miércoles, octubre 07, 2009

Carta Abierta a Hridayananda


Por Harinamananda das (ACBSP)

La reciente visita de Hridayananda das G. a México D.F. ha sido todo un espectáculo de mal gusto que ha dejado un sabor muy desagradable en el corazón de todos. Desde mi anónima posición y sin ánimos de incurrir en crítica destructiva, no puedo quedarme callado y dejar que este acto pase inadvertido. Por un lado, da lástima ver cómo un hermano espiritual que ha adoptado los sumamente serios y graves papeles de guru, acarya y sannyasi, esté dando una representación teatral tan vergonzosa.

Yo recuerdo allá en los años setenta cuando Hridayananda era un sannyasi dedicado, y que a pesar de múltiples quejas en contra suya por su manera de ser despótica, se afanaba en seguir las instrucciones de Srila Prabhupada. Todos los que estuvimos cerca de él y que una u otra forma lo llegamos a conocer, tolerábamos sus defectos y excesos. A casi todos nos constaba de que no era un devoto puro, pero sí estaba dedicado a impulsar la misión de nuestro guru, Su Divina Gracia A.C. Bhativedanta Swami Prabhupada.

Por lo tanto, lo que escribo a continuación, no está motivado en absoluto por la envidia o la intención de denunciar arteramente su último desatino. Tampoco escribo para ventilar cualquier sentimiento malicioso en su contra, ni siquiera para emitir una crítica mordaz sin propósito positivo alguno. Sin embargo, siento la responsabilidad de hacer del conocimiento público la conducta referida, y la necesidad de dejar claro mi punto de vista al respecto.

Es sabiduría universal que si uno calla, se convierte en cómplice. Así que aunque esta exposición contenga inevitablemente una crítica, la misma, reitero, no tiene la intención de causar un efecto vejatorio, sino que consignar en blanco y negro mi entendimiento al respecto. Es más, quizás esto motive a otros devotos y devotas bien intencionados a exteriorizar sus respectivas opiniones y consejos, y así, entre todos, podamos ayudar a este hermano que tanto lo necesita. Por supuesto, en última instancia, no hay peor sordo que el que no quiere oír.

Nosotros, los devotos insignificantes, los grhasthas, hemos adoptado el asrama de la vida de casado y nos hemos dedicado a cumplir con nuestras responsabilidades familiares. Hemos aceptado este régimen de vida porque en un momento dado nos dimos cuenta de que no podíamos controlar plenamente nuestros sentidos. En otras palabras, a pesar del intento inicial que hicimos de contener y abatir el deseo sexual, nos percatamos que no era una acción inteligente el tratar de reprimir artificialmente dicha propensión. Por lo tanto, decidimos casarnos, tener hijos, y trabajar digna y honradamente para mantener una familia.

Lo mejor que hemos hecho fue reconocer con hidalguía nuestra atracción por el sexo opuesto, y tras contraer matrimonio formalmente, actuar con responsabilidad para sacar adelante esta institución social (si bien a todos les consta las dificultades, embarazos, vicisitudes, etcétera, que implica la vida familiar). Y por elemental obligación, en la medida de nuestra sinceridad, hacer todo lo posible para mantener el mejor estándar posible de vida espiritual.

Todo aquel que vivió varios años como brahmacari, sabe muy bien a lo que me refiero: cuesta mucho adoptar la situación existencial de grhastha, en especial, el cargar todo el peso y desgaste que esta significa. Con todo, esta posición es mucho más segura que pretender ser lo que uno no es. Es mas — para abordar ya el tema toral de este escrito—, es una vergüenza presentarse de la manera como lo ha hecho Hridayananda das G.

Quizás él piensa que está por encima de la conducta, las formalidades y el sadacara vaishnava; que “el hábito no hace al monje”. Quizás piensa: “yo soy un acarya y puedo hacer los cambios que crea pertinentes pasando por alto las instrucciones impartidas tanto por mi guru como por la cadena de sucesión discipular. Quizás piensa que “este movimiento es dinámico y para evitar un ostracismo social, es mejor que evolucionar y adoptar pautas y costumbres que sean más asequibles al público occidental. Empezando por los milenarios atuendos devocionales…”. Cuando poco antes de zarpar para Nueva York, Bon Maharaja criticó a Srila Prabhupada por no saber cómo utilizar cuchara, cuchillo y tenedor, este le respondió: “Yo no voy a Estados Unidos para aprender, sino a enseñar”.

El año pasado tuve la oportunidad de escuchar de su propia boca los argumentos que Hridayananda está esgrimiendo para justificar su “cambios”, su preferencia por la moda, las tendencias sociales (como su apoyo a los matrimonios entre homosexuales), y las ideas y temas contenidos en la literatura occidental (como la novela “Crimen y Castigo” de Fedor Dostoievski).

Sin embargo, en lo que a nosotros, los discípulos de Srila Prabhupada concierne, lo importante no son los argumentos de Hridayananda; lo importante son las instrucciones, directrices, ejemplo, etc. que Srila Prabhupada nos ha legado. Srila Prabhupada criticó a sus hermanos espirituales que al principio de la década de los treinta del siglo pasado, comisionados y subvencionados por el propio Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura para diseminar la conciencia de Krishna en Europa, regresaron a India poco tiempo después vestidos de karmis. Esto desagrado mucho a Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati. Y me imagino que también fueron objeto de críticas por parte de la comunidad vaishnava de ese tiempo.

Yo personalmente recuerdo como Srila Prabhupada hacía mucho énfasis en que sus discípulos teníamos que presentarnos ante el público como auténticos devotos: con la cabeza rapada, sikha, con kunti-malas, tilaka, etc. Qué decir del que supuestamente representa en forma genuina no sólo a Srila Vyasadeva, sino al inaugurador de nuestra línea discipular, Sri Chaitanya Mahaprabhu, que por antonomasia es el modelo perfecto de un sannyasi que ha abandonado el “excremento” que son las mal llamadas “sociedad”, “amistad” y “amor” del mundo material, y ha abrazado de lleno la vida devocional. Dicha transición precisamente se ve reflejada en el abandono de todo aquello que tenga siquiera un aroma o apariencia a la vida mundana que se dejó, y en la adopción de hábitos externos —de conducta y de expresión— que muestren a la gente común que dicha persona (la que adoptó la orden de vida de renuncia) ahora está consagrada a Dios. Srila Prabhupada siempre dijo que simplemente por contemplar el aspecto exterior de un vaishnava —con su cabeza rapada y marcas de tilaka bien pintadas, con su sikha y sus atuendos anaranjados o blancos, y con la japa en la mano—, la gente corriente de inmediato se purificaría y el pensamiento le saltaba espontáneamente: “Ah, aquí está un hombre de Dios”.

Si Hridayananda das sigue actuando, insistiendo en vestirse a la usanza occidental y en secundar tendencias sociales del “nuevo orden mundial”, díganme ustedes, apreciados lectores, ¿dónde está la prueba de que este hombre se ha integrado de lleno a la cultura y filosofía de la conciencia de Krishna? ¿Dónde está la voluntad, el deseo, de seguir los pasos de nuestro maestro espiritual, Srila Prabhupada? ¿Dónde está su deseo de demostrarle a las almas condicionadas que no es una persona común y corriente del mundo material, y en vez de continuar la costumbre de nuestros acaryas genuinos de lucir el santo y sencillo hábito de renunciante, opta “sofisticadamente” por vestir camisas deportivas Polo, pantalones Dockers y hasta un vulgar gorro de béisbol? ¡Ni siquiera los rimpoches budistas, …¡ni siquiera las viudas líderes de los especuladores Brahma-kumaris!, con todo y su ateísmo velado y mentalidad de “homogenizarlo todo”, han optado por deshacerse de las túnicas védicas, y reemplazarlas por ropas “modernas” que ponen en evidencia el carácter materialista [por no decir sensual] de la actual civilización occidental.

Rama Krishna y Vivekananda, en su afán de “plegarse” a las costumbres occidentales, transigieron tanto que llegaron al colmo de comer carne. Srila Prabhupada escribió un artículo ridiculizando la misión Rama Krishna y llamándola “murgi Mission” [la Misión gallina, por el hábito que adoptaron de comer carne de pollo].

Hoy día, con todo y su fastuoso título de “Doctor en sánscrito” otorgado por la universidad de Harvard (recuerdo el argumento que sacó a relucir cuando se inscribió en la misma: “Voy a asistir a la universidad para luego predicar a los no devotos”), Hridayananda no se viste como un monje monástico de la línea gaudiya-vaisnava, no canta los mantras gayatris (los sastras dicen que luego de un año de no cantarlos, uno pierde irrevocablemente su condición de brahmana) y no canta rondas. Así mismo, no asiste a ninguna función devocional, no tiene un altar en su casa, y tampoco adora a las Deidades.


Mi hermano espiritual, Hridayananda das, si te da vergüenza vestir como sannyasi, si no sigues estrictamente las reglas y requerimientos de este asrama, entonces no experimentes ni pena ni desasosiego. Y tampoco entres en una crisis emocional. Por favor selecciona a una devota decente y cásate. Nadie te lo va a recriminar; al contrario, si bien un tanto decepcionados, los devotos aplaudirán tu valor y tu honestidad. Quizás así puedas dar un mejor ejemplo y no crear confusión —y lo que es peor, dado la enorme inversión emocional que han hecho en tu persona, se den a la absurda tarea de racionalizar tus actos para recubrirlos de “bhakti”— en aquellos que por bisoños, peleles o ignorantes, todavía creen que tú eres “un devoto puro”, uno de los “once” primeros “acaryas”. Tú mismo, con tus propias acciones y desviaciones (incluyendo la publicación del “Origen de la Jiva”), te has encargado de echarte fango por todo el cuerpo, y encima, ahora pretendes insultar la inteligencia de los devotos serios cuando tratas de justificar tus necedades.

En noviembre del año pasado (2008) te visité en la comunidad de Alachua. Durante mis cinco días de estancia me alojé en la casa de un amigo, un muchacho a quien yo predique y convencí de mudarse a Alachua para iniciarse en el servicio devocional. Noté que este bhakta no vestía como un vaisnava, ni lucía tilaka. A pesar de que es muy regulado y asistió a mangala-aratik todos los días que estuve con él, siempre lo veía con ropa karmi. Dada la confianza que nos profesamos, le pregunté cuál era el motivo por el que desdeñaba las instrucciones de Srila Prabhupada al respecto. Este bhakta me respondió: “Hridayananda G. nos ha aconsejado que no nos rapemos la cabeza, que no luzcamos más sikha y no usemos ropas devocionales”. A continuación yo emprendí una alocución filosófica e histórica. Tras escuchar mis argumentos, el muchacho en el acto admitió que había cometido un grave error por haber seguido tus “consejos”, Hridayananda das.

Tras dicho incidente, he hablado con él telefónicamente en varias ocasiones, y me cuenta que ahora se siente muy contento y realizado de ponerse dhoti y kurta, y de decorarse con tilaka doce partes del cuerpo, tal como manda Srila Rupa Goswami en su “Néctar de la Devoción”. Me ha dicho categóricamente que ahora sí sigue las instrucciones dadas por Srila Prabhupada, no sólo en el tema en cuestión, sino en todos los demás aspectos.

El punto que quiero resaltar aquí es que la actitud de Hridayananda esta causando mucha confusión y zozobra entre los neófitos, por muchos años que tengan de “ponerse el disfraz” de vaishnavas. Por sus arraigados condicionamientos —consecuencia de millares de vidas en el mundo material— y la falta de una guía idónea, ellos ven la conducta equivocada de Hrdayananda como un ejemplo a seguir. Estos kanistha-adhikaris, que no están muy lejos de la línea de demarcación entre el ámbito del servicio devocional rudimentario y la grotesca vida material (“el niño que llora, y la madre que lo pellizca”), están siendo expuestos a un ejemplo nada edificante, mucho menos saludable. Puede dar al traste con sus loables aspiraciones iniciales de volverse devotos, sirvientes del sirviente del Señor de las Gopis, mil veces relegados. Yo, impelido por un sentido de responsabilidad y por el celo de mantener incólume el nombre de mi maestro espiritual, Su Divina Gracia A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, declaro aquí, desde mi humilde pero experimentada posición, que hago el presente exhorto para prevenirlos no sólo a ellos, sino a ti (por si acaso no te has dado cuenta por qué camino andas). Por favor, Hridayananda das, ¡detén tu conducta necia, termina con la típica soberbia que te ha caracterizado, que ahora definitivamente te ha cegado! Te lo pido con toda sinceridad y con las mejores intenciones: ¡ya no crees más confusión y “fundamentalismo religioso” entre los devotos de Latinoamérica!, la mayoría de los cuales, reitero, son neófitos, susceptibles al engaño y la manipulación de aquel a quien ven como su “guía máximo”!


Lo que hemos estado presenciando en ISKCON desde los últimos 32 años, es muy triste y lamentable. Todo tipo de desviaciones están a la orden del día, no es sólo Hridayananda, sino en muchos otros dirigentes que de una u otra manera han desarrollado el poder místico de ser dos personas diferentes al mismo tiempo, y todo esto avalado y bendecido —pasado por alto por motivos políticos, hecho de lado con la vista gorda—, por la cúpula gobernante de ISKCON: la GBC.

Hridayananda ha logrado estar en dos lugares al mismo tiempo. “Me presento como sannyasi, como guru, y desvergonzadamente, sólo impulsado por mi deseo consciente o inconsciente de saciar mi ego, acepto un nivel de adoración únicamente reservado para un devoto puro, para el sagrado representante de Srila Vyasadeva (como lo fue Srila Prabhupada). Por otro lado, llevo una vida diferente, privada. Sí. Tengo no sólo mi propia/s casa/s, sino una millonaria cuenta bancaria. También tengo un trabajo karmi, visto de karmi, y en contra de lo que personalmente me ordenó Srila Prabhupada tras simular en Mayapur que me daba un golpe con la danda, me relaciono con mujeres abierta y descaradamente. Encima, no asisto a ningún programa (para ser franco: ni los observo en mi casa), no canto más los mantras gayatris, y ni siquiera canto regularmente mis dieciséis rondas del excelso y munificiente maha-mantra, la razón de ser del devoto de Krishna.

“¡Caramba!, …y saben qué es lo más chistoso: ¡la gente me adora por tener esta doble personalidad, por haber desarrollado este rarísimo poder místico! [“La inmensa mayoría de personas en este mundo, son lo que yo llamo ‘animales de rebaño’”. John Palmer, 2009. Cirujano plástico estadounidense] A decir verdad, se requiere de un poder místico avieso para hacer esto, o estar rodeado de una multitud de ignorantes incapaces de entender “la verdad más elevada que existe. La verdad más elevada que existe es la realidad que, por el bien de todos, se hace distinguir de lo ilusorio” (Srimad-Bhagavatam, 1.1.2). Y por si fuera poco, estos ignorantes, por no tener dignidad ni conocimiento, no reparan la mayúscula ofensa que cometiste contra ellos cuando los dejaste plantados durante el Ratha-yatra. Para ellos, …¡fue el último de tus “pasatiempos”!

Hridayananda, escúchame: yo tengo tu misma edad, te conozco desde hace más de treinta anos, hemos abrazado el mismo sendero espiritual, y tenemos en común al mismo y glorioso guru. Por lo tanto, apoyado en estas realidades, para beneficio de la misión de nuestro amado Srila Prabhupada (ojalá lo ames tanto como yo), te pido muy encarecida y fraternalmente: por favor adopta la vida de casado. Créeme, no es tan mala si uno actúa con responsabilidad. Te garantizo que si eres sincero, avanzarás mucho más de donde estás ahora: en ese hazmerreír que has hecho de tu sannyasa, en ese limbo sórdido e hipócrita —por favor, te pido mil disculpas por mi franqueza— que te ha mantenido atascado, encarcelado, y sin poder un paso más en la dirección correcta. No te voy a decir que la vida familiar es fácil, pero es lo más aconsejable y juicioso para ti.


Tus acciones claramente nos demuestran que no estás a la altura de lo que pretendes o aparentas ser. Nos das a entender que estas confundido, descarriado, y que necesitas cambiar tu condición existencial por una que haga menos daño no solamente a tu persona, sino principalmente a la misión de nuestro gurudeva. No puedes seguir manteniéndote a flote por mucho tiempo más en esa endeble plataforma a la que te has encaramado. Si insistes en continuar tu teatro —y no será por mucho tiempo, aunque para justificarte salgas con toda clase de malabarismos de palabras y citas de Srila Prabhupada— el resultado final será muy doloroso: por fingir estar en un plano existencial y devocional que no te corresponden, caerás irremediablemente. Hoy día hay muchos gurus engañadores, incluso en ISKCON, que predican cualquier cosa; no obstante, Srila Prabhupada siempre quiso que sus discípulos, especialmente aquellos que tenían la posición de líderes, dieran el mejor ejemplo y “siguieran sus pasos” sin desviarse un milímetro. Que no cambiasen una sola palabra de lo que había dicho, so pena de provocar “caos”.


Si tú, al igual que Guru Prasad Swami., te aferras en mantener a como de lugar —y a pesar de dar muestras tangibles de que tu mente mora en los objetos de los sentidos [Bhagavad-gita 3.6]—, esa ilusoria posición de liderazgo, eso es tu libre, soberana y peligrosísima decisión. Sin embargo, por el amor que tenemos la obligación de profesarle a Srila Prabhupada, te repito mi sincero pedido una vez más: no le hagas más daño a su mision ni a sus seguidores, y, por favor, ¡cásate!

Sinceramente,

Harinamananda das (ACBSP)

9 comentarios:

Bhagavat Dharma Das dijo...

Yo aprecio mucho lo que Hridayananda hizo en el pasado, pero la verdad es que desde hace ya mucho tiempo ha caído y creo que si domina un poco su super ego falso y acepta las cosas y se casa, podrá seguír tal vez como guru de sus discipulos, no se, no se necesita ser sannyasi para ser guru, pero debe centrarse y poner los pies en la tierra, si no la caida será aparatosa y vergonzosa. No quiero imaginar como quedarán sus discipulos...

xavier dijo...

Haribol queridos devotos vaisnavas
las cosas no son tan simple como apararecen ser
son muy serias
todo esto viene sucediendo desde ya hace mucho tiempo
El GBC de ISKCON lo savbe y lo han estado cubriendo
LO PERO DE TODO QUE ESTA HABALNDO MAL DE S.P..
esto si se devbe de parar?
como mandar muchas cartas comentarios en ingles al gbc (que la mayoria de Ellos son devotos americanos y habln Ingles) mandar sugerencias y peticiones para que pare de habalr mal de S.P.

Dharma dijo...

Aqui este devotito todavia esta esperansado en que quizas o quien savbe ?
La realidad es otra la gran Mayoria de sus discipulos ya los dejado solomente unos cuantos quedan. y una vez que un suami cai de su plataforma o Ashrama a Grihastra no deve de iniciar discipulos .
debes de leer bien loslibros de S.P.
o por lo mejos preguntarle a alguien que sepa bien las sastras

kasyapa das dijo...

Reverencias y Glorias a Prabhupada.
Es una verdadera pena y da verguenza ajena, el comportamiento no tanto del profesor Resnick (me imagino que prefiere que le llamen así) -el cual viene manifestando desde hace muchos años ya-, sino el comportamiento de los devotos,
los cuales deberían estarle exigiendo explicaciones de su comportamiento karmi al guru o al sanyasi, en lugar de aceptar cualquier explicación simplista y poco elaborada, como verdad.
Srila Prabhupada siempre fué muy exigente en cuanto al uso de la inteligencia y el sentido común por parte de los devotos, el no quiere tontos. El Gita está llena de citas en ese sentido. Y aquí estamos ante una clara muestra de todo lo contrario.
Si no fuera tan penoso este incidente, sería digno de estudio.
Y luego tenemos que defendernos cuando personajes disfuncionales como estos hablan de la poca inteligencia del devoto latinoamericano, y ¿como podemos defendernos ante evidencia tan clara como esta?
Muchas gracias por el espacio.
Su sirviente
Kasyapa das

Bhagavat Dharma Das dijo...

Ok, Dharma, gracias por la información. Hare Krishna.

Dharma dijo...

" La Verdad Tal Como Es."
"The Thruth As It Is."
Srila Prabhupada Dice .
La verdad se debe de hablar aunque algunas veses no suena agradable para los oidos de las personas .
Peticion, Mandatoria.
Que Hridayananda d. deje por favor de decir disparates o de hablar tonterias de
El Fundador Acarya A.C. B.S.Srila prabhupada .
Hay muchos testigos que lo han escuchado hablar o blasfemar de Su Divina Gracia S.P.
Hay un Corto Video en You-Tub.
que un devoto, Ameyatma Puso , con el titulo de "cuidado con la obscuridad,de H.d.? esta en Ingles, esa fue una cancion popular del famoso cantante
George H.Beatlees .ahi sale H.d. diciendo estupideces de S.P.
Eso quiere decir y esta claro que ya perdio todo el conocimiento espiritual que s.p. y Sri Krsna le dieron...Estas en Maya H.D.(o se cree mas avanzado que S.P.? como sea estas ofendiendo a S.P. quien te dio todo, te trajo de vuelta ala vida ,estabas en el infierno comiendo basura viviendo como un animal sofisticado.antes de conocer a S.P.
Este individuo se debe de disculpar publicamente sobre todas las tonterias que ha dicho.
Realmente da lastima y pena sobre su situacion de este, individuo, su destino puede ser muy malo si no se corrigue.
Se asocia demasiado con las mujeres .
No tiene Sadhana como dice Harinamananda .
Estas Predicando todo ;lo contrario Que dice S.P.
No tegusta asociarte casi nuncA CON LOS DEVOTOS
Srila Prabhupada dice Lo mas Importante en la Vida espiritual es la asociacion con dvotos Sadhu Sanga,.
La mayoria de tus discipulos ya te han rechasado utomaticamente, por hablar mal de S.P. y no seguirlo. tus hermanos Espirituales , por pena no tedicen nada
Pero me gustaria tener un panel de mas devotos que te digan en tu cara que
Despierta , sal de Maya , date cuenta estas mal no ers algo tan especial , y sobre todo para de decir estupideces de S.P.
por no decir pendejadas
Cambiastes muchos programas establecidos en algunos templos , como en Atlanta, T.
La Adoracion de las Deidades Le especulaste mucho , los devotos ahi estan desconformes ,y tus Hermanos Espirituales .
S.P. en muchisimas Ocaciones en sus Libros y cartas mencina que la ropa devocional es Importante.
Ya no Llevas la vida devocinal de un suami
El GBC de ISKCON, deben de parar que Ofendas mas a S.P.
y que no Instruyas mas a los devotos nuevos y
"sobre todo no iniciar mas a devotos que ingresan a la Sociedad de S.P.
la cual El Establecipo y Organizo Personalemente.
y tu le estas hablando mal de El y le estas quitando sus seguidore al instruirlos que no husen ropa dcevocional etc
Para esas Tonterias Ya.
Para de Hablar Mal de S.P Ya .
si todavia te queda, un poco de Inteligencia y Pidele Perdon a Srila Prabhupada El es demasiado Misericordioso, se un poco Humilde y pidele Perdon .
Que Srila Prabhupada y Sri Krsna se Apiaden de ti y te den su Misericordia para que puedas rectificarte .
Hare Krsna

Bhagavat Dharma Das dijo...

Una visión del profe

En el apartado 50 del segundo libro del “Néctar de Prabhupada”, se lee esto sobre una visión de Hridayananda:

“Una mañana caminábamos con Srila Prabhupada por el Battery Park de Nueva York. En aquella mañana en particular Srila Prabhupada no hablaba, solo nos dijo:
-Canten Hare Krishna-. Quiso que cantásemos japa, y el también cantó japa. Por un golpe de buena fortuna, mi japa aquel día empezó a salir bien. Así que estaba cantando mi japa con mucho entusiasmo, y Prabhupada lo aprecio. Con sus miradas me animaba. Era una cosa intima, confidencial. Yo me sentía extático, y Prabhupada me estaba mirando, reconociendo mi éxtasis. Como maestro espiritual mío, el me animaba, y yo también lo miraba con gran gratitud y reverencia al entender que todo mi éxtasis en realidad venia de sus pies de loto. Entonces, caminando por el parque, de pronto comprendí que estábamos en Vrindavana. Por misericordia de Prabhupada, todo el parque se había transformado en el mundo espiritual. Sentí que estaba en Vrindavana, y a medida que caminaba y cantaba más entusiastamente, entendí que Prabhupada, por su misericordia sin causa hacia mí, había manifestado el mundo espiritual dentro de aquel parque de Brooklyn. Mi éxtasis aumento al darme cuenta de que Radha y Krishna y Sri Balarama y los pastorcillos de vacas y todo estaba de algún modo en aquél parque. Cuando me estaba dando cuenta de esto, Prabhupada me miró, y comprendí que me estaba dando su misericordia especial. De alguna manera tuve esa visión maravillosa, mirándolo con gratitud cuando el, aprobando mi canto entusiasta, me miró. Por supuesto, mi entendimiento fue completamente insignificante comparado al entendimiento de Prabhupada, pero aún así yo era como su niño, y el me estaba animando en mi éxtasis”.
Entrevista con Hridayananda dasa Goswami.

¿Algún comentario?, vamos no sean tímidos.

DEVARSHIPERU dijo...

Para mi que Hridayananda estaba imaginando,no realmente experimentando Vrindaban. Leyendo eso nos crea una falsa imagen que el es tan especial que puede acceder a Goloka vrindaban, y por lo tanto es un alma realizada.

jajaja es un chiste, en el mismo libro del nectar de Srila Prabhupada, al final casi, de un diario de srila Prabhupada, dice: "antes de avanzar en conciencia de krsna , un o tiene que conocerse a si mismo"

eso que Srila Prabhupada escribio, me parece mas real que lo menciona Hridayananda.

Bhagavat Dharma Das dijo...

Si, es un chiste de mal gusto por parte del profe resnick, que denota su egocentrismo, espero que no haya estado drogado ese día.

Los once autoproclamados gurus, uno a uno han tenido que morder el polvo; su paso por la conciencia de Krsna ha quedado registrado historicamente y podemos ver como los intereses egoístas y la oportunidad causarón estragos en ISKCON.
Esos once autoproclamados acaryas de zona, poniendose ellos mismos nombres como acharyadeva, bhaktipada, etc., subajando a sus hermanos espirituales, unsultando a sus tios espirituales, viendo con desprecio a sus discipulos, destruyendolo todo pacientemente.
Recuerdo a Bhagavan das, "vivir al estilo Bhagavan das", me viene a la memoria Jayatirtha das, Harikesa das, Ramesvara das, Bhavananda, Hamsadutta, el quinto asrama para Satsvarupa y su fijación en el sexo, su libro y pinturas, su tentativa para persuadir a Srila Prabhupada. ¿Quién no recuerda el caso de Tamal Krishna das?, lo que dijo, hizo, desdijo, deshizo, etc. Jayapataka insultando a Sriddhara Maharaja, sus reacciones karmicas. Hridayananda das gritandole demonio a Pradyumna prabhu y ¿Quien puede olvidar al rey Kirtanananda?, se vestia con la indumentaria de un rey, luego como franciscano, todas sus invenciones, asesinatos y un larguisimo etc. Hridayananda está peleando por el primer lugar de los kali-chelas, tiene un poco o un mucho de algunas de las malas cualidades de todos. Y sigue vigente hasta este momento, creyendose mas grande que su propio Maestro Espiritual y que el parampara pues contradice abiertamente a Prabhupada y a las escrituras mismas y enseña con su ejemplo todo lo que un fiel seguidor de maya hace, es la representación perfecta de un sirviente y fiero seguidor de maya, de un demonio, de un kali-chela que está destruyendo la misión de Srila Prabhupada desde dentro. Habria de tenersele compasión a semejante alma caída pero el no lo permite al hacer uso de su enorme ego y criticar abiertamente a Prabhupada, al Jagat-guru, al saktyavesa avatara enviado personalmente por Sri Caitanya Mahaprabhu para distribuír el Santo nombre por todo el mundo.
¿Que podemos hacer "los de abajo"? Todos los devotos de todos lados que le tengan amor a Srila Prabhupada deben protestar y exigir que el profe sea echado, deben de presionar y darle la espalda a este kali-chela que intenta destruir la misión de Srila Prabhupada desde dentro. Nuestro lema debe ser escuchado: “Queremos fuera a Hridayananda, ¡y lo queremos YA!”.