domingo, noviembre 13, 2011

Escritores de libros de bolsillo

Gurudasa, deleitando a su audiencia en Londres.

[Presentamos a continuación un artículo reciente del Sampradaya Sun que reseña una nueva tendencia en Iskcon: Escribir memorias personales del Iskcon antiguo y los pasatiempos que uno tuvo con Srila Prabhupada.

Lo anterior se está volviendo toda una industria. Sin embargo, pocos se dan cuenta de las contradicciones en las que caen los autores de dichos libros. Parece que están más interesados en el beneficio y la justificación personal, que en presentar con pureza a Srila Prabhupada y los hechos relatados.

La tendencia fue iniciada en 1980 por Satsvarupa al publicar el "Lilamrta". Allí plasmó sus propias percepciones mundanas sobre Srila Prabhupada, las cuales ya han sido identificadas y criticadas lo suficiente. En 1984 apareció el "Sirviente del sirviente", de Tamal Krishna Goswami, obra que encaja perfectamente con las advertencias que leerán en el presente artículo. Vino luego "Un diario trascendental" en 1992, de Hari Sauri das.

De allí pasamos a las entrevistas videograbadas "Memorias de Srila Prabhupada", que recaban las anécdotas de muchos discípulos suyos. La tendencia parece culminar en la actualidad con el libro biográfico de Radhanath Swami y las memorias reseñadas en el presente artículo.

Las "Memorias" en video arriba referidas son un buen ejemplo de lo que se discutirá en este artículo. Si tomamos las memorias de Bhavananda, Tamal, Hridayananda, etc., veremos que reflejan más las intenciones y las percepciones del entrevistado que una presentación cristalina de Srila Prabhupada.

Sin embargo, en las mismas "Memorias" podemos ver otras remembranzas hechas con una simplicidad, honestidad y sensibilidad sorprendentes. Generalmente son de devotos "ordinarios" no encumbrados, y libres de una agenda política privada. Son las mejores de toda la serie.

En resumen, podemos decir que aunque las memorias y reseñas publicadas sobre Srila Prabhupada pueden contener elementos que nos permitan conocerlo mejor, existen en ellas por lo general una serie de intereses económicos, egoísmos e intenciones ocultas que debemos tomar en cuenta al hacer nuestra lectura. De lo contrario, la imagen que nos formemos de nuestro maestro espiritual estará salpicada de dichas contaminaciones.]

Estimado señor o señora, ¿podría leer mi libro?
Me tomó años escribirlo, ¿podría echarle un vistazo?
Se basa en la novela de alguien llamado Lear [o Prabhupada]
Y necesito trabajo,
así que quiero ser un escritor de libros de bolsillo,
Escritor de libros de bolsillo.

--Los Beatles

por Rocana das

6 de noviembre de 2011 -- Canadá (SUN) -- Quisiera abordar el fenómeno de Swamis, ex-Swamis y gente de mala fama de ISKCON, que han estado presentando a la venta sus libros de memorias. Como reacción al intercambio que tuve con Pusta Krishna ex-Swami, aparecido en el Sun durante las últimas semanas, algunos de nuestros lectores me hicieron saber de libros que han sido introducidos a la comunidad vaisnava por dos "veteranos" --devotos pioneros que tuvieron papeles destacados en los primeros días del lila de ISKCON de Srila Prabhupada. Me refiero a Gurudasa ex-Swami, y Mukunda Goswami.


A primera vista, Gurudasa y Mukunda parecen tener antecedentes e historias muy distintos. Sin embargo, ambos comparten un pasatiempo muy relevante, que fue la apertura del templo de San Francisco en 1967. Luego compartieron otro pasatiempo, que les ha dado a ambos fama y renombre: Mukunda, quien entonces estaba casado con Janaki devi, junto con Gurudasa y su esposa Yamuna devi, y Shyamasundar y su esposa Malati devi, todos viajaron a Londres y participaron en los pasatiempos lila locales de Srila Prabhupada. Rápido se hicieron amigos de George Harrison, integrante de los Beatles, quien se interesó en la conciencia de Krishna y ayudó con la misión de Srila Prabhupada. George permitió que los devotos usaran su propiedad de Letchmore Heath, llamada ahora Bhaktivedanta Manor, y lo demás es leyenda.

Los pasatiempos de los devotos durante esa época son bien conocidos y están bien documentados. Al principio la historia apareció en el Lilamrta de Satsvarupa. Hoy todos tienen su propia versión y perspectiva de los hechos. La participación de George Harrison se ha vuelto legendaria entre las filas de ISKCON, llegando al ámbito de lo mitológico, y la notoriedad de él aumenta con el paso de los años. Esta tendencia va de la mano de otra tendencia --la afición de los devotos de ISKCON por leer libros producidos por otros devotos con sus remembranzas de aquellos días. Cuando esos libros aparecen en Amazon y el sitio Krishna.com, aumenta la estatura de sus autores, quienes son invitados a programas y festivales de todo el mundo para hablar en vivo de sus memorias del pasado.

A través de los años he hecho saber lo que pienso de esas memorias biográficas. No solo creo que son una pérdida de tiempo y dinero, sino que por lo general no presentan a Srila Prabhupada con el sentimiento o perspectiva filosófica correctos. Por lo general demuestran ser glorificaciones sutiles que se hacen los autores mismos, y parecen haber sido escritas para divertir al lector y darle fama al autor. En consecuencia, el lector recibe poco beneficio real filosófico o espiritual.

Cuando uno realmente recuerda a personalidades como Srila Prabhupada, está recordando los pasatiempos de los devotos puros, que son pasatiempos trascendentales. Pero dichos pasatiempos trascendentales deben ser presentados por personas iluminadas, como la presentación del Caitanya-caritamrta que hizo Srila Krsnadasa Kaviraja Goswami, un devoto realmente avanzado. Esta es la escritura que prefieren los Acharyas del Sampradaya relativa al Caitanya-lila, incluso al compararla con el Caitanya Bhagavat. Lo anterior es así porque el Caitanya-caritamrta presenta al Señor Caitanya Mahaprabhu y a Su lila de un manera muy filosófica, y en consecuencia tiene un gran valor espiritual. El Caitanya Bhagavat también es considerado genuino, pero le da más énfasis a los pasatiempos en sí que a la filosofía.

Gurudasa recibiendo a Srila Prabhupada en India.

En el caso de Gurudasa (Roger Siegel), sabemos que el autor abandonó a Srila Prabhupada durante su lila manifiesto. Gurudaya abandonó a su esposa Yamuna y tomó sannyasa para luego dejar todo atrás. Quienes lo conocían sabían que no sería un buen sannyasi, pero al final del lila de Srila Prabhupada uno buscaba hacerse sannyasi para disfrutar las mejores cosas que ISKCON podía ofrecer, como poder, una posición, opulencia y respeto. Y eso es lo que Gurudasa hizo. No duró mucho como sannyasi, y después de que partió no supimos más de él durante muchos años. Ahora sabemos que regresó a Haigh-Asbury, a retomar la vida que llevaba antes de conocer a Srila Prabhupada. En otras palabras se volvió de nuevo un ratón.


Después de muchos años de llevar una vida demasiado licenciosa, Gurudasa reapareció con un libro promocional de memorias intitulado "Por su ejemplo", y más recientemente con "Amor, Medicina y Música". Su sitio internet incluye una petición para que los devotos lo ayuden con su manutención económica porque no ahorró para su vejez. En otras palabras, está 'quemado'. Apoyándose en algunas memorias de viejos días cuando sí participaba legítimamente en el lila de Srila Prabhupada, ahora explota el sentimiento ajeno para sacar un beneficio similar al de sus amigos contemporáneos, incluyendo a Shyamasundar y Mukunda.


No estoy diciendo que Gurudasa no brindó ningún servicio a Srila Prabhupada, como también lo hicieron miles de discípulos de Srila Prabhupada durante esa época, y seguramente esto se tomará en cuenta cuando abandone este mundo. No soy nadie para juzgar qué destino tendrá cuando fallezca. Todo lo que puedo decir es que, como Srila Prabhupada mismo dice, se puede juzgar el nivel de conciencia de una persona por lo que escribe. Y por lo poco que hemos leído de lo que Gurudasa ha escrito, no solo es literariamente muy malo sino que tampoco presenta bien filosóficamente a Srila Prabhupada. Lo anterior nos muestra lo poco que aprendió todos estos años sobre la personalidad trascendental que esencialmente lo salvó del destino que le tocaba sufrir. Como él retornó a su vida anterior, podemos entender el destino y karma de los que Srila Prabhupada lo salvó, y podemos concluir que los pasatiempos de Srila Prabhupada en los que participó fueron una gran misericordia. Está por demás decir que yo nunca le recomendaría a nadie que le donara dinero, ni le sugeriría a nadie que comprara su libro ni lo leyera. Su libro es uno de los peores ejemplos que hay hoy de esa tendencia 'literaria' que se está dando actualmente en ISKCON.


El nuevo libro de Mukunda, "Milagro en la Segunda Avenida", es una historia ligeramente distinta, aunque con antecedentes similares. En los primeros días, Mukunda (Micheal Grant) fue uno de los primeros devotos en recibir iniciación. Se le identifica mucho con el famoso templo de Srila Prabhupada en el sur-oriente de Manhattan. Por desgracia, ese espacio en la actualidad recibe muy poco apoyo de los acaudalados líderes de ISKCON y corre el peligro de perderse, lo que sería una desgracia. Nuestros acaudalados líderes tienen suficiente dinero para disfrutar sus retiros y escribir memorias personales, pero no tienen suficiente dinero para apoyar al primer templo de Srila Prabhupada.

Aunque Mukunda ha permanecido tras bambalinas más que muchos otros de nuestros hermanos espirituales, su libro ha sido respaldado por el "gran swami" Radhanath, y por Ravindra Svarupa, un GBC conocido como personaje literario. Ellos respaldan el libro de Radhanath de la misma manera en que uno respaldaría a algún best-seller de bolsillo. Dicen ellos "hace que sigas página tras página", "una lectura obligatoria", "no podía dejarlo", o "una gran contribución". Pero para mí, los autores de tales libros son inferiores que los recitadores profesionales del Bhagavatam, quienes al menos leen directamente de las escrituras.

Aunque parece que Mukunda Goswami tiene pocas cosas nuevas que decir en su nuevo libro que no se hayan dicho antes, el lector de fijarse mucho en la manera que éste presenta a Srila Prabhupada filosóficamente. También debe tomarse en cuenta el historial de servicio de Mukunda a través de los años desde que Srila Prabhupada partió. En lo personal encuentro medio vergonzoso de que él haya sido un Swami todos estos años, y le hayamos tan poca prédica.

Durante veinticinco años, hasta 1999, Mukunda Goswami fue el Ministro de Comunicaciones de la GBC. En 1996 fue nombrado para la Comisión Interreligiosa de la GBC. Según la Wikipedia:

"En los 1980s, Mukunda estableció la Oficina de Comunicaciones de ISKCON en Los Angeles, y publicó la Reseña Mundial de ISKCON y el Diario de Comunicaciones de ISKCON. Mukunda Goswami sigue siendo consejero de ese diario. Cuando lo organización ISKCON estaba plagada con problemas legales, Mukunda trabajó para contener los daños pero al final se cansó de la presión y le dejó el trabajo a sus asistentes".

En 1999 Mukunda renunció a su puesto de GBC, tal como lo hizo Hridayananda. Ese mismo año la GBC de dio a ellos dos y a Satsvarupa el título de GBC Emérito. Luego de que Mukunda renunció de la GBC, la misma GBC lo integró en un comité responsable de reestructurar la GBC y escribir una constitución (la cual no ha sido completada hasta la fecha).

En 2000 la GBC le hizo un llamado particular a sus GBCs Eméritos --en particular a Mukunda Goswami, Giriraj Swami, Hridayananda Goswami, Bhakti Svarupa Damodara Swami y Balavanta das-- para que le aportaran $20,000 a la Oficina de Protección Infantil.

A través de los años Mukunda Goswami ha sido coautor de tres libros con Drutakarma das (Michael Cremo), y de "Coming Back: The Science of Reincarnation"* (una recopilación de las enseñanzas de Srila Prabhupada). Ha sido además autor de otros dos títulos, siendo el más reciente "Milagro en la Segunda Avenida".
(*) "De Regreso: La ciencia de la reencarnación".

--Sí señores, ya soy GBC Emérito.

El título de 'Emérito' que la GBC le otorgó a Mukunda Goswami básicamente indica que Mukunda se ha retirado a la vida privada a partir de 1999. Aunque a Mukunda y el Emérito Satsvarupa das Goswami, el autor del Lilamrta, les gusta hacer hincapié en el hecho de que Srila Prabhupada vino a los Estados unidos cuando tenía más de setenta años, 'solo, sin un centavo y con mala salud', parece que no ven ninguna contradicción --de que ellos se hayan retirado de de la vida activa de prédica a tan temprana edad-- en seguir un ejemplo opuesto al de su Maestro Espiritual.

Claro que tales descripciones de Srila Prabhupada están por completo mal filosóficamente. La noción de que Srila Prabhupada estuviera "sin un centavo" es un concepto filosófico ridículo, si consideramos que Sri Krishna Caitanaya lo envió a los Estados Unidos y siempre lo protegía. Manifestar un pasatiempo en el que aparece sin un centavo es similar a cuando Krishna aparece como un pastor de vacas, o el Señor Caitanaya como el hijo de un brahmin. Así que llamarle a Srila Prabhupada "solo" o "sin un centavo" es filosóficamente inexacto y falso.

Y, por supuesto, que los Swami Eméritos retirados de ISKCON no llevan una vida sin dinero. Llevan una vida cómoda y privada que va en contra del mandato que Srila Prabhupada estableció para sus predicadores sannyasis. No se les ve continuamente ocupados en actividades directas de prédica, más allá de escribir sus propios libros, ir a festivales del templo, hablar de su asociación con Srila Prabhupada, y platicar de sus percepciones según su mentalidad inmadura de entonces, cuando eran jóvenes y temerarios.

Srila Prabhubpada les dio la oportunidad de utilizar algunos de sus talentos al servicio de Krishna. Pero en la actualidad --aunque ellos tienen muchas más recursos desde el punto de vista material-- no están predicando activamente. No captan el sentimiento de Srila Prabhupada, no saben cómo presentarlo filosóficamente. Viven a expensas de su participación activa del pasado. Se les permite dar iniciaciones debido a que tienen una relación amistosa con la GBC. Escriben unos cuantos artículos, uno o dos libros de memorias, y esperan a que les lleguen las invitaciones y los pasajes de avión, y promesas de buenos alojamientos cuando van a algún evento a decir algunas palabras de sus recuerdos de Srila Prabhupada.

Pocos parecen darse cuenta que casi todos ellos son más jóvenes que Srila Prabhupada cuando llegó aquí al principio y trabajó sin descanso por Sri Krishna Caitanya. Nuestros Swamis Eméritos han descartado completamente la actitud de prédica, y en esencia viven de sus glorias pasadas, como viejas estrellas del rock que reciben sus cheques de regalías y hacen algunas presentaciones al año en el casino. Se aprovechan del pasado, llevando una vida cómoda gracias a ello. Vender sus propios libros significa es una fuente adicional de ingresos, es otra forma de glorificarse. No están realmente glorificando a Srila Prabhupada, y en consecuencia no están haciendo una gran contribución a la literatura vaisnava. En realidad, en ninguna de nuestras obras del Sampradaya Vaisnava encontramos semejantes novelas, biografías y memorias. Srila Prabhupada no nos recomendó hacer eso con Srila Bhaktisiddhanta Saraswati o Srila Bhaktivinoda Thakur. Srila Prabhupada no nos recomendó muchos libros que ya estaban escritos, aunque eran mucho más filosóficos y genuinos que los que proliferan hoy en ISKCON.

Pero así es el nuevo ambiente de ISKCON. Están todos esos discípulos y seguidores sin ningún entrenamiento, a quienes supuestamente los gurus y sannyasis les han ordenado que lean diariamente los libros de Srila Prabhupada, pero los mismo líderes no están predicando activamenteni siguiendo ese programa. En vez de ello, proclaman ser unos viejos a los 68 o 70 años, y tener algunos problemas de salud... ¿pero cómo se compara eso con Srila Prabhupada?

Ya en un reciente artículo de Aviram das, "Dejando Sannyasa", aparece que Srila Prabhupada hizo un comentario sobre el pasatiempo de Gajendra, diciendo que le dio sannyasa a jóvenes porque el Señor Caitanaya Mahaprabhu tomó sannyasa siendo joven, y así también lo hizo su maestro espiritual, con fines de prédica. Pero si has tomado sannyasa y no estás totalmente absorto en predicar, te encuentras en peligro. En ese caso quizá sería más honorable dejar de ser un sannyasi. Claro que después de muchos años de seguir ese estilo particular de vida y de disfrutar la diversidad de beneficios materiales que ofrece, te acostumbras a él y quedas condicionado. Tu ego incluye ser un sannyasi, aunque muchos sannyasis han sido expulsados por mujeriegos, lavadores de dinero, etc. Pero no pueden dejar de ser sannyasis. Satsvarupa y Hridayananda son dos buenos ejemplos de esto. Aunque su estilo de vida está muy lejos de los mandatos védicos para los sannyasis, su ego falso abarca el ser vistos como sannyasis. Es para ellos una vida libre de problemas en muchos sentidos, y no quieren dejarla. Están apegados.

Ensayando. George Harrison en un segundo plano con su guitarra, y Mukunda al fondo en el piano.

En el caso de Mukunda Goswami y su reciente libro, vemos que Mukunda es un dulce swami, de voz calmada, y un devoto amable que se las ha ingeniado para evistar escándalos. No ha explotado su papel de GBC, guru o sannyasi, y por lo tanto no se le ve como alguien con ambiciones políticas. Y así era su naturaleza desde el priuncipio. La naturaleza amigable de Mukunda lo hizo el favorito de George Harrison, y después de algún tiempo George solo aceptaba asociarse con Mukunda. Los devotos no podían ponerse en contacto con {el o visitarlo sin la intermediación de Mukunda. Una o dos veces al año Mukunda viajaba al Reino Unido y hacía una cita para ver a George Harrison. Hacía que lo acompañaran algunos devotos, llevaba prasada y tenían un pequeño kirtan en su propiedad. Yo asistí a uno de esos encuentros a finales de los 1970s o principios de los 1980s, y honestamente me dejó poco impresionado que Mukunda no le predicaba nada. Era evidente que George Harrison estaba consumiendo todo tipo de sustancias ilegales, y que estaba ensimismado con carreras de autos y la jardinería. Pasaba una o dos noches al año con los devotos, quienes ni siquiera le predicaban, y eso es todo lo que pasaba.

--A ahuecar el ala. Please.

La realidad es que George Harrison, en algún momento de los 1980s, le pidió a los devotos que desocuparan el Bhaktivedanta Manor. Él pensó que ya los había apoyado para que iniciaran sus actividades, y ahora quería apoyar a algún otro nuevo grupo espiritual permitiendo que usara el Manor. Su esposa Olivia ha sido seguidora de Paramahamsa Yogananda durante mucho tiempo, y quizá querían entregarle la propiedad a ese grupo. Que yo sepa, Mukunda no se apareció para resolver la situación siendo amigo de George. Quizá le predicó, y fue él quien lo convenció de no entregarle el Manor a alguien más, sino que nos lo vendiera por medio millón de libras esterlinas (no recuerdo el precio exacto de venta, pero fue cuantioso). Contrario a la actual y creciente leyenda mística, George Harrison no le donó el Manor a Srila Prabhupada e ISKCON. No se los dio; se lo vendió a ISKCON, aunque con descuento.

Debemos considerar también que los pasatiempos que ocurrieron al principio en Londres, que incluyeron a los Beatles y recibir el Bhaktivedanta Manor, fueron debido a la potencia de Srila Prabhupada. Todo fue el arreglo de Krishna para propagar la conciencia de Krishna por todo el mundo. Tuvo poco o nada que ver con los individuos que fueron reclutados para participar en este pasatiempo con Srila Prabhupada. Pudo haber sido cualquiera. Aunque Shyamasundar explota lo que ocurrió en el pasado y busca fama y dinero, la realidad es que Shyamasundar casi arruinó el Manor, y los líderes tuvieron que deshacerse de él. Él era un excéntrico y estaba loco.

Gurudasa y Yamuna se fueron a India, y en efecto participaron en desarrollar el templo de Vrindavan en sus inicios. Y fueron a Jaipur a participar en la creación de las Dediades. Me los encontré cuando estaban en Jaipur, y vivían muy cómodamente en la casa del murti-walla más destacado de la ciudad. A mí no me impresionó el nivel de conciencia de Krishna que mantenían aquellos días. Sin embargo, cuando los escuchamos hoy contar los pasatiempos, parecería que todos ellos eran trascendentales.

Aquellos días todos éramos como unos bebés, éramos personas muy inmaduras y sin calificaciones, a quienes Krishna les permitió tener una participación con Srila Prabhupada, haciendo uso de nuestro libre albedrío. Y todos tuvimos una participación, incluso yo, entregando años de nuestra vida haciendo un sincero esfuerzo por seguir el ímpetu de Srila Prabhupada. A algunos les fue mejor que a otros. En el caso de Mukunda, le fue mejor que a la mayoría, aunque todo siga siendo relativo. Pusta Krishna escribió en un artículo reciente haber sido mejor que otros. No sé a lo que se está refiriendo, pero estoy seguro que Mukunda piensa lo mismo... que ocasionó menos daños que otros amigos y compinches suyos, quienes le hicieron tanto daño a ISKCON.

Gurudasa y su compadre Shyamasundar narrando sus memorias ante los devotos.

Mukunda y Shyamasundar han sido buenos amigos a través de los años, aunque Shyamasundar era un verdadero pillo. En una caminata matutina, Srila Prabhupada le dijo a la GBC que debían hacer que arrestaran a Shyamasundar por robo. Pero en la actualidad, Shyamasundar está regresando a ISKCON como una celebridad. Su ex-esposa logró que un seguidor de ella le donara un órgano a él, quien debido a su vida de excesos necesitaba uno. Pero porque él puede contar historias sobre sus actividades devocionales de antaño con Srila Prabhupada, todos los devotos se reúnen a escucharlo, ignorando todos los hechos obvios y relevantes.

--Déjame hablarte sobre Srila Prabhupada... y sobre mis plantitas de mariguana.

Nos dicen que Gurudasa pasa mucho tiempo en un establecimiento de San Francisco donde venden mariguana. Mukunda vive en la campiña de Australia, con suficiente seguridad financiera y escribe sus memorias.

--No sean envidiosos, la mansión de Santa Barbara me la regaló mi mami.

Tenemos además a Giriraja, quien vive en una hermosa mansión de Santa Barbara, disfrutando el servicio que le ofrecen sus discípulos y el dinero heredado de sus padres, de Tamal Krishna Goswami y de un discípulo. Es ridículo y ofensivo que un sannyasi haga todo esto. Cualquier persona cuerda que conoce a Srila Prabhupada, como ellos alegan conocerlo, tendría suficientes razones para creer que Srila Prabhupada está muy disgustado y ofendido por los pasatiempos de estos discípulos que viven confortablemente sin dedicarse a predicar. La prédica no trae muchas comodidades, y ellos han preferido llevar un estilo de vida de comodidades aprovechándose de lo que hicieron en el pasado.

Entiendo que antes de que Mukunda se mudara a Australia, había estado viviendo en Nueva Zelanda, en una casa que le dio George Harrison. Vendió esa casa y usó el dinero para construirse una pequeña casa en la finca de ISKCON en Austalia. Él la llama "Casa Harrison", en vez de "Casa Prabhupada". Entonces, ISKCON tuvo que comprar el Manor en efectivo mientras que George le dio a Mukunda una casa propia, la que ha usado para su beneficio personal. Si en realidad puso esa propiedad bajo el control de ISKCON o de sus discípulos y la usaron para la prédica, sería bueno que Mukunda le revelara los detalles a la comunidad de devotos.

Creo que debemos ver a estas personalidades por lo que realmente son, y debemos desafiarlas a que se corrijan y empiecen a seguir a Srila Prabhupada predicando. Ellos deben revelar por completo su situación financiera. Tienen todo tipo de recursos, tienen discípulos, son sannyasis, tienen puestos dentro de ISKCON, y tienen cierta reputación --así que pueden salir y realmente predicar--, para no solo contar historias y pasarse el resto del tiempo viviendo con comodidades. Deben salir de su retiro, dejar atrás las comodidades y empezar a predicarle a las almas caídas con entusiasmo y energía, tal como Srila Prabhupada lo hizo a su avanzada edad.

Sé que muchos lectores, sentimentalistas y pacifistas del New Age considerarán muy cruel y malicioso lo que estoy diciendo, pues creen que estos Swamis son gente tan dulce. Pero en realidad ellos están arruinando la reputación de Srila Prabhupada, viven en forma contraria al sastra, y no están dando el buen ejemplo que los demás puedan seguir. Es un mal ejemplo, y las historias que presentan solo sirven para propagar el mito sobre sí mismos, mientras que presentan a Srila Prabhupada mal y sin ninguna filosofía.

4 comentarios:

haripadre dijo...

Me pàrece interesante que un articulo tan elocuente e informativo como este no haya recibido ni siquiera un comentario desde que apareciò, cuando el anterior de Astika y sus lilas personales ya recibiò uno. Eso indica que los intereses de los devotos a nivel folosofico andan por otras calles.
Particularmente pienso con relacion a la reseña de los Libros de Bolsillo de Iskcon, que se trata de una treta refrita de la demagogia politica de este clan ya en profunda y acelerada caida. No han topado con suelo pero cuando lo hagan aquello serà un verdadero tsunami de escandalos y ollas apestosas destapadas cuya podredumbre llegarà a todas partes. Se parecen a Vrinda (hija directa) pero en lo malo, en lo aberrante y vergonzoso. Finalmente los lilas de Astika y su nueva residencia en Monterrey se me hacen tediosos, lastimeros y sin sentido en este foro. Carecen de toda aportacion practica y obedecen solo a un esfuerzo egoista de este devoto por ser leido.

Lady Didi Dasi dijo...

no se que problema tienen con el prabhu astika es un devoto antiguo que ademas todavia canta sus rondas y es fiel a su maestro espiritual ha superado muchas dificultades por parte de iskon especialmente en relaccion a sus hijos, a mi me encanta escuchar sus historias cual es el problema? no hace negocio de ello y los devotos necesitan apreciacion hacer amistad le suena? si,la filosofia es esencial y tenemos mucha pero el respeto y la asociacion tambien y de esa no tenemos muy buenas nociones no se supone que somos personalistas? ademas astika siempre conecta sus historias con la filosofia y las enseñanzas de su maestro espiritual, a mi no me parece lastimera la descripcion de astika simplemente a veces krisna le quita todo al devoto para tenerlo mas cerca de el y esa es su misericordia le deseo a prabhu astika que se apege mucho a krisna y supere cualquier afliccion, hayyy es que este articulo no tiene comentarios y el de astika ya tiene uno jajajajaja cuanta competencia ¡QUE NIVELAZO! creo que a muchos les gustaria contar sus historias pero no se atreven bravo por astika muy valiente

haripadre dijo...

Para Lady Didi Dasi:
cada quien ve las cosas seguùn el cristal de sus lentes, es claro que confundes valentia con ego y tambien es claro que tu relacion con el devoto no es muy cercana, sin embargo si tanto te gustan sus relatos pues recopilalos e impremilos en un buen libro, las ganancias ayudarian al prabhu a no viajar tanto y a dedicarse mas a escribir su biografia. Finalmente, sostengo que aun no se dan los suficientes comentarios en el foro sobre el articulo de RK, ese es el punto. Y que quede claro que no tengo envidia ni competencia respecto a los escritos de nadie, solo eso faltaba, jejejjejjeje.

Lady Didi Dasi dijo...

El libro se esta escribiendo Haripadre en formato digital , se llama el tambor rugiente con lo cual el que quiera se lo puede guardar(descargar ) para la posteridad, ademas es gratis