jueves, abril 14, 2011

El Cisne Blanco


Por Aniruddha das

Tengo un viejo hermano espiritual mexicano que es tan viejo que conoció personalmente a Srila Prabhupada cuando éste visitó México en 1972. También es un cibernauta empedernido. Me manda toda clase de materiales que él considera edificantes, informativos o simplemente jocosos. Pero el pasado sábado 9 de abril me envió un enlace (link) fabuloso, estupendo, maravilloso. Tras mirar embelesado su contenido, concluí que definitivamente éste hermano me hizo un obsequio que no podré retribuírselo nunca; me dio un matchless gift (un “regalo inigualable”), para emplear el nombre del local comercial donde Srila Prabhupada abrió su primer centro de prédica en Nueva York.

Para saldar siquiera una pizca esa deuda, ahora quiero compartir ese enlace con todos los lectores de “El Tambor Rugiente”. No sin antes, con el permiso de todos, hacer un digresión de carácter personal.

En el vídeo (dicho sea de paso, de una calidad excepcional) ustedes verán cómo Srila Prabhupada sale caminando de sus aposentos en uno de los edificios de apartamentos del antiguo complejo de Iskcon en Juhu Beach, Bombay (hoy, Mumbai). ¡Fíjense en la manera cómo camina Srila Prabhupada! Su paso, ligero y presto a la vez, no sólo denota donaire, garbo, sino mucha clase. ¿Qué clase?: la de un paramahamsa. La de un hombre cual cisne. O un cisne entre los hombres. Y no un cisne más entre los cisnes, sino el prototipo de todos los cisnes que nadan en el océano de la trascendencia, en el mar sin fondo ni anchura de prema-bhakti.

Arjuna le pregunta a Krishna en la Bhagavad-Gita (2.54): “Arjuna dijo: ¡Oh, Krishna!, ¿cuáles son las señales de aquel cuya conciencia está absorta así en la trascendencia? ¿Cómo habla y qué lenguaje usa? ¿Cómo se sienta y cómo camina?”

Cuando Arjuna indaga “qué lenguaje usa”, también incluyó lo que hoy día se llama “lenguaje corporal”, ademanes, y el arte de determinar la personalidad de una persona según los movimientos y expresiones faciales, especialmente, de los ojos. “La historia está en tus ojos”, dice una antigua expresión británica y título de muchas canciones.

Lo primero que salta a la vista es que Srila Prabhupada luce fresco y radiante, cual flor de loto, tras haberse dado la ducha del mediodía. Desde que Srila Prabhupada cruza el umbral de la puerta, comienza a realizar una serie de movimientos y gestos propios de un cisne real: el modo cómo elegantemente se limpia la nariz con los dedos pulgar e índice de la mano derecha; la breve indicación que hace con esta misma mano (palma hacia arriba) al brahmacari apostado en el exterior de la puerta; el rápido movimiento que hace con el brazo y la mano derechas para pedirle a su audiencia que se sienten en el piso… Mientras se dirige a la asana, Srila Prabhupada está interactuando con todos a su alrededor. Incluso, justo en el instante posterior tras haber tomado asiento, regala al mundo entero (toda vez que lo estamos viendo ahora) una de sus sonrisas “oceánicas”, tal como las describiese Sally Agarwal.


Inmediatamente detrás de Srila Prabhupada camina su asistente, Cyavana dasa (ex Bhakti Caitanya Swami), quien solícitamente mueve uno de los blancos cojines para dar lugar a que Srila Prabhupada se acomode en esa modesta pero pulcrísima asana. Ojo: reparen que Srila Prabhupada lleva la japa en la mano, la cual coloca a su diestra. ¡Srila Prabhupada era un enamorado del canto puro del Santo Nombre! Siempre y doquiera se lo veía o bien cantando Hare Krishna con la japa, o bien cantando a viva voz, melódica y sentidamente, los Santos Nombres. O en su defecto, divulgando las glorias del Santo Nombre en sus alocuciones o en sus “éxtasis devocionales”: en sus significados Bhaktivedanta.

Por favor reparen en un detalle muy curioso y digno de mención: ¡la forma cómo se desplaza Srila Prabhupada es idéntica a la de un cisne!: apoyando todo el peso de su cuerpo en el pie que asienta en el suelo, y luego, haciendo lo mismo con el otro pie. Y se desplaza, repito, presto, con la espalda totalmente erguida y la cabeza ligeramente levantada hacia arriba. ¡Más que un perfecto caballero! Su divina Gracia lleva puestas unas pantuflas de tela, las cuales, antes de sentarse, acomoda como a un metro de distancia de la asana.

Su apariencia es impecable: está recién rapado y las marcas de tilaka en su ancha frente y la parte superior e inferior de ambos brazos, son claramente visibles, aunque las del brazo izquierdo se aprecian con lujo de detalles. El dhoti y la capa de sannyasi, de un suave tono azafrán, lucen relucientemente limpios.

Según la ciencia védica relacionada con la interpretación de la fisonomía, unas orejas grandes son indicativas de una persona que puede retener y llevar a la práctica todas las enseñanzas de su maestro espiritual. La nariz de Srila Prabhupada es muy fina y pronunciada. Orificios o fosas nasales muy abiertos o dilatados, son señal de una profunda intuición. En el caso de Su Divina Gracia, …¡infinitos sentido común y sabiduría!


Los labios de Srila Prabhupada son gruesos. Su boca es un elemento resaltante en su rostro. A través de ella paramahamsa Srila Prabhupada inundó al mundo entero, masivamente y por primera vez en la historia, con la más pura y completa presentación de la conciencia de Krishna, en estricta adhesión a la orden que le impartió su gurudeva.

Algunos de los dientes de Srila Prabhupada tienen coronas de oro. Una costumbre milenaria, no sólo en la India, sino en muchas otras civilizaciones. Según los textos del Jyotish (astrología), el usar piezas de oro augura buena salud. Y también es un lindo adorno.

Una vez sentado en la asana, el cámara hace un acercamiento de la cara de Srila Prabhupada. Se puede notar sus finos rasgos, así como la tersura de su piel dorada. Los ojos de Su Divina Gracia evaden mirar directamente a la cámara, pero con ellos capta con agudeza todo su entorno. Los años y el esfuerzo han agregado una cierta tumefacción en las paredes musculares en torno a estos. Su mirada es limpia y profunda. La de un místico.

Si lo observan detenidamente, lo primero que hace Srila Prabhupada es pedir a los devotos que canten Hare Krishna Hare Krishna Krishna Krishna Hare Hare / Hare Rama Hare Rama Rama Rama Hare Hare. ¡La misión de su vida!

Finalmente, noten la manera pesada y pausada cómo respira Srila Prabhupada. Un indicio de taquicardia. ¡Srila Prabhupada sacrificó su ingesta de alimentos, su sueño, su vida, para poder cumplir a cabalidad, triunfalmente, la orden de su maestro espiritual! Si lo juzgamos en términos materiales, como se dice en inglés, ¡Srila Prabhupada literalmente worked himself to death!: ¡trabajó tan duro, sirvió con tanto ahínco, sacrificio y devoción a Sri Guru y a Sri Gouranga, que redujo las necesidades del cuerpo a la más ascética expresión!

He aquí la rutina diaria de Srila Prabhupada tal como la detalló Hari Sauri:

06:00–06:30 hs - Aseo, limpieza de dientes y dosis de medicamentos ayurvédicos
06:30–07:30 hs - Caminata
07:30–08:30 hs - Adoración a las Deidades, guru-puja y clase del Bhagavatam
09:00–09:30 hs - Desayuno de frutas y chira
09:45–11:15 hs - Descanso de una hora en dormitorio o azotea y luego
entrevistas (con personas que generalmente tienen previa cita)
11:45–13:15 hs - Masaje con aceite al tiempo que dicta correspondencia
13:15–13:45 hs - Ducha
13:45–14:20 hs - Prasadam (almuerzo)
14:30–15:00 hs - Permanece en el despacho tratando asuntos o canta japa
15:00–16:00 hs - Siesta
16:00–17:00 hs - Se reúne con personas específicas o devotos antiguos, si los
hay. Si no, canta.
17:00–18:30 hs - Concede darsana al público
18:30–21:30 hs - Se reúne con visitantes o devotos antiguos; atiende asuntos
de la GBC, o charla sobre diversas cuestiones
21:30-00:00 hs - Leche caliente, masaje y cama
00:00-01:00 hs - Se levanta y se pone a traducir
04:30-06:00 hs - Breve descanso o japa


Finalmente, quiero llevar la atención de los espectadores del vídeo a un detalle particularmente fascinante. Y didáctico, magistral, por excelencia. Cuando llega el momento en que las niñas comienzan ha realizar su sencilla, casi chusca danza bucólica, …¡Srila Prabhupada aparta los ojos de ellas! Una, dos y hasta tres veces, ¡Srila Prabhupada deliberadamente opta por dirigir la vista a otro punto! Srila Prabhupada estaba consciente de que discípulos suyos estaban alrededor suyo. Y que su conducta no sólo sería registrada, sino emulada. Además, por disposición de la Providencia, dicha lección imperecedera quedó grabada en celuloide para enseñanza categórica a las futuras generaciones de sannyasis en la línea discipular de Sri Chaitanya Mahaprabhu. ¡Srila Prabhupada fue el maestro espiritual perfecto, autorrealizado: siempre predicó con el ejemplo!


El corazón de Srila Prabhupada era el repositorio de amor puro a Radha y Krishna, nada más. De ese corazón fluía prema extático Su Divina Gracia, jagat-guru y el sampradaya-acarya, estaba por encima de cualesquiera sentimientos o percepciones mundanos. Como en la ocasión que hizo el siguiente comentario en relación con Govinda devi dasi, su secretaria a finales de los sesenta, y quien, junto con su marido, literalmente forzó a dejar su asociación con él para que fuera a Hawaii a abrir un templo: “Yo soy un anciano [I´m an old man]. Ella es prácticamente como mi nieta. Pero para evitar críticas, le he pedido que se marche. Como dice el refrán: ´la esposa del César tiene que actuar de un modo tan idóneo, que no exista la menor duda respecto a su carácter.´”


Este vídeo, en el momento que concluyo estas líneas, ha sido visto únicamente por 483 personas. ¡Es una rareza! A decir verdad, …¡qué tesoro el que me regaló mi hermano viejo mexicano! ¡Todas las glorias sean para el glorioso paramahamsa que hizo realidad el deseo más querido [mano-bhistam] de Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura, las auspiciosas profecías de Srila Bhaktivinoda Thakura, y las palabras de la Propia Suprema Personalidad de Dios, Sri Chaitanya Mahaprabhu, de que los Santos Nombres de Krishna serían cantados en todos los pueblos y aldeas del planeta Tierra, Om Vishnu Pada Paramahamsa Parivrajacakacarya Astottara Sata Sri Srimad A.C. Bhaktivedanta Swami Maharaja Prabhupada!

He aquí el enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=hw-sX3Pmync&feature=player_embedded

2 comentarios:

J.Carlos dijo...

Un par de puntualizaciones. El devoto que usted nombra Cyavana es Caitya-Guru Dasa (ex Bhakti Caitanya Swami)

Este video esta disponible tanto en VHS como en DVD desde mediados de los años 90. No es tan novedoso, ahora si que se ha mejorado la calidad de la imagen.
Por lo demas coincido con todo lo que usted dice.

ramesh dijo...

Efectivamente es una verdadera joya este video, una hermosura!

Leer primero la bella e inspirada descripciòn de Aniruddha sobre nuestro amado Prabhupada, nos introduce y nos re-invita al profundo respeto y amor incondicional que se le ha profesado.
Son tan solo 5`:35¨ de pelìcula que delatan al verdadero devoto irradiando el amor de Krishna. Cada movimiento es una oraciòn, un pàrrafo, un poema que conmueve hasta las làgrimas. Es asombroso descubrir como con tan solo sus movimientos, su humilde y sencilla presencia, sin necesidad siquiera de escuchar su prèdica, se siente la pureza y honestidad de su alma. Se sabe, se reconoce desde dentro que es un verdadero Gurù, un Acharya, un vaishnava, un autèntico devoto de Krishna. Y el hermoso bhajan de Agnideva, enmarca perfectamente este memorable acontecimiento espiritual.

Agradecido eternamente!

RP