
Srila Prabhupada: "Yo viviré en mis libros, y ustedes los utilizarán".
[750716pc.sf Conversations]

3.- "...vani and vapu. Vapu significa este cuerpo material, y vani significa la vibración. Nosotros no estamos interesados en el cuerpo material. El no estar interesados significa... Estamos interesados, por supuesto, porque el maestro espiritual, aquellos que son acaryas, sus cuerpos no son considerados materiales. Arcye sila-dhir gurusu nara-matir. Como la estatua de Krishna, el considerar 'esta es una piedra...'. Semejantemente, arcye sila-dhir gurusu nara-matir. Gurusu significa aquellos que son acaryas, el creer que sus cuerpos son iguales al de un hombre ordinario, esto es negado en las Escrituras. DE MODO QUE AUNQUE EL CUERPO MATERIAL YA NO ESTÉ PRESENTE, LA VIBRACIÓN DEBE ACEPTARSE COMO LA PRESENCIA DEL MAESTRO ESPIRITUAL. Vibración. Lo que hemos escuchado del maestro espiritual, eso es viviente. [690113LE.LA Lectures]

4.- "El servir al maestro espiritual es esencial. Si el devoto no tiene ninguna capacidad de servir al maestro espiritual directamente, debe servirlo mediante el recuerdo de sus instrucciones. NO HAY NINGUNA DIFERENCIA ENTRE LAS INSTRUCCIONES DEL MAESTRO ESPIRITUAL Y EL MAESTRO ESPIRITUAL MISMO, por lo que en su ausencia, sus palabras de guía deben ser el orgullo del discípulo". [Significado, C.C. Adi 1.35]

5.- "Tenemos que asociarnos con personas liberadas, pero no directa, físicamente, sino mediante la comprensión, por medio de la filosofía y la lógica.". [Significado. SB 3.31.48]

6.- "En realidad, NO ESTAMOS SEPARADOS. Hay dos: vani y vapu. Vani es la presencia física y vapu es la presencia a través de la vibración, pero ambas son lo mismo. Krishna, cuando está presente ante Arjuna, es lo mismo que cuando Él está presente ante nosotros con su vani del Bhagavad-gita. En lo que a mí concierne, nunca siento, de verdad, ninguna separación de mi maestro espiritual porque estoy tratando de servirlo según su deseo. Si tú amablemente tratas de servir mi misión por la cual fui enviado aquí, ELLO SERÁ NUESTRA CONSTANTE ASOCIACIÓN". [Carta a Hamsaduta, 6-22-70]

¡Razona mal quien dice que los vaisnavas mueren
cuando ellos todavía están viviendo en el sonido!
Los vaisnavas mueren para vivir, y en vida, ¡tratan
de difundir el santo nombre por doquier!


Srila Bhaktivinoda Thakura

“El canto del mantra Hare Krishna no es una imposición artificial a la mente” Srila Prabhupada.

En bhakti-yoga el principio de bhava-shakti es supremo

Ha de entenderse que de estos tres temas que hemos tratado aquí (vastu-shakti, kriya-shakti y bhava-shakti), en el proceso de bhakti-yoga lo más importante es bhava-shakti. En el karma-kandha, la sección de los Vedas sobre yajñas para alcanzar Swarga-loka, los ingredientes y los procedimientos rituales (vastu y kriya) son indispensables. No se puede prescindir de los ingredientes prescritos, ni se puede prescindir de los rituales exactos. Pero en el bhakti¬-yoga lo más importante es el bhava: la actitud, el sentimiento, el amor, la devoción.

Por eso Krishna dice: patram puspam phalam toyam/ yo me bhaktya prayacchati/ tad aham bhakty-upahritam/ asnami prayatatmanah, que si alguien le ofrece con amor y devoción (bhaktya) una hoja, una flor, una fruta o agua, Él acepta esos regalos presentados con amor (bhakty-upahritam) por una persona que lo hace con la conciencia correcta (prayatatmanah).

También hemos escuchado muchas veces sobre gopi-bhava, pero no enfatizamos gopi-kriya o gopi-vastu. Los Seis Goswamis de Vrindavan vivían en gopi-bhava, con la intensidad del sentimiento de las gopis, pero no usaban las mismas cosas que ellas usaron, como saris y pulseras (gopi-vastu), ni hacían las mismas actividades externas que ellas realizaron, como la danza del rasa (gopi-kriya). Esto demuestra sin duda alguna que en bhakti, el bhava es el factor supremo.

Es esta potencia conocida como bhava-shakti lo que realmente nos relaciona con Srila Prabhupada. Los rituales, aunque son importantes, ocupan un lugar de segundo plano. Por esta razón el Señor Supremo es conocido como bhava-graji janardana “Aquel que elimina el sufrimiento de los seres humanos, aceptando el bhava”. Las ceremonias de iniciación en nombre de Srila Prabhupada se han hecho para acrecentar el bhava que ya existe, para ofrendar el sentimiento que ya existe. Por consiguiente, es una ofrenda totalmente auténtica. El sentimiento es: “Hemos aprendido de ti acerca de Krishna, y deseamos seguir tus instrucciones”. Si esta actitud, si este bhava, no te convierte en discípulo, entonces tampoco ningún ritual puede hacerlo.

Una cuestión de forma, no de fondo

En este caso en particular, el tema de la iniciación es una cuestión puramente de forma, y no de fondo. En su manifestación vapu, Srila Prabhupada ya no se encuentra personalmente entre nosotros. Pero momentos críticos en la historia demandan acciones valientes e inéditas de aquellos que quieren ejercer su derecho a pensar con libertad y defender sus ideales y convicciones. Por tal razón, la iniciación en nombre de Srila Prabhupada es una necesidad histórica para todos aquellos que se rehúsan a abandonar artificial y desagradecidamente los vínculos de devoción y afecto que tienen por Su Divina Gracia. En suma, es una necesidad inexorable para aquellos que “han desarrollado una relación amorosa” con Srila Prabhupada, que quieren mantenerla intacta, y desean seguir cultivando el vínculo espiritual que tienen con él, y por lo tanto se niegan a someterse, a dejarse manipular por la predicación de otros cuya figura espiritual prominente no es Srila Prabhupada.

Una de las concepciones más comunes entre los novicios de la conciencia de Krishna es que simplemente por haberse iniciado con el gurú que consideran el más excelso de todos, ellos creen que ipso facto y mágicamente son catapultados a la plataforma trascendental. Esta mentalidad forma parte de lo que en estudio analítico de las religiones se llama “el paradigma sentimental”. “Esencialmente yo ya estoy liberado. Es sólo cuestión de poco tiempo para que yo alcance la misericordia sin causa de mi gurú y, como consecuencia, la meta máxima de la vida: krishna-prema”.


A la hora de rendirse a un maestro espiritual genuino, éste le provee al practicante todo lo necesario para que pueda alcanzar la meta máxima de la vida. Y se ofrece el ejemplo de la cocina y todos sus útiles e ingredientes. El gurú le proporciona al discípulo una cocina completamente equipada con estufa, las sartenes, las ollas de acero inoxidable, cuchillos, cucharones y paletas. De igual modo, (especialmente en este período de kali-yuga) bondadosamente le suministra hasta licuadoras, horno microondas y procesadores de comida. Y para ayudarlo de modo absoluto, incluso le da los víveres, especias, el ghí, y un curso completo de cómo cocinar. Sin embargo, el gurú NO va a cocinar por él. Es el discípulo, y no su maestro espiritual, el que tiene que hacer el esfuerzo y cocinar todos los días de su vida para ofrendar a Sri Radha y Govinda lo mejores platos. En otras palabras, la misericordia del maestro espiritual la constituyen sus instrucciones. Y la sinceridad del discípulo se pone en evidencia cuando él se afana al máximo de poner en práctica, diligente y continuamente, dichas instrucciones.

Otra analogía muy atinada son los larguísimos vuelos estacionales de emigración que efectúan las aves. Las bandadas se congregan y vuelan juntas del hemisferio norte al hemisferio sur, y viceversa. Las aves, tomadas en conjunto, son el sadhu-sanga. Pero el titánico esfuerzo de volar sin cesar día y noche, lo hace cada ave en lo individual. Ninguna “carga” o arrastra a otra. Todas tienen que batir y batir las alas sin parar, soportar las inclemencias del tiempo, los cambios erráticos del viento y demás embates de la naturaleza para alcanzar el destino final. No hay ningún arte de magia en esta emigración con ribetes de epopeya, como tampoco lo hay en lo que atañe a alcanzar la perfección espiritual (manusyanam sahasresu kascid yatati siddhaye / yatatam api siddhanam kascin mam vetti tattvatah. B.g. 7.3)

El complacer al maestro espiritual significa que uno tiene que consagrarse a su servicio el resto de la vida con la mente, el cuerpo y las palabras. El discípulo tiene que complacer al maestro con el ofrecimiento de servicio práctico y satisfactorio. El que piense lo contrario está viviendo una alucinación. Por eso no es correcto que algunos devotos se sientan superiores a los demás porque han entablado una relación con un alma avanzada que tiene elevadas vivencias y conocimientos sobre Radha y Krishna. Puesto que por razones muy puntuales Srila Prabhupada se abstuvo a propósito de no revelar sus profundas vivencias ni su relación directa con Radha y Krishna, y a no abordar los temas tratados en los libros más esotéricos de nuestra escuela Vaisnava Gaudiya, estos devotos ignorantes se figuran que Srila Prabhupada no había accedido a ese plano tan sublime.

“El canto del mantra Hare Krishna no es una imposición artificial a la mente.” Srila Prabhupada.

3 comentarios:

DHARMADAS dijo...

TODO LO QUE RADHA KRSNA ESTA DICIENDO AQUI ES MAS O MENOS
PERO LO PRINCIPAL ES DE QUE R.K.D. DEBERI DE MOSTRAR UNA COPIA EN ESPANIOL DE EL L9BRO TITULADO LA ORDEN FINAL ( THE FINAL ORDER) PARA QUE TODO MUNDO SE BENEFICIE, T SE DICUSTA EL TEMA Y EL LIBRO EN PUBLICO O EN ESTE BLOG Y SE SAQUEN COMENTARIOS ,ETC.
Y ESTAMOS ESPERANDO QUE EN MEXICO SE HAGA LO MISMO QUE EN COSTA RICA
EN UN PARTIDO RPOFECIONALDE FOOT-BALL SE VERIA DE ESTA MANERA .
MEXICO 0 GOLES COSTA RICA 20 GOLES

Radha Krishna das dijo...

Dharmadas:
El documento fue creado por Aniruddha, no tu servilleta.
En cuanto a La Orden Final, no tendria inconveniente alguno en incluirla en El Tambor en forma seriada. Simplemente no conozco ninguna traducción de ella. Y si la hay, la publico con tal de que no requiera un millón de correcciones a un español defectuoso.

Libro dijo...

Si les sirve aquí está:
http://www.iskconirm.com/docs/pdf/La_Orden_Final.pdf